594 La carne puede arruinar tu destino

Si las personas vieran la senda correcta

y la meta de la gestión de Dios de la humanidad,

no cuidarían su destino como un tesoro en su corazón.

Ya no desearían servir a sus propios "padres",

que son mucho peores que cerdos y perros.

Todos deberían tener comprensión de a qué deben entrar

durante la tribulación y la prueba de fuego.

No siempre sirvas a tu carne, que es peor que insectos.

¿Acaso tiene sentido pensar y atormentarse por esto?

Si las personas vieran la senda correcta

y la meta de la gestión de Dios de la humanidad,

no cuidarían su destino como un tesoro en su corazón.

Ya no desearían servir a sus propios "padres",

que son mucho peores que cerdos y perros.

La carne no es tuya, es de Dios.

Él te controla y manda a Satanás.

Vives en un tormento carnal,

pero ¿acaso la carne está bajo tu control?

¿Para qué suplicar a Dios por tu pútrida carne,

condenada, maldita y profanada por espíritus sucios?

¿Por qué tener en gran estima a los siervos de Satanás?

¿Acaso no sabes que la carne arruina

tu futuro, esperanzas y destino?

Si las personas vieran la senda correcta

y la meta de la gestión de Dios de la humanidad,

no cuidarían su destino como un tesoro en su corazón.

Ya no desearían servir a sus propios "padres",

que son mucho peores que cerdos y perros.

Adaptado de ‘El propósito de gestionar a la humanidad’ en “La Palabra manifestada en carne”

Anterior: 569 Tenéis demasiados elementos de incredulidad en relación con Cristo

Siguiente: 570 El hombre no tiene fe real en Cristo

Los desastres son frecuentes. ¿Quieres saber cómo recibir al Señor antes de los grandes? Contáctanos ahora y exploremos juntos para encontrar el camino.
Contacta con nosotros por Messenger
Contacta con nosotros por WhatsApp

Ajustes

  • Texto
  • Temas

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Interlineado

Ancho de página

Índice

Buscar

  • Buscar en este texto
  • Buscar en este libro