App de la Iglesia de Dios Todopoderoso

¡Escucha la voz de Dios y recibe el regreso del Señor Jesús!

Invitamos a los buscadores de la verdad a contactar con nosotros.

Seguir al Cordero y cantar nuevos cánticos

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Ancho de página

0 Resultado(s) de búsqueda

No se encuentra los resultados.

760 Cada día que vivís ahora es crucial

1 Cada día que vivís ahora es crucial y muy importante para vuestro destino y vuestra suerte, así que debéis valorar todo lo que poseéis y cada minuto que pasa. Debéis sacar el mayor provecho a vuestro tiempo con el fin de obtener para vosotros mismos los mayores beneficios, de modo que no hayáis vivido vuestra vida en vano. Tal vez os sintáis confundidos acerca de las razones por las que os digo estas palabras. Francamente, no me siento contento con las acciones de ninguno de vosotros. Y es que las esperanzas que he puesto en vosotros no tienen que ver meramente con lo que sois actualmente.

2 Por tanto, puedo expresarlo de esta manera: Todos estáis en el borde mismo del peligro. Vuestros gritos previos por la salvación y vuestras aspiraciones previas para encontrar la verdad y buscar la luz, están llegando a su fin. Así es como me recompensáis al final, y es algo que Yo nunca esperé. No quiero hablar en contra de la realidad, ya que me habéis decepcionado enormemente. Tal vez no queráis dejar el asunto así y no queráis enfrentaros a la realidad; sin embargo, debo haceros solemnemente estas preguntas: En todos estos años,¿con qué habéis llenado vuestro corazón? ¿A quién es leal vuestro corazón?

3 Debéis saber esto: es porque os conozco demasiado bien, me preocupo demasiado por vosotros y dedico demasiado de Mi corazón a lo que vosotros hacéis, que os cuestiono repetidas veces y soporto indecibles dificultades. Sin embargo, soy retribuido con indiferencia y una resignación insoportable. Así de negligentes sois hacia Mí; ¿cómo podría Yo no saber nada de esto? Si creéis que esto podría ser posible, es mayor muestra del hecho de que en verdad no me tratáis con amabilidad. Así pues, os digo que os estáis escondiendo como avestruces. Sois todos tan inteligentes que no sabéis lo que estáis haciendo; entonces, ¿qué vais a usar para rendir cuentas ante Mí?

Adaptado de ‘¿A quién eres leal?’ en “La Palabra manifestada en carne”

Anterior:Dios exigirá retribución a los malhechores

Siguiente:Debes valorar el día de la gloria de Dios