270 Dios busca a aquellos que anhelan Su aparición

Dios busca a quien anhela que, anhela que Él aparezca.

Dios busca a quien no se opone, un niño obediente ante Él.

Dios busca a quien es capaz de oír Su palabra,

aceptar lo que Él ha encomendado, y ofrecerle cuerpo y corazón.

Si no existe nada, nada que obstruya tu devoción a Dios,

Él te mirará, te mirará con favor, oh...

Dios te concederá Sus bendiciones, oh, sí, oh...

¡Dios te concederá Sus bendiciones!


Si eres alguien que, aun siendo ilustre, culto y distinguido,

acepta Su llamamiento y comisión.

Si eres alguien que, aun siendo rico y ayudado por todos,

acepta Su llamamiento y comisión, sí.

Si no existe nada, nada que obstruya tu devoción a Dios,

todo lo que hagas será importante y justo, oh...

Dios te concederá Sus bendiciones, oh, sí, oh...

¡Dios te concederá Sus bendiciones!


Pero si rechazas Su llamada,

por tu estatus (por tu estatus) y objetivos propios,

todo lo que hagas (todo lo que hagas) Dios lo maldecirá. (Oh...)

Sí, todo lo que hagas (todo lo que hagas) Dios lo detestará.

Si no existe nada, nada que obstruya tu devoción a Dios,

todo lo que hagas será importante y justo, oh...

Dios te concederá Sus bendiciones, oh, sí, oh...

Dios te concederá Sus bendiciones,

¡Sus bendiciones! Sí, oh... oh... oh... Sí...


Adaptado de ‘Dios preside el destino de toda la humanidad’ en “La Palabra manifestada en carne”

Anterior: 269 Dios está buscando tu corazón y tu espíritu

Siguiente: 271 Dios salva a los que adoran a Dios y rechazan el mal

Los desastres son frecuentes. ¿Quieres saber cómo recibir al Señor antes de los grandes? Contáctanos ahora y exploremos juntos para encontrar el camino.

Contenido relacionado

Ajustes

  • Texto
  • Temas

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Interlineado

Ancho de página

Índice

Buscar

  • Buscar en este texto
  • Buscar en este libro