198 El significado de la obra del juicio de Dios en los últimos días

I

En los últimos días,

Cristo usa varias verdades para enseñar al hombre.

Usa verdades para exponer la esencia del hombre

y para analizar sus palabras y sus acciones.

Las palabras de Cristo incluyen diversas verdades

sobre el deber del hombre, cómo ser leal a Dios,

obedecer a Dios, vivir una humanidad normal,

la sabiduría de Dios, Su carácter y más.

Estas palabras son dirigidas

a la esencia y corrupción del hombre.

Las que muestran cómo desdeña a Dios

hablan del hombre como personificación

de Satanás y enemigo de Dios.

La obra del juicio propicia

la comprensión del hombre sobre el rostro real de Dios

y la verdad sobre su propia rebeldía.

Permite comprender la voluntad de Dios,

el propósito de Su obra,

los misterios que no comprende,

conocer su esencia corrupta y raíces, y descubrir su fealdad.

II

En un largo tiempo, y no con pocas palabras,

Dios deja en claro la naturaleza del hombre

al exponerla, tratarla y podarla,

al llevar a cabo Su obra, la obra del juicio.

Las palabras comunes no reemplazan este método,

sólo la verdad que el hombre no posee podría hacerlo.

Estos métodos son el juicio,

ayudan a obtener conocimiento verdadero de Dios,

y pueden convencer al hombre de someterse a Dios.

La obra de juicio propicia

la comprensión del hombre sobre el rostro real de Dios

y la verdad sobre su propia rebeldía.

Permite comprender la voluntad de Dios,

el propósito de Su obra,

los misterios que no comprende,

conocer su esencia corrupta y raíces, y descubrir su fealdad.

La obra de juicio trae estos efectos,

porque abre la verdad, el camino y la vida de Dios

a todos los que tienen fe en Él.

Esta es la obra de juicio hecha por Dios.


Adaptado de ‘Cristo hace la obra de juicio con la verdad’ en “La Palabra manifestada en carne”

Anterior: 197 El significado práctico de “La Palabra manifestada en carne”

Siguiente: 199 El nombre de Dios se magnificará entre las naciones gentiles

Los desastres son frecuentes. ¿Quieres saber cómo recibir al Señor antes de los grandes? Contáctanos ahora y exploremos juntos para encontrar el camino.
Contáctanos
Contacta con nosotros por WhatsApp

Contenido relacionado

34. ¿Por qué no he cambiado tras tantos años de fe?

Consideraba las doctrinas que sostenía como mi propio capital, pero no ponía atención en entenderme a mí misma, en buscar la entrada, en ganar la verdad. Y así, ¿cómo podía tener algún cambio en mi carácter de vida? La obra práctica y las palabras de Dios nos proveen de toda la verdad que necesitamos y Él desea que entendamos esa verdad y que, por medio de cumplir nuestro deber, traigamos la luz y el esclarecimiento que obtengamos en nuestras experiencias diarias y entrada, y proveer eso a nuestros hermanos y hermanas.

Capítulo 32

Las palabras de Dios dejan a las personas rascándose la cabeza; es como si, cuando Él habla, Dios estuviera evitando al hombre y hablando...

99. Una juventud que no se lamenta

Si bien los mejores años de mi juventud los pasé en prisión, durante esos siete años y cuatro meses sufrí mucho debido a mi creencia en Dios. Pero no tengo quejas ni lamentos, porque comprendo algo de la verdad y he experimentado el amor de Dios. Siento que hay un significado y valor en mi sufrimiento, que esta es una excepción de exaltación y gracia que Dios ha hecho por mí.

Ajustes

  • Texto
  • Temas

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Interlineado

Ancho de página

Índice

Buscar

  • Buscar en este texto
  • Buscar en este libro