10 Dios ha traído Su gloria al este

I

Dios dio Su gloria a Israel, y luego la sacó de allí,

trajo a los israelitas y a todos los hombres al Este.

Dios los guió hacia la luz

para que se reunieran de nuevo con la luz,

y no tuvieran que buscarla, buscar la luz.

Dios permitirá a quien busque, que pueda volver a ver la luz

y la gloria que Él tuvo en Israel,

que descendió en una nube blanca entre los hombres.

Verán las nubes blancas, verán racimos de fruta,

más aún verán a Jehová, Dios de Israel,

verán al Maestro de los judíos, verán al esperado Mesías

y toda la aparición de Dios perseguido por reyes desde siempre.

II

Dios hará la obra de todo el universo y hará una gran obra,

mostrará al hombre toda Su gloria y Sus actos en los últimos días.

Dios mostrará Su rostro de gloria

a aquellos que lo han esperado por muchos años,

a todos los que ansiaron verle venir sobre una nube blanca,

a Israel que ha anhelado que Él aparezca una vez más,

a la humanidad que le persigue,

para que sepan que hace mucho tiempo

Dios se llevó Su gloria, se la llevó al Este.

¡No está en Judea, porque los últimos días han llegado!


Adaptado de ‘Los siete truenos retumban: profetizan que el evangelio del reino se extenderá por todo el universo’ en “La Palabra manifestada en carne”

Anterior: 9 Venid a Sion en alabanza

Siguiente: 11 Los decretos administrativos abiertos de Dios al universo

Los desastres son frecuentes. ¿Quieres saber cómo recibir al Señor antes de los grandes? Contáctanos ahora y exploremos juntos para encontrar el camino.
Contacta con nosotros por Messenger
Contacta con nosotros por WhatsApp

Contenido relacionado

37. Solo entendiendo la verdad se puede tener discernimiento

Entendí que se estaba abordando de acuerdo con las exigencias de la obra de Dios y la esencia de las personas, y no haciendo un uso a ciegas de o reemplazando a las personas a voluntad. Además, la iglesia no reemplaza a las personas sobre la base de que hayan expresado alguna corrupción, sino que determina las cosas sobre la base de su esencia.

Capítulo 41

Una vez llevé a cabo una empresa entre los hombres, pero ellos no se dieron cuenta y, por tanto, tuve que usar Mi palabra para revelársela....

Ajustes

  • Texto
  • Temas

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Interlineado

Ancho de página

Índice

Buscar

  • Buscar en este texto
  • Buscar en este libro