Invitamos a los buscadores de la verdad a contactar con nosotros.

Seguir al Cordero y cantar nuevos cánticos

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Ancho de página

0 Resultado(s) de búsqueda

No se encuentra los resultados.

272 La devoción del amor

1 ¡Oh, Dios Todopoderoso! ¡Eres tan honrado, tan bueno y hermoso! Seguiste la voluntad del Padre para venir a este mundo, te vestiste de carne, expresaste la verdad y trajiste el juicio. Eres justo y majestuoso y no toleras ofensa humana. Has sufrido de todo sin quejarte para salvar a la humanidad. Día tras día, año tras año, soportas tantas calumnias, persecuciones, tantas dificultades por parte de la gente de este mundo. En la enfermedad y el dolor Tú sostienes y riegas al pueblo escogido de Dios, obras en nosotros la verdad y la vida. ¡Oh, Dios! Eso revela Tus verdaderos sentimientos. Es el sacrificio de Tu vida, la manifestación de todo Tu amor. Tu amor es tan grande, Tu carácter honorable no tiene igual. ¿Cómo podríamos no bailar con alegría y cantar alabanzas hacia Ti?

2 ¡Oh, Dios Todopoderoso! ¡Eres tan honrado, tan bueno y hermoso! Caminas entre las iglesias y pronuncias palabras. Tus palabras nos guían a diario, juzgan y purifican nuestro carácter corrupto. A través de las pruebas y el refinamiento vemos Tu auténtico amor. Día tras día, año tras año, soportas nuestra oposición y rebeldía, los malentendidos y quejas. Con una paciencia inquebrantable, Tú provees para nuestras necesidades. Hemos obtenido la verdad y hemos tenido nueva vida. ¡Oh, Dios! Al experimentar Tu obra, llegamos a conocer Tu amor. Hemos visto Tu amor, misericordia, justicia y santidad. Estamos dispuestos a darte nuestros corazones, a entregarnos por completo. El deseo de nuestro corazón es amarte siempre y dar testimonio de Ti.

Anterior:El amor de Dios Todopoderoso es el más puro

Siguiente:Oh, Dios, te echo de menos