452 El principio de la obra del Espíritu Santo

El Espíritu Santo no obra solo,

y el hombre no puede avanzar solo.

Codo a codo con el Espíritu de Dios. Avanzan los dos juntos.

El esfuerzo del hombre y la obra del Espíritu Santo

permiten conocer la palabra de Dios.

Día tras día, andando este camino, el hombre se perfecciona.

El ser iluminado por el Espíritu Santo,

es algo que hay que trabajar,

hay que cooperar y activamente orar,

buscar y acercarse más a Dios.

Dios no hace cosas sobrenaturales,

pero el hombre piensa que sí.

No lee la palabra de Dios, tampoco ora,

y espera a que el Espíritu lo inspire.


Pero quienes saben piensan diferente:

Dios obra según mis acciones.

El efecto de Su obra depende de mí.

Cuando Dios habla,

Debo esforzarme y entender Su palabra;

esto es lo que debo lograr.

El ser iluminado por el Espíritu Santo,

es algo que hay que trabajar,

hay que cooperar y activamente orar,

buscar y acercarse más a Dios.

Cuanto más aprende la gente a hacer su parte,

y más se esfuerza en cumplir lo que Dios exige,

mayor es la obra del Espíritu Santo.

El ser iluminado por el Espíritu Santo,

es algo que hay que trabajar,

hay que cooperar y activamente orar,

buscar y acercarse más a Dios.


Adaptado de ‘Cómo conocer la realidad’ en “La Palabra manifestada en carne”

Anterior: 451 La obra del Espíritu Santo es normal y práctica

Siguiente: 454 El Espíritu Santo obra más en los que anhelan ser perfeccionados

Los desastres son frecuentes. ¿Quieres saber cómo recibir al Señor antes de los grandes? Contáctanos ahora y exploremos juntos para encontrar el camino.

Contenido relacionado

Ajustes

  • Texto
  • Temas

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Interlineado

Ancho de página

Índice

Buscar

  • Buscar en este texto
  • Buscar en este libro