Invitamos a los buscadores de la verdad a contactar con nosotros.

Seguir al Cordero y cantar nuevos cánticos

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Ancho de página

0 Resultado(s) de búsqueda

No se encuentra los resultados.

178 He visto la hermosura de Dios

Velocidad

178 He visto la hermosura de Dios

1 Oí una voz familiar que me llamaba cada tanto. Como si despertase de un sueño, miré a ver quién me llamaba. La voz era suave pero firme, una imagen de una belleza increíble. Las palabras eran como una espada afilada que atravesaban mi corazón y mi espíritu. Revelaban la verdad de mi corrupción, no tenía lugar adonde esconderme. Angustiado y disgustado, reflexioné sobre todo lo que había hecho. Había sido profundamente corrompido por Satanás y me había convertido en alguien tan vulgar. Envenenado e impregnado de los pensamientos del maligno, había perdido toda humanidad. Competir con Dios para obtener estatus reveló mi bajeza. Después de todo, Dios es Dios y el hombre es el hombre. Realmente había perdido la razón. Era arrogante, tonto e ignorante, no me conocía a mí mismo. No tenía vergüenza, hice cosas vergonzantes y mi corazón está lleno de arrepentimiento. Este hecho reveló que yo estaba profundamente corrompido y que no tenía ninguna semblanza humana. Sin erradicar mi carácter corrupto, mi servicio será en vano. Con la cabeza llena de nociones y siendo ignorante sobre Dios, ¿cómo podría no resistirme a Él? Le debo todo al juicio y al castigo de Dios que me purificaron y salvaron.

2 Estoy golpeado y sufro un terrible dolor pero una mano cariñosa está ahí acariciándome. Dios me juzga por mi rebeldía e injusticia. Me odio a mí mismo, un seguidor del Señor desde hace muchos años que no conocía a Dios. Al ver que Dios es de verdad justo y santo, me entrego a Él por completo. El juicio y el castigo son el amor de Dios, Su bendición. Sólo gracias a Su salvación por medio del juicio puedo vivir este día. La realidad y la omnipotencia de Dios han sido reveladas por completo al hombre. Al vivir en la luz, conozco a Dios y veo Su hermosura. Dios es tan hermoso, amo a Dios con mi corazón, daré testimonio de Él por siempre.

Anterior:El regreso

Siguiente:Una cuestión de vida o muerte