184 Dios se encarna para derrotar a Satanás y salvar a la humanidad

En esta encarnación de Dios en la tierra, Él hace Su obra entre los hombres.

Toda esta obra tiene un propósito: derrotar al diablo Satanás.

Lo derrotará conquistando al hombre, y haciéndoos completos.

Cuando deis resonante testimonio,

también será señal de la derrota de Satanás.

Dios se encarna para derrotar a Satanás y salvar a la humanidad.

Para que Satanás sea derrotado,

primero el hombre es conquistado, luego completado.

Pero en esencia, al derrotarlo, Dios salva al hombre del dolor.

No importa que esta obra se realice en China o por todo el universo,

es para derrotar a Satanás, salvar al mundo,

y que el hombre entre en un lugar de reposo.

Y derrotar al diablo Satanás.

Dios se encarna para derrotar a Satanás y salvar a la humanidad.

La encarnación de Dios en la carne común es para derrotar a Satanás.

La obra del Dios de carne es salvar a los que le aman bajo el cielo.

Es para conquistar a toda la humanidad, y también para derrotar a Satanás.

El núcleo de esa obra está ligado a la derrota de Satanás por la salvación.

Dios se encarna para derrotar a Satanás y salvar a la humanidad.

Dios se encarna para vencer a Satanás y salvar a la humanidad,

salvar a la humanidad. Salva a toda la humanidad.

Salva a la humanidad. Salva a toda la humanidad.

Adaptado de La Palabra, Vol. I. La aparición y obra de Dios. Restaurar la vida normal del hombre y llevarlo a un destino maravilloso

Anterior: 183 La autoridad y el poder de Dios se revelan en la carne

Siguiente: 185 Cómo ve Dios a la humanidad

El fin de todas las cosas se está acercando, ¿quieres saber cómo el Señor recompensará el bien, castigará el mal y determinará el fin de cada uno? Bienvenido a contactarnos para descubrir la respuesta.

Contenido relacionado

74. Aprender a someterse a través de la dificultad

Vi cómo Dios planea cuidadosamente para que yo experimente Su obra, para que entre en la realidad de la verdad, y me lleva hacia el verdadero camino de la vida. Dios me levanta y me trata amablemente. También pude darme cuenta de que todo lo que Dios hace por el hombre es amor. El juicio y el castigo de Dios, la poda y el trato son la necesidad más grande del hombre y la mejor salvación.

Capítulo 12

Cuando el relámpago surge desde el Oriente —que es, precisamente, el momento en el que comienzo a pronunciar Mis palabras—, en el momento...

Ajustes

  • Texto
  • Temas

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Interlineado

Ancho de página

Índice

Buscar

  • Buscar en este texto
  • Buscar en este libro

Contacta con nosotros por WhatsApp