App de la Iglesia de Dios Todopoderoso

¡Escucha la voz de Dios y recibe el regreso del Señor Jesús!

Invitamos a los buscadores de la verdad a contactar con nosotros.

Seguir al Cordero y cantar nuevos cánticos

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Ancho de página

0 Resultado(s) de búsqueda

No se encuentra los resultados.

46. Vivo en presencia de Dios

Yo vivo en presencia de Dios.

Admirándolo, creo en depender de Él.

Cada cosa y persona que vemos, orquestada está por Dios.

¡Vivo en presencia de Dios,

sí, yo vivo en presencia de Dios!

I

Yo vivo en presencia de Dios, leyendo cada día Su palabra,

pensando en la verdad que encierre,

a la luz de mi estado real.

Sólo reflexionando puedo verme como yo soy.

Arrogante, egoísta y artera, no como un humano debería ser.

Todo esto me ha hecho igual que Satán.

Aborrezco mi corrupción, me doblego al juicio,

e intento mi carácter cambiar.

Me lleva al buen camino la palabra de Dios,

¡es la gracia de Dios!

Yo vivo en presencia de Dios, buscando en todo Su voluntad.

La verdad se encuentra allí donde menos la espera el hombre.

¡Vivo en presencia de Dios,

sí, yo vivo en presencia de Dios!

II

Algún día nos veremos como gente sin verdad

si nos quejamos y desobedecemos.

Sólo buscando la verdad y voluntad de Dios,

cara a cara a Él le podremos ver.

Vivo en presencia de Dios, siempre bajo Sus ojos estoy.

Sus palabras exponen y juzgan lo que hago y pienso yo.

¡Yo vivo en presencia de Dios,

sí, yo vivo en presencia de Dios!

III

Mi corazón lleno está de adoración.

Me pongo bajo la protección de Dios,

para no ofenderle nunca más.

Es el más sabio quien teme a Dios y renuncia al mal.

En la refinación de Dios

puedo notar Su justicia, tan hermosa.

Practico las palabras de Dios, confío en la verdad,

lo amo y obedezco.

Vivo frente a Dios, yendo por la senda de la salvación.

Mi carácter cambiado, ¡es la mayor bendición!

Yo vivo en presencia de Dios, siempre bajo Sus ojos estoy.

Aunque el juicio sea doloroso, me evita en el pecado pensar.

Vivo en presencia de Dios, sí, yo vivo en presencia de Dios,

siempre bajo Sus ojos estoy.

Aunque el juicio sea doloroso, me evita en el pecado pensar.

¡Vivo en presencia de Dios,

sí, yo vivo en presencia de Dios!

Anterior:Feliz de ser una persona honesta

Siguiente:Una canción de amor para Dios

También podría gustarte