Invitamos a los buscadores de la verdad a contactar con nosotros.

Seguir al Cordero y cantar nuevos cánticos

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Ancho de página

0 Resultado(s) de búsqueda

No se encuentra los resultados.

9. Amaré a Dios hasta la eternidad

I

¡Oh, Dios! Tus palabras me han devuelto a Ti.

Me entrenaré en Tu reino noche y día.

Tantas pruebas y dolor, tantas tribulaciones.

Muchas veces lloré y sentí aflicción,

y muchas veces en la trampa de Satán caí.

Pero Tú nunca te separaste de mí.

Me guiaste en la adversidad, me cuidaste en muchos peligros.

Ahora sé que me amas a mí.

II

¡Oh, Dios! Tú me guías a una nueva vida.

Gozando Tu palabra, entiendo Tu voluntad.

Tus palabras me juzgan, y me limpian de corrupción.

A través de Tus pruebas he aprendido a obedecerte.

He crecido en Su palabra, y he conocido a Dios.

Haré de mi deber por Tu testigo y gloria.

Te amaré para siempre.

Sea bendecido o maldecido, feliz estoy en Tu misericordia.

Te daré mi auténtico amor, y no te haré esperar.

Te daré mi puro amor, para que disfrutes de él.

Te daré todo mi amor, te dejaré ganarlo.

¡Te amaré para siempre! ¡Satisfacerte es mi deseo!

Anterior:He visto la belleza de Dios

Siguiente:En la casa de Dios, nos encontramos

También podría gustarte