Invitamos a los buscadores de la verdad a contactar con nosotros.

Seguir al Cordero y cantar nuevos cánticos

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Ancho de página

0 Resultado(s) de búsqueda

No se encuentra los resultados.

297 La vida es preciosa

1 Los cielos sin límites, imponentes y magníficos, infinitamente maravillosos. "Oh, hombres que vivís en esta tierra, ¿a quién debéis obedecer y adorar?" La creación y el gobierno de Dios de todas las cosas están llenos de misterio. Podemos ver en todas partes la maravilla de las obras de Dios. El movimiento de todas las cosas en el universo está totalmente en manos de Dios. Las bendiciones y las desgracias del destino del hombre no pueden escapar del control de la mano de Dios. La vida pasa en un instante; debemos asegurarnos de que nuestra alma no se arrepienta de nada. Sólo si una persona puede conocer a Dios y amar a Dios, su vida tendrá sentido.

2 Al creer en Dios durante muchos años, entiendo la verdad y por fin conozco la voluntad de Dios. La paz del alma sólo llega si se vive de acuerdo con la palabra de Dios. Al amarnos los unos a los otros, nuestra vida se vuelve cada vez más rica. Adorar a Dios en espíritu y en verdad trae júbilo y vitalidad. Leer las palabras de Dios y entender la verdad lleva a conocerlo cada vez más. He visto lo profunda que es mi corrupción, tanto así, que ni siquiera merezco llamarme humano. Las verdades expresadas por Dios me muestran la senda de la vida. Al amar verdaderamente a Dios, por fin vivo una vida con sentido.

3 Que Dios aparezca en la carne y obre es la oportunidad de toda una vida. Soportar las dificultades y sufrir para ser perfeccionado es el mayor de los honores. Al poner en práctica las palabras de Dios y obtener Su esclarecimiento, obtengo la verdad y la vida. Obtengo las bendiciones de Dios al esforzarme por Él y buscando la verdad. Como seres creados, la humanidad está obligada a obedecer y adorar a Dios. Llevar a cabo mi deber y recibir el sustento de Dios es ser exaltado por Él. Me someto a Su juicio para ser purificado y vivir la semejanza de un ser humano. Si puedo recibir la aprobación de Dios y ser ganado por Él, ya no me arrepentiré de nada en la vida.

Anterior:Ojalá siempre permanezcas en mi corazón

Siguiente:Quiero ser el confidente de Dios