262 El castigo y el juicio de Dios me ha dado tanto

Dios, cuando me tratas con gentileza, siento alivio y gozo.

Y cuando me castigas, el gozo y el alivio aumentan.

Aunque soy débil y tolero un dolor indecible,

aunque lloro y estoy triste,

sabes que mi pena proviene

de mi debilidad y mi desobediencia.

No puedo satisfacer Tu voluntad y Tus requisitos,

siento pena y arrepentimiento.

Pero haré todo lo que pueda

para satisfacerte y alcanzar este reino.

Estoy protegido por Tu castigo,

es la mejor salvación que he recibido.

Tu juicio eclipsa la paciencia,

me ayuda a disfrutar de Tu gracia.

Hoy, veo que Tu amor trasciende el cielo, lo supera todo.

Tu amor no es sólo piedad, es castigo y juicio.

Ambos me han dado tanto.

Sin ellos, nadie puede ser purificado,

nadie experimentaría el amor del Creador.

Estoy protegido por Tu castigo,

es la mejor salvación que he recibido.

Tu juicio eclipsa la paciencia,

me ayuda a disfrutar de Tu gracia.

Estoy protegido por Tu castigo,

es la mejor salvación que he recibido.

Tu juicio eclipsa la paciencia,

me ayuda a disfrutar de Tu gracia,

me ayuda a disfrutar de Tu gracia.

Anterior: 261 Deseo dedicarle toda mi vida a Dios

Siguiente: 263 He visto el amor de Dios en el castigo y el juicio

El fin de todas las cosas se está acercando, ¿quieres saber cómo el Señor recompensará el bien, castigará el mal y determinará el fin de cada uno? Bienvenido a contactarnos para descubrir la respuesta.

Contenido relacionado

Dios mismo, el único II

El carácter justo de DiosAhora que habéis oído la enseñanza anterior sobre la autoridad de Dios, confío en que estéis equipados con una...

¿Qué sabes de la fe?

En el hombre sólo existe la palabra incierta de fe, sin embargo, el hombre no sabe qué constituye la fe, mucho menos por qué tiene fe. El...

Ajustes

  • Texto
  • Temas

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Interlineado

Ancho de página

Índice

Buscar

  • Buscar en este texto
  • Buscar en este libro

Contacta con nosotros por WhatsApp