70 Alabar a Dios con un corazón que lo ame

Si quieres alabar a Dios canta fuerte.

Si quieres orar, comer y beber Sus palabras, come y bebe.

Hazlo y contempla y busca más a Dios.

La vida en la iglesia es más colorida.

Viviendo en las palabras de Dios,

podemos a diario ver Su belleza.

Alaba a Dios con un corazón sin reservas ni restricción.

En la alabanza hay alegría y paz.

La presencia de Dios nos da felicidad.


Juntos en la palabra de Dios ganamos

la obra del Espíritu Santo.

Al compartir la verdad y experiencias,

disfrutamos de las bendiciones de Dios.

Compartimos experiencias y adoramos a Dios

con corazón y honestidad.

Somos los pueblos del reino de Dios y lo amamos de verdad.

Alaba a Dios con un corazón sin reservas ni restricción.

En la alabanza hay alegría y paz.

La presencia de Dios nos da felicidad.


Disfrutamos la vida en la iglesia,

tomamos las palabras de Dios y entendemos la verdad.

Dejando la corrupción, nos convertimos en hombres nuevos.

Por juicio somos purificados,

el amor de Dios experimentamos.

Ante la grandeza de Su salvación,

damos gracias y alabamos a Dios.

Alaba a Dios con un corazón sin reservas ni restricción.

En la alabanza hay alegría y paz.

La presencia de Dios nos da felicidad.


Es difícil reunirnos para alabar a Dios.

La represión del gran dragón rojo es atroz.

Perseguidos más no vencidos y firmes,

por el amor de Dios a nosotros.

El precio por nuestra salvación no puede medirse

y Dios lo ha pagado.

Alaba a Dios con un corazón sin reservas ni restricción.

En la alabanza hay alegría y paz.

La presencia de Dios nos da felicidad.

Entre nosotros vive Dios.

Es inolvidable esta vida junto a Él.

Para siempre lo amamos y alabamos con nuestra canción.

Alaba a Dios con un corazón sin reservas ni restricción.

En la alabanza hay alegría y paz.

La presencia de Dios nos da felicidad.

Anterior: 69 Cantad vuestro amor de todo corazón por Dios

Siguiente: 71 La mayor felicidad es amar a Dios de verdad

El fin de todas las cosas se está acercando, ¿quieres saber cómo el Señor recompensará el bien, castigará el mal y determinará el fin de cada uno? Bienvenido a contactarnos para descubrir la respuesta.

Contenido relacionado

Ajustes

  • Texto
  • Temas

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Interlineado

Ancho de página

Índice

Buscar

  • Buscar en este texto
  • Buscar en este libro

Conéctate con nosotros en Messenger