Invitamos a los buscadores de la verdad a contactar con nosotros.

Seguir al Cordero y cantar nuevos cánticos

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Ancho de página

0 Resultado(s) de búsqueda

No se encuentra los resultados.

742 Los que no siguen el camino de Dios deben ser castigados

I

Dios es imparcial con todos,

Él juzga al hombre con Su justo carácter.

Lo que Él requiere del hombre es correcto y justo.

Hay condiciones que todos deben cumplir,

no importa quién seas.

No importa qué aptitudes tengas,

a Dios le importa sólo si vas por Su senda,

le importa si amas buscar la verdad.

Obedece hoy Sus palabras y Dios te elogiará.

Las personas rebeldes que se le oponen,

que no siguen el camino de Dios,

¡serán castigadas, serán castigadas!

¡Nadie será salvado ni perdonado!

II

Si te falta la verdad y deshonras Su nombre,

si sólo avanzas y no vas por Su senda,

Él te abatirá y castigará por todo tu mal.

¿Acaso podrás decir que Dios no ha sido justo?

Tú dices que lo sigues en las buenas y en las malas,

y que has sufrido a cada paso del camino;

que has compartido con Dios los altibajos,

pero no has vivido las palabras de Dios.

Obedece hoy Sus palabras y Dios te elogiará.

Las personas rebeldes que se le oponen,

que no siguen el camino de Dios,

¡serán castigadas, serán castigadas!

¡Nadie será salvado ni perdonado!

III

Tú sólo deseas dedicarte a Dios,

pero no piensas en vivir una vida con sentido.

Tú dices que Dios es justo y Él de ti se acuerda,

pues has trabajado y sufrido mucho,

porque te dedicas a Él y te esfuerzas tanto.

Pero es inmaculada la justicia de Dios,

no tiene humana voluntad,

ni mancillada por la carne está,

ni lo está tampoco por actos humanos.

Obedece hoy Sus palabras y Dios te elogiará.

Las personas rebeldes que se le oponen,

que no siguen el camino de Dios,

¡serán castigadas, serán castigadas!

¡Nadie será salvado ni perdonado!

Adaptado de ‘Las experiencias de Pedro: su conocimiento del castigo y del juicio’ en “La Palabra manifestada en carne”

Anterior:Para servir a Dios debes darle tu corazón

Siguiente:Cómo servir en armonía con la voluntad de Dios