95 El amor de Dios

¡Oh, Dios Todopoderoso! Has venido a este mundo desde el cielo.

Sigues la voluntad del Padre para salvar al hombre,

Te vestiste de carne, expresaste la verdad, y trajiste el juicio.

Eres justo y majestuoso y no toleras ofensa humana.

Has sufrido de todo sin quejarte para salvar a la humanidad.

Día tras día, año tras año,

soportas tantos rechazo, calumnias y persecuciones, y tantas dificultades.

Expresas Tus palabras para proveer a Tus escogidos y guiarlos;

infundes verdad y vida en nosotros.

¡Oh, Dios! Das todo Tu amor por el bien de la humanidad.

Pagas cualquier precio sin arrepentirte y sin quejarte.

Tu amor es tan grande, Tu carácter honorable no tiene igual.

¿Cómo podríamos no bailar con alegría y cantar alabanzas hacia Ti?


¡Oh, Dios Todopoderoso! ¡Eres tan honrado, tan bueno y hermoso!

Caminas entre las iglesias y pronuncias palabras.

Tus palabras nos guían a diario,

juzgan y purifican nuestro carácter corrupto.

A través de las pruebas y el refinamiento vemos Tu auténtico amor.

Día tras día, año tras año,

soportas nuestra oposición y rebeldía, los malentendidos y quejas.

Con una paciencia inquebrantable, Tú provees para nuestras necesidades.

Hemos obtenido la verdad y hemos tenido nueva vida.

¡Oh, Dios! Al experimentar Tu obra, hemos llegado a conocer Tu amor.

Tu carácter es justo y santo y es muy adorable.

Estamos dispuestos a darte nuestros corazones, a entregarnos por completo.

El deseo de nuestro corazón es siempre amarte y dar testimonio de Ti.

Anterior: 94 Dios nos ama tan profundamente

Siguiente: 96 Dios ha pagado un precio tan alto

Los desastres son frecuentes. ¿Quieres saber cómo recibir al Señor antes de los grandes? Contáctanos ahora y exploremos juntos para encontrar el camino.

Contenido relacionado

Ajustes

  • Texto
  • Temas

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Interlineado

Ancho de página

Índice

Buscar

  • Buscar en este texto
  • Buscar en este libro