555 Las personas simplemente no han entregado su corazón a Dios

Aunque el hombre permite que Dios mire su corazón,

no significa que puede obedecerlo

o que ha puesto su destino y todo bajo el control de Dios.

Más allá de los juramentos que le hagas a Dios o lo que declares a Él,

a los ojos de Dios, aún le has cerrado el corazón

porque no permites que Él lo controle.

Aunque el hombre cree en Dios, su corazón no está con Él.

No sabe cómo amar a Dios ni tampoco quiere amarlo,

su corazón no se acerca a Dios e intenta evitarlo.

Así el hombre está lejos de Dios.

Tú no has dado aún tu corazón a Dios

y sólo dices palabras bonitas para que escuche Dios.

Tus engañosas intenciones le escondes a Dios,

así como tus intrigas y planes,

y te aferras a tus perspectivas,

temeroso de que sean quitadas por Dios.

Así, Dios nunca ve la sinceridad del hombre.

Aunque el hombre cree en Dios, su corazón no está con Él.

No sabe cómo amar a Dios ni tampoco quiere amarlo,

su corazón no se acerca a Dios e intenta evitarlo.

Así el hombre está lejos de Dios.

Aunque Dios observa lo profundo que es el corazón

y ve lo que el hombre piensa y desea,

y lo que tiene en el corazón,

este no le pertenece a Dios.

Dios tiene el derecho de observar,

pero Él no tiene el derecho de controlar.

En la conciencia subjetiva del hombre,

el hombre no quiere entregarse a Dios ni a Su poder.

El hombre no sólo se ha cerrado a Dios,

sino que hay gente que piensa en formas

de envolver con labia y con halagos su corazón

para causar falsas impresiones y ganar la confianza de Dios,

ocultando su rostro de la mirada de Dios, ocultan su rostro.

Aunque el hombre cree en Dios, su corazón no está con Él.

No sabe cómo amar a Dios ni tampoco quiere amarlo,

su corazón no se acerca a Dios e intenta evitarlo.

Así el hombre está lejos de Dios.


Adaptado de ‘La obra de Dios, el carácter de Dios y Dios mismo II’ en “La Palabra manifestada en carne”

Anterior: 554 ¿Vives realmente en las palabras de Dios?

Siguiente: 580 La identidad inherente al hombre y su valor

Los desastres son frecuentes. ¿Quieres saber cómo recibir al Señor antes de los grandes? Contáctanos ahora y exploremos juntos para encontrar el camino.
Contáctanos
Contacta con nosotros por WhatsApp

Contenido relacionado

34. ¿Por qué no he cambiado tras tantos años de fe?

Consideraba las doctrinas que sostenía como mi propio capital, pero no ponía atención en entenderme a mí misma, en buscar la entrada, en ganar la verdad. Y así, ¿cómo podía tener algún cambio en mi carácter de vida? La obra práctica y las palabras de Dios nos proveen de toda la verdad que necesitamos y Él desea que entendamos esa verdad y que, por medio de cumplir nuestro deber, traigamos la luz y el esclarecimiento que obtengamos en nuestras experiencias diarias y entrada, y proveer eso a nuestros hermanos y hermanas.

Obra y entrada (6)

Obra y entrada son inherentemente prácticas y se refieren a la obra de Dios y la entrada del hombre. La completa falta de entendimiento que...

Dios mismo, el único VII

Un resumen de la autoridad, el carácter justo y la santidad de DiosCuando habéis terminado vuestras oraciones, ¿se sienten tranquilos...

Ajustes

  • Texto
  • Temas

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Interlineado

Ancho de página

Índice

Buscar

  • Buscar en este texto
  • Buscar en este libro