Invitamos a los buscadores de la verdad a contactar con nosotros.

Seguir al Cordero y cantar nuevos cánticos

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Ancho de página

0 Resultado(s) de búsqueda

No se encuentra los resultados.

36 ¿Conoces la fuente de la vida eterna?

Velocidad

36 ¿Conoces la fuente de la vida eterna?

I

La fuente de la vida del hombre es Dios;

tierra y cielo viven por Su poder.

Nada vivo puede liberarse de la ley de Dios y Su autoridad.

No importa quién seas tú, ¡todos han de obedecer a Dios,

rendirse a Su dominio, Su control y mandamientos!

Quizá ansíes encontrar la vida y la verdad

y al Dios en quien confiar para recibir la vida eterna.

Si tú quieres la vida eterna,

encuentra su fuente y dónde está Dios.

Dios es vida que no cambia,

sólo Él tiene el camino de la vida.

Como Dios es el camino de vida,

Dios es el camino a la vida eterna.

II

Dios tiene soberanía sobre todas las cosas en el universo.

Es el pilar de cada corazón, vive y respira entre los hombres.

Sólo así puede nueva vida traer

y guiar al hombre en el camino de vida.

A vivir entre hombres viene Dios a la tierra,

para que el hombre obtenga vida y exista.

Dios gobierna el universo para servir a Su gestión.

No sólo en el cielo o en el corazón del hombre,

en este mundo vive Dios.

Negar esta verdad no te traerá

ni el camino de vida ni el de la verdad.

Si tú quieres la vida eterna,

encuentra su fuente y dónde está Dios.

Dios es vida que no cambia,

sólo Él tiene el camino de la vida.

Como Dios es el camino de vida,

Dios es el camino a la vida eterna.

Si tú quieres la vida eterna,

encuentra su fuente y dónde está Dios.

Dios es vida que no cambia,

sólo Él tiene el camino de la vida.

Como Dios es el camino de vida,

Dios es el camino a la vida eterna.

Dios gobierna el universo, Él es el único camino de vida.

Dios es el camino a la vida eterna.

Adaptado de ‘Sólo el Cristo de los últimos días le puede dar al hombre el camino de la vida eterna’ en “La Palabra manifestada en carne”

Anterior:La esencia de Cristo está determinada por Su obra y expresiones

Siguiente:Las palabras de Dios son la verdad que nunca cambia