488 Cómo entrar en la realidad de las palabras de Dios

Quienes se dan del todo a Dios,

se sitúan enteramente frente a Él,

pueden Sus palabras obedecer de todo corazón,

poner Sus palabras en práctica.

Si tú actúas según Su voluntad,

dejas a un lado la carne, trabajas para Su voluntad cumplir,

¡entrarás en la realidad de la palabra de Dios, de la palabra de Dios!

Ellos vuelven la palabra de Dios el pilar de su existencia,

buscan las partes de la práctica en las palabras de Dios.

Así es alguien que vive de verdad en presencia de Dios.

Si tú actúas según Su voluntad,

dejas a un lado la carne, trabajas para Su voluntad cumplir,

¡entrarás en la realidad de la palabra de Dios!

Si tú haces lo que es bueno para tu vida y cumples Su voluntad,

leyendo Sus palabras, puedes cubrir tus necesidades,

obtener lo que te falte, ser transformado,

así cumplirás la voluntad de Dios.

Si tú actúas según Su voluntad,

dejas a un lado la carne, trabajas para Su voluntad cumplir,

entrarás en la realidad de la palabra...

Cuando se habla de entrar de manera más realista en la realidad de las palabras de Dios,

esto significa que puedes llevar a cabo tu obligación y cumplir las exigencias de Dios.

Solo estos tipos de acciones prácticas pueden denominarse entrar en la realidad de Sus palabras.

Si eres capaz de entrar en esta realidad, entonces poseerás la verdad.

Este es el principio de entrar en la realidad;

primero debes someterte a este entrenamiento y solo después de esto podrás entrar en realidades aún más profundas.

Si tú actúas según Su voluntad,

dejas a un lado la carne, trabajas para Su voluntad cumplir,

¡entrarás en la realidad de la palabra de Dios, de la palabra de Dios!

Sí, ¡de la palabra de Dios, de la palabra de Dios!

Adaptado de ‘Aquellos que de verdad aman a Dios son los que pueden someterse completamente a Su practicidad’ en “La Palabra manifestada en carne”

Anterior: 486 Equiparte con las palabras de Dios es tu máxima prioridad

Siguiente: 489 Lee las palabras de Dios en relación a tus estados

Los desastres son frecuentes. ¿Quieres saber cómo recibir al Señor antes de los grandes? Contáctanos ahora y exploremos juntos para encontrar el camino.

Contenido relacionado

Ajustes

  • Texto
  • Temas

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Interlineado

Ancho de página

Índice

Buscar

  • Buscar en este texto
  • Buscar en este libro