233 Lleva una carga más grande para ser más fácilmente perfeccionado por Dios

I

Cuanto más seas consciente de la voluntad de Dios,

más grande tu carga será.

Cuanto más grande sea tu carga,

más rica tu experiencia será.

Cuando seas consciente de la voluntad de Dios,

Él te dará esta carga.

Te iluminará en todas las cosas que te ha encomendado.

Cuando Dios te haya dado esta carga,

te centrarás en la verdad relacionada,

cuando comas y bebas Sus palabras.

Te centrarás en la verdad relacionada.

Si tu carga está relacionada con

las vidas de tus hermanos y hermanas,

Dios te confiará esta carga.

Con ella en tu vida diaria rezarás.

Comer y beber las palabras de Dios, aceptar Sus tareas,

practicar y orar, aceptar lo que Él te confía,

así se abrirá un camino delante de ti.

Cuanto más cargues por Dios,

más fácil Él te perfeccionará.

II

Se te ha confiado lo que Dios hace

y deseas hacer lo que Dios quiere.

Así la carga de Dios se hace tuya.

Esto es aceptar la carga de Dios.

Cuando comas y bebas Sus palabras

mientras llevas una carga,

comprenderás la esencia de Sus palabras,

verás tu senda, considerarás Su voluntad.

Así pues, deberías rezarle a Dios

para que te ponga más cargas,

que te confíe cosas más importantes,

así tu senda puede ser grandiosa,

obtendrás más al comer Sus palabras,

entenderás la esencia de Sus palabras,

y podrás aceptar mucho mejor

que el Espíritu Santo te conmueva.

Comer y beber las palabras de Dios, aceptar Sus tareas,

practicar y orar, aceptar lo que Él te confía,

así se abrirá un camino delante de ti.

Cuanto más cargues por Dios,

más fácil Él te perfeccionará.


Adaptado de ‘Sé consciente de la voluntad de Dios y alcanza la perfección’ en “La Palabra manifestada en carne”

Anterior : 232 Lo que los jóvenes deben buscar

Siguiente : 234 El consejo de Dios al hombre

Los desastres son frecuentes. ¿Quieres saber cómo recibir al Señor antes de los grandes? Contáctanos ahora y exploremos juntos para encontrar el camino.
Contáctanos
Contacta con nosotros por WhatsApp

Contenido relacionado

2. La fuerza vital que nunca puede extinguirse

Tal como Él dijo: “Él hace que el hombre vuelva a nacer y le permite vivir con constancia en cada función de su vida. Gracias a Su poder y Su fuerza de vida inextinguible, el hombre ha vivido generación tras generación, a través de las cuales el poder de la vida de Dios ha sido el pilar de la existencia del hombre, […]La fuerza de vida de Dios puede prevalecer sobre cualquier poder; además, excede cualquier poder. Su vida es eterna, Su poder extraordinario, y Su fuerza de vida ningún ser creado o fuerza enemiga la puede aplastar fácilmente” (“Sólo el Cristo de los últimos días le puede dar al hombre el camino de la vida eterna” en La Palabra manifestada en carne).

Capítulo 8

Cuando Dios pronuncia Su palabra desde la perspectiva del Espíritu, Su voz va dirigida a toda la humanidad. Cuando Dios transmite Su...

Ajustes

  • Texto
  • Temas

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Interlineado

Ancho de página

Índice

Buscar

  • Buscar en este texto
  • Buscar en este libro