App de la Iglesia de Dios Todopoderoso

¡Escucha la voz de Dios y recibe el regreso del Señor Jesús!

Invitamos a los buscadores de la verdad a contactar con nosotros.

Seguir al Cordero y cantar nuevos cánticos

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Ancho de página

0 Resultado(s) de búsqueda

No se encuentra los resultados.

233 Lleva una carga más grande para ser más fácilmente perfeccionado por Dios

I

Cuanto más seas consciente de la voluntad de Dios,

más grande tu carga será.

Cuanto más grande sea tu carga,

más rica tu experiencia será.

Cuando seas consciente de la voluntad de Dios,

Él te dará esta carga.

Te iluminará en todas las cosas que te ha encomendado.

Cuando Dios te haya dado esta carga,

te centrarás en la verdad relacionada,

cuando comas y bebas Sus palabras.

Te centrarás en la verdad relacionada.

Si tu carga está relacionada con

las vidas de tus hermanos y hermanas,

Dios te confiará esta carga.

Con ella en tu vida diaria rezarás.

Comer y beber las palabras de Dios, aceptar Sus tareas,

practicar y orar, aceptar lo que Él te confía,

así se abrirá un camino delante de ti.

Cuanto más cargues por Dios,

más fácil Él te perfeccionará.

II

Se te ha confiado lo que Dios hace

y deseas hacer lo que Dios quiere.

Así la carga de Dios se hace tuya.

Esto es aceptar la carga de Dios.

Cuando comas y bebas Sus palabras

mientras llevas una carga,

comprenderás la esencia de Sus palabras,

verás tu senda, considerarás Su voluntad.

Así pues, deberías rezarle a Dios

para que te ponga más cargas,

que te confíe cosas más importantes,

así tu senda puede ser grandiosa,

obtendrás más al comer Sus palabras,

entenderás la esencia de Sus palabras,

y podrás aceptar mucho mejor

que el Espíritu Santo te conmueva.

Comer y beber las palabras de Dios, aceptar Sus tareas,

practicar y orar, aceptar lo que Él te confía,

así se abrirá un camino delante de ti.

Cuanto más cargues por Dios,

más fácil Él te perfeccionará.

Adaptado de ‘Sé consciente de la voluntad de Dios y alcanza la perfección’ en “La Palabra manifestada en carne”

Anterior:Lo que los jóvenes deben buscar

Siguiente:El consejo de Dios al hombre