262 Oh Dios, mi corazón siempre estará unido a Ti

1 Tú has expresado verdades para salvar a la humanidad; este es Tu gran amor. Tus palabras son toda la verdad y han conquistado mi corazón. Estoy terriblemente corrompido por Satanás, sin embargo, sigues haciendo todo lo posible para traerme la salvación, nunca me abandonas. Aunque a veces fallo y caigo, y a veces soy débil, siempre me riegas y provees para mí, dándome la fuerza para mantenerme firme. Tus palabras me guían a la senda de luz de la vida. Al seguirte, mi corazón está lleno de paz y alegría. ¡Dios Todopoderoso! Mi corazón siempre estará unido a Ti.

2 Me sacaste del polvo, elevándome para cumplir con mi deber. Sin embargo, no valoré esta oportunidad; lo hice sin estar convencido y Te engañé mucho. Tú usaste palabras para juzgarme y exponerme, haciéndome reflexionar y conocerme. Aunque Tus palabras perforaron mi corazón, las acepté por completo. Entendí Tus buenas intenciones y estoy lleno de remordimiento. Me inclino ante Ti y estoy dispuesto a aceptar Tu juicio y purificación. He experimentado Tu juicio y probado Tu amor. ¡Dios Todopoderoso! Mi corazón siempre estará unido a Ti.

3 Tú has sufrido todas las dificultades para salvar a la humanidad; Tú has capeado la tormenta con nosotros. Cuando me arrestaron y me persiguieron, Tus palabras me guiaron. Me has acompañado a través de las dificultades, con Tus palabras consolando mi alma. Veo la autoridad y el poder en Tus palabras y Te alabo. ¡Sufres junto con nosotros, que es una expresión aún mayor de Tu amor! A través de la adversidad y la persecución, mi amor por Ti se fortalece. Juro dar testimonio de Ti y avergonzar a Satanás. ¡Dios Todopoderoso! Mi corazón siempre estará unido a Ti.

4 Tus palabras me dan nueva vida, permitiéndome vivir de nuevo. Tu juicio me purifica, cambiando mi carácter corrupto. Tu amor y Tus palabras están profundamente arraigados en mi corazón. No importa cuán difícil sea el camino por delante, sé que Tú eres la verdad y la vida y decido seguirte hasta el final. No importa cuándo o dónde, daré testimonio de Tus obras. Poder amarte y dar testimonio de Ti es mi mayor honor. ¡Dios Todopoderoso! Mi corazón siempre estará unido a Ti.

Anterior : 261 Siempre tendré presente el amor de Dios

Siguiente : 263 Todo el camino en Tu compañía

Los desastres son frecuentes. ¿Quieres saber cómo recibir al Señor antes de los grandes? Contáctanos ahora y exploremos juntos para encontrar el camino.
Contáctanos
Contacta con nosotros por WhatsApp

Contenido relacionado

Los mandamientos de la nueva era

Os han dicho que debéis equiparos con las palabras de Dios, que independientemente de lo que haya sido dispuesto para vosotros, todo está...

Capítulo 17

Mi voz resuena como un trueno, iluminando los cuatro cuadrantes y la tierra entera y, en medio de truenos y relámpagos, la humanidad es...

Ajustes

  • Texto
  • Temas

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Interlineado

Ancho de página

Índice

Buscar

  • Buscar en este texto
  • Buscar en este libro