402 Solo quienes tienen una fe auténtica obtienen la aprobación de Dios

Al golpear Moisés la roca, el agua de ahí brotó,

regalo de Jehová, fue por fe.

Al tocar David música para elogiar a Jehová,

lleno su corazón de gozo, fue por fe.

Cuando Job perdió sus posesiones y su rebaño,

y se llenó de abscesos, fue por fe.

Y cuando pudo seguir escuchando la voz de Jehová,

y aún oir Su gloria, fue por fe.

Fue por la fe, por fe. ¡Fue por la fe y nada más que simple fe!

Fue por la fe, por fe. ¡Fue por la fe y nada más que simple fe!


Cuando Pedro siguió a Jesús, dio glorioso testimonio

estando clavado a su cruz, fue por fe.

Del Hijo del Hombre, Juan la gloriosa imagen vió,

de los últimos días la visión, fue por fe.

Al descubrir los gentiles que Dios en la carne volvió

para hacer Su obra, también por fe.

Muchos son heridos por la palabra de Dios,

consolados y salvados, maldecidos y juzgados, por la fe.

El juicio revela el destino de la creación de Dios,

la hermosura del Creador,

da verdadera fe, y lo más bello para ti.

Su obra de conquista revela Su gran brazo,

la comprensión de la vida humana,

camino correcto y sentido del “hombre”.

Fue por la fe, por fe. ¡Fue por la fe y nada más que simple fe!

Fue por la fe, por fe. ¡Fue por la fe y nada más que simple fe!


Su obra de conquista revela Su justo carácter,

Su todopoderosa, gloriosa faz.

La conquista de Dios muestra

la “historia inmortal” del hombre, su corrupción y sus ancestros.

Su obra de conquista imparte gozo y confort,

castigo sin fin, disciplina, reproche y reprimenda.

Su obra trae bendición y calamidad.

Y todo esto es por tu fe.

Oyes la palabra de Dios, ves Su sabiduría,

vives en Su obra, y te beneficias mucho así.

Y tú puedes creer que sin tener la fe,

estarías libre de castigo y juicio.

Fue por la fe, por fe. ¡Fue por la fe y nada más que simple fe!

Fue por la fe, por fe. ¡Fue por la fe y nada más que simple fe!


Sin fe no habría castigo ni amor del Todopoderoso,

y por siempre lo perderías a Él.

Y nunca sabrías el origen de la humanidad,

ni el sentido de la vida aún tras la muerte.

No entenderías los actos del Creador,

ni Su obra en la tierra luego que creó la humanidad.

¿Querrías como humano creado, ciegamente caer

en tinieblas, pena y sufrir eterna reprensión?

Fue por la fe, por fe. ¡Fue por la fe y nada más que simple fe!

Fue por la fe, por fe. ¡Fue por la fe y nada más que simple fe!

Fue por la fe, por fe. ¡Fue por la fe y nada más que simple fe!

Fue por la fe, por fe. ¡Fue por la fe y nada más que simple fe!


Adaptado de ‘La verdadera historia de la obra de conquista (1)’ en “La Palabra manifestada en carne”

Anterior: 400 La búsqueda que los creyentes deben realizar

Siguiente: 403 Has conseguido mucho debido a la fe

Los desastres son frecuentes. ¿Quieres saber cómo recibir al Señor antes de los grandes? Contáctanos ahora y exploremos juntos para encontrar el camino.

Contenido relacionado

Ajustes

  • Texto
  • Temas

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Interlineado

Ancho de página

Índice

Buscar

  • Buscar en este texto
  • Buscar en este libro