249 ¿Así es tu fe?

I

¿Por qué es que nunca veneras a Dios

a pesar de que crees en Su existencia?

¿Por qué no sientes temor de Dios

si aún hay fe en tu corazón?

Aceptas que Cristo es la encarnación de Dios.

Entonces, ¿por qué desprecias así, con tanta irreverencia?

¿Así muestras tu fe? A cada minuto, incredulidad.

En cada momento, a Cristo podrías traicionar.

La duda de Dios encarnado corre por tu sangre.

Por ello Dios dice que

tus huellas son débiles en el sendero de la fe.

Tu caminar no es sólido, sólo crees a medias.

II

¿Por qué juzgas abiertamente a Dios?

¿Por qué siempre vigilas Sus acciones?

¿Por qué no te sometes a Su plan?

¿Por qué no obedeces Su palabra?

¿Por qué lo extorsionas y robas Sus ofrendas?

¿Por qué hablas en lugar de Cristo?

¿Por qué blasfemas a Sus espaldas?

¿Por qué juzgas Su obra y Su palabra?

¿Así muestras tu fe? A cada minuto, incredulidad.

En cada momento, a Cristo podrías traicionar.

La duda de Dios encarnado corre por tu sangre.

Por ello Dios dice que

tus huellas son débiles en el sendero de la fe.

Tu caminar no es sólido, sólo crees a medias.

III

Tus acciones y tus palabras revelan tu incredulidad

en Cristo, en tus motivos se ve.

Tus objetivos están llenos de incredulidad, incredulidad.

Incluso la mirada en tus ojos emana incredulidad.

En otras palabras, durante todo el día,

todos cargáis incredulidad.

En cada momento, a Cristo podrías traicionar.

La duda de Dios encarnado corre por tu sangre.

Por ello Dios dice que

tus huellas son débiles en el sendero de la fe.

Tu caminar no es sólido, sólo crees a medias.


Adaptado de ‘¿Eres un verdadero creyente en Dios?’ en “La Palabra manifestada en carne”

Anterior : 248 ¿A quién le eres leal?

Siguiente : 250 Nada de lo que la gente diga o haga escapa de la mirada de Dios

Los desastres son frecuentes. ¿Quieres saber cómo recibir al Señor antes de los grandes? Contáctanos ahora y exploremos juntos para encontrar el camino.
Contáctanos
Contacta con nosotros por WhatsApp

Contenido relacionado

25. Viendo claramente mi verdadera cara

Debido a las necesidades de la obra de la iglesia, fui reubicado a otro lugar para cumplir mi deber. En el momento, la obra del evangelio en ese lugar estaba en su punto más bajo y en general la condición de los hermanos y hermanas no era buena.

2. La fuerza vital que nunca puede extinguirse

Tal como Él dijo: “Él hace que el hombre vuelva a nacer y le permite vivir con constancia en cada función de su vida. Gracias a Su poder y Su fuerza de vida inextinguible, el hombre ha vivido generación tras generación, a través de las cuales el poder de la vida de Dios ha sido el pilar de la existencia del hombre, […]La fuerza de vida de Dios puede prevalecer sobre cualquier poder; además, excede cualquier poder. Su vida es eterna, Su poder extraordinario, y Su fuerza de vida ningún ser creado o fuerza enemiga la puede aplastar fácilmente” (“Sólo el Cristo de los últimos días le puede dar al hombre el camino de la vida eterna” en La Palabra manifestada en carne).

Ajustes

  • Texto
  • Temas

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Interlineado

Ancho de página

Índice

Buscar

  • Buscar en este texto
  • Buscar en este libro