88 Cómo establecer relaciones normales con Dios

I

Una relación normal con Dios

empieza al calmar tu corazón.

Aunque no conozcas Su voluntad,

cumple con tus deberes con Él.

No es tarde para esperar a que

Dios revele y ponga en práctica Su voluntad.

Cuando tu relación con Dios es buena,

también lo es con los de tu alrededor.

Una relación normal con Dios está libre de dudas,

no desafía la obra de Dios.

Cuando estés ante Su trono,

tus intenciones deben ser buenas,

sin planes personales.

Acepta la búsqueda de Dios, sométete a Él,

haz el bien por la familia de Dios.

Si practicas de este modo,

tu relación con Dios será normal.

Oh, normal. Oh, normal.

II

Comer y beber la palabra de Dios,

la roca sobre la que todo construyó.

Sigue las órdenes de Dios, no te resistas ni te perturbes.

No actúes a menos que beneficie a

tus hermanos y hermanas en Cristo.

No le avergüences, sé justo y honesto,

haz cosas merecedoras de Dios.

Una relación normal con Dios está libre de dudas,

no desafía la obra de Dios.

Cuando estés ante Su trono,

tus intenciones deben ser buenas,

sin planes personales.

Acepta la búsqueda de Dios, sométete a Él,

haz el bien por la familia de Dios.

Si practicas de este modo,

tu relación con Dios será normal.

Oh, normal. Oh, normal.

III

Aunque la carne es débil, puedes priorizar a la familia de Dios

como la cosa más importante, ignorando toda pérdida.

No busques tu propio beneficio y actúa con justicia.

No busques tu propio beneficio y actúa con justicia.

(Normal. Normal. Normal. Oh…) Sí…

Una relación normal con Dios está libre de dudas,

no desafía la obra de Dios.

Cuando estés ante Su trono,

tus intenciones deben ser buenas,

sin planes personales.

Acepta la búsqueda de Dios, sométete a Él,

haz el bien por la familia de Dios.

Si practicas de este modo,

tu relación con Dios será normal.

Oh, normal. Oh, normal. Sí… Oh, normal. Oh, normal.


Adaptado de ‘¿Cómo está tu relación con Dios?’ en “La Palabra manifestada en carne”

Anterior : 87 Benditos los que estiman la palabra de Dios

Siguiente : 89 Sigue el camino de Dios en todas las cosas grandes o pequeñas

Los desastres son frecuentes. ¿Quieres saber cómo recibir al Señor antes de los grandes? Contáctanos ahora y exploremos juntos para encontrar el camino.
Contáctanos
Contacta con nosotros por WhatsApp

Contenido relacionado

Capítulo 23

Mientras Mi voz retumba, mientras brota fuego de Mis ojos, vigilo toda la tierra y observo el universo entero. Toda la humanidad está...

Capítulo 20

Las riquezas de Mi familia son innumerables e inconmensurables, sin embargo, el hombre no ha venido a Mí para disfrutar de ellas. Él es...

Ajustes

  • Texto
  • Temas

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Interlineado

Ancho de página

Índice

Buscar

  • Buscar en este texto
  • Buscar en este libro