110 Ama a Dios para vivir en la luz

I

El mundo es tan oscuro y peligroso.

Las palabras de Dios muestran verdadera luz.

Al comer y beber Sus palabras, obtengo la verdad

y veo el camino verdadero en el mundo.

Experimento las palabras de Dios y veo la luz,

veo que la verdad es tan real.

La vida del hombre es las palabras de Dios.

Obtener la verdad glorifica a Dios.

Obedezco a Dios en espíritu y verdad,

cumplo bien mi deber y doy testimonio.

Y es que amar a Dios es sumamente importante,

y para siempre viviré en la luz.

II

El juicio y el castigo son tan valiosos,

no puedo prescindir de la poda y el trato.

Las pruebas y el refinamiento exponen a la gente,

el cambio se obtiene al sufrir un gran dolor.

Practicar la verdad es la raíz;

amar a Dios es lo más real.

Un corazón que no lo ama traiciona a Dios,

un verdadero amor por Dios gana Su elogio.

Obedezco a Dios en espíritu y verdad,

cumplo bien mi deber y doy testimonio.

Y es que amar a Dios es sumamente importante,

y para siempre viviré en la luz.

III

Confía en la fe al pasar por pruebas,

apoyado en la verdad para dar testimonio.

Dificultades y pruebas revelan nuestro corazón;

sin la verdad, todo será en vano.

Obedezco a Dios en espíritu y verdad,

cumplo bien mi deber y doy testimonio.

Y es que amar a Dios es sumamente importante,

y para siempre viviré en la luz,

y para siempre viviré en la luz.

Anterior : 109 La semejanza de quien ama a Dios

Siguiente : 111 Los que aman a Dios son verdaderamente felices

Los desastres son frecuentes. ¿Quieres saber cómo recibir al Señor antes de los grandes? Contáctanos ahora y exploremos juntos para encontrar el camino.
Contáctanos
Contacta con nosotros por WhatsApp

Contenido relacionado

Capítulo 28

Cuando vine de Sion, todas las cosas me esperaban y, cuando regresé a Sion, todos los hombres me recibieron. Conforme iba y venía, Mis...

13. En la cárcel en la plenitud de la juventud

Quizás para muchos, esos años están llenos de bonitos recuerdos, pero lo que nunca habría esperado era pasar la plenitud de mi propia juventud en la cárcel. Podrías mirarme de forma extraña por esto, pero no me arrepiento de ello.

Ajustes

  • Texto
  • Temas

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Interlineado

Ancho de página

Índice

Buscar

  • Buscar en este texto
  • Buscar en este libro