Capítulo 53

Yo soy el Principio y Yo soy el Fin. Yo soy el único Dios verdadero resucitado y completo. Hablo Mis palabras delante de vosotros, y debéis firmemente creer lo que digo. El cielo y la tierra pueden pasar, pero ni una letra ni una tilde de lo que digo nunca pasará. ¡Recordad esto! ¡Recordadlo! Una vez que lo he declarado, no se ha retractado nunca ni una sola palabra y cada una de estas se cumplirá. Ahora ha llegado el tiempo, y debéis rápidamente entrar en la realidad. No hay mucho tiempo. Guiaré a Mis hijos al reino glorioso y aquello por lo que habéis luchado y anheláis se llevará a cabo. ¡Mis hijos! ¡Levantaos rápidamente y seguidme! No hay tiempo suficiente para que lo sigáis reconsiderando. El tiempo perdido nunca regresará, después de la oscuridad hay luz y el arrebatamiento está aquí delante de vuestros ojos. ¿Entendéis? ¡Abrid vuestros ojos! ¡Despertad enseguida! Ahora no se os permite, mientras comunicáis entre vosotros, entablar una conversación ociosa o decir cualquier cosa que no sea de provecho para la construcción de la iglesia. Lo que es importante es proveer a vuestros hermanos y hermanas con tus experiencias prácticas o relatos sobre cómo has sido iluminado ante Dios y te conoces a ti mismo. ¡Cualquiera que pueda proveer estas cosas tendrá estatura! Hoy en día, algunos de vosotros seguís sin sentir miedo, y da igual qué diga o cuánto me preocupe, sigues sin sentirlo; tu viejo yo no se deja tocar lo más mínimo. Bueno, ¡tú sigue así entonces! ¡Espera y verás quién es el que se arruina! Siempre estás pensando en aferrarte al mundo, anhelando riqueza, y sintiendo un fuerte apego hacia tus hijos, hijas y marido. ¡Bien, puedes seguir sintiendo ese apego! ¡No es como si Mis palabras no hubieran sido dirigidas a vosotros y simplemente podáis proseguir como deseéis! En el futuro cercano lo entenderéis todo, pero para entonces ya será demasiado tarde. Todo lo que os espera es juicio.

Anterior: Capítulo 52

Siguiente: Capítulo 54

Los desastres son frecuentes. ¿Quieres saber cómo recibir al Señor antes de los grandes? Contáctanos ahora y exploremos juntos para encontrar el camino.
Contacta con nosotros por Messenger
Contacta con nosotros por WhatsApp

Contenido relacionado

La senda… (5)

En el pasado, nadie conocía al Espíritu Santo y, mucho menos, era consciente de la senda recorrida por Él. Esta es la razón por la que las...

La visión de la obra de Dios (3)

La primera vez que Dios se hizo carne fue a través de la concepción por el Espíritu Santo, y esto fue importante para la obra que pretendía...

Dios mismo, el único VII

Un resumen de la autoridad, el carácter justo y la santidad de DiosCuando habéis terminado vuestras oraciones, ¿se sienten tranquilos...

Ajustes

  • Texto
  • Temas

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Interlineado

Ancho de página

Índice

Buscar

  • Buscar en este texto
  • Buscar en este libro