Capítulo 102

Yo he hablado hasta cierto grado y Mi obra ha llegado hasta cierto punto. Cada uno de vosotros debe captar Mi voluntad y ser capaz de ser considerado con Mi carga en diferentes grados. Ahora es el punto de inflexión en el que la carne pasa al mundo espiritual y vosotros sois los precursores que cruzan de una era a otra, el pueblo universal que atraviesa el universo y los confines de la tierra. Sois lo que más quiero; sois Mis amados. Se puede decir que solo os amo a vosotros y a nadie más, porque todo Mi arduo esfuerzo ha sido por vosotros. ¿Puede ser que no sepáis eso? ¿Por qué crearía Yo todas las cosas? ¿Por qué las movería de un lado a otro para que os sirvieran? Todas estas acciones eran expresiones de Mi amor por vosotros. Las montañas y todas las cosas en ellas, y la tierra y todas las cosas en ella me alaban y glorifican por haberos ganado. Verdaderamente, todo se ha hecho y, además, todo se ha hecho por completo. Vosotros habéis dado un testimonio resonante de Mí y habéis humillado a los diablos y a Satanás por Mí. Todas las personas, asuntos y cosas fuera de Mí se someten a Mi autoridad, y todos siguen su propia clase ya que Mi plan de gestión se ha completado, (Mi pueblo me pertenece; y toda la clase de Satanás pertenece al lago de fuego, desciende al pozo sin fondo, donde llorará eternamente y perecerá para siempre). Cuando hablo de “perecer” y “tomar su espíritu, alma y cuerpo a partir de ese momento”, me refiero a entregar a esas personas a Satanás y permitir que sean pisoteadas. En otras palabras, todos los que no son de Mi casa serán objeto de destrucción y dejarán de existir. Esto no quiere decir, como las personas imaginan, que habrás desaparecido. También puede decirse que todas las cosas fuera de Mí, en Mi opinión, no existen, y este es el verdadero significado de la perdición. Desde la perspectiva de los humanos, estas cosas todavía parecen existir, pero, en Mi opinión, se han convertido en nada y perecerán por toda la eternidad. (Hago hincapié en que aquellos en quienes ya no obro más están fuera de Mí). En el caso de los humanos, independientemente de cómo piensen, ellos no pueden descifrar esto, y por muy bien que vean, no pueden comprenderlo. Las personas no pueden entender claramente a no ser que Yo las esclarezca, las ilumine y se lo señale explícitamente. Además, todos están cada vez más confundidos sobre ello, se sienten aún más vacíos y, cada vez más, sienten que no hay senda que seguir; son casi como muertos. En este preciso momento, la mayoría de los humanos (es decir, todos excepto los hijos primogénitos) están en este estado. He señalado estas cosas con bastante claridad, pero estas personas no muestran ningún tipo de reacción y siguen preocupándose por sus placeres carnales. Comen y, después, duermen; duermen y, después, comen. No ponderan Mis palabras. Incluso cuando están motivadas, es solo por un momento y después siguen igual que antes, sin cambiar ni un poco, como si no me hubieran escuchado en absoluto. Estos son los típicos humanos inútiles que no tienen cargas; los gorrones más obvios. Más adelante, los abandonaré uno por uno, ¡no te preocupes! Uno por uno los enviaré de vuelta al pozo sin fondo. El Espíritu Santo nunca ha obrado en estas personas, y todo lo que hacen fluye de los dones que han recibido. Cuando hablo de dones, quiero decir que estas son personas sin vida, que son Mis hacedores de servicio. No quiero a ninguna de ellas y las eliminaré (pero, en este preciso momento, todavía son un poco útiles). Vosotros que sois hacedores de servicio, ¡escuchad! No pienses que Yo te favorezco porque te estoy usando. No es tan fácil. Si quieres que Yo te favorezca, entonces debes ser alguien a quien Yo apruebe y perfeccione personalmente. Esta es la clase de persona que amo. Aunque las personas digan que Yo he cometido una equivocación, nunca incumpliré nada. ¿Lo sabes? Los que rinden servicio son simple ganado y caballos. ¿Cómo pueden ser Mis hijos primogénitos? ¿No sería eso un sinsentido? ¿No sería una violación de las leyes de la naturaleza? Quienesquiera que tengan Mi vida y Mi calidad, esos son Mis hijos primogénitos. Esto es algo razonable; nadie puede refutarlo. Debe ser así, o de lo contrario no habría nadie que pudiera desempeñar este papel y nadie que pudiera sustituirlo. No es algo sobre lo que se actúe desde las emociones, porque Yo soy el Dios mismo justo; Yo soy el Dios mismo santo; ¡Yo soy el Dios mismo majestuoso a quien no se puede ofender!

Todo lo que es imposible para los humanos transcurre sin contratiempos y libremente para Mí. Nadie puede detenerlo ni cambiarlo. Este mundo, en toda su inmensidad, está completamente en Mis manos, por no mencionar al pequeño diablo Satanás. De no ser por Mi plan de gestión y de no ser por Mis hijos primogénitos, hace mucho tiempo que Yo habría destruido a este viejo maligno y a esta era promiscua que está tan impregnada con el hedor de la muerte. No obstante, Yo actúo con propiedad y no hablo a la ligera. Una vez que digo algo, eso se cumplirá; aunque eso no fuera así, siempre existe el aspecto de Mi sabiduría que cumplirá todo por Mí y abrirá el camino para Mis acciones. Esto se debe a que Mis palabras son Mi sabiduría; Mis palabras lo son todo. Las personas no logran entenderlas fundamentalmente, ni pueden descifrarlas. Yo me refiero a menudo al “lago de fuego”. ¿Qué significa eso? ¿En qué se diferencia del lago de fuego y azufre? El lago de fuego y azufre se refiere a la influencia de Satanás, mientras que el lago de fuego alude al mundo entero bajo el campo de acción de Satanás. Todos en el mundo están sujetos a la inmolación en el lago de fuego (es decir, son cada vez más corruptos y, cuando su corrupción haya alcanzado cierto nivel, los destruiré uno por uno, lo que puedo hacer con facilidad, con tan solo pronunciar una palabra). Cuanto mayor es Mi ira, más alto arderán las llamas por todo el lago de fuego. Esto se refiere a cómo las personas se vuelven cada vez más y más malvadas. El momento en el que Mi ira estalle será también el momento en el que explote el lago de fuego; es decir, será el momento en el que todo el mundo-universo perezca. En ese día, Mi reino se hará realidad plenamente en la tierra y comenzará una nueva vida. Esto es algo que se cumplirá pronto. Cuando Yo lo diga, todo quedará expuesto a plena vista. Esta es la perspectiva humana del asunto, pero, en Mi opinión, las cosas ya se han completado de antemano, porque todo me resulta fácil. Yo hablo y se hace; Yo hablo y se establece.

Todos los días coméis de Mis palabras; disfrutáis de la grosura en Mi templo; bebéis agua de Mi río de la vida y recogéis el fruto de Mi árbol de la vida. ¿Qué es, pues, la grosura en Mi templo? ¿Qué es el agua de Mi río de la vida? ¿Qué es el árbol de la vida? ¿Qué es el fruto del árbol de la vida? Aunque estas frases son comunes, son incomprensibles para todos los humanos, que están todos confundidos. Las dicen irresponsablemente, las usan de manera imprudente y las aplican al azar. La grosura en el templo no se refiere ni a las palabras que Yo he hablado ni a la gracia que os he concedido. Por tanto, ¿qué significa eso en realidad? Desde la antigüedad, nunca ha habido nadie tan afortunado como para disfrutar la grosura en Mi templo. Solo en los últimos días, entre Mis hijos primogénitos, las personas pueden ver qué es esta grosura en Mi templo. El “templo” en esta frase se refiere a Mi persona, al monte Sion, Mi morada. Nadie puede entrar ni salir de él sin Mi permiso. ¿A qué se refiere la “grosura”? Se refiere a la bendición de poder reinar conmigo en el cuerpo. En general, esto alude a la bendición de que los hijos primogénitos puedan reinar conmigo en el cuerpo, y no es difícil de entender. El agua del río de la vida tiene dos significados: por un lado, se refiere al agua viva que fluye de lo más profundo de Mi ser, es decir, cada palabra salida de Mi boca. Por el otro lado, se refiere a la sabiduría y estrategia detrás de Mis acciones, así como a lo que Yo soy y tengo. Mis palabras contienen un sinfín de misterios ocultos (se menciona que los misterios ya no están ocultos en contraste con el pasado, pero, en comparación con la revelación pública que ocurrirá en el futuro, siguen estando ocultos. Aquí, “estar oculto” no es absoluto, sino relativo). En otras palabras, el agua del río de la vida está siempre fluyendo. En Mí hay sabiduría infinita, y las personas no pueden captar en absoluto lo que Yo soy y tengo; es decir, el agua del río de la vida está siempre fluyendo. En la opinión humana, hay muchas clases de árboles físicos, pero nadie ha visto nunca con sus propios ojos el árbol de la vida. Sin embargo, aunque hoy las personas lo vean, siguen sin reconocerlo, y aun así hablan de comer del árbol de la vida. ¡Eso es realmente ridículo! ¡Comerían de él indiscriminadamente! ¿Por qué digo que hoy las personas lo ven, pero no lo reconocen? ¿Por qué digo eso? ¿Entiendes lo que significan Mis palabras? El Dios mismo práctico de hoy es la persona que soy Yo y es el árbol de la vida. No uses las nociones humanas para medirme. Por fuera no parezco un árbol, pero ¿sabes que, en realidad, soy el árbol de la vida? Cada uno de Mis movimientos, discursos y maneras son el fruto del árbol de la vida y son Mi persona, son lo que Mis hijos primogénitos deben comer, para que, finalmente solo Mis hijos primogénitos y Yo seamos exactamente iguales. Ellos serán capaces de vivirme y de dar testimonio de Mí. (Estas son cosas que tendrán lugar después de que entremos en el mundo espiritual. Solo en el cuerpo podemos ser exactamente iguales; en la carne solo podemos ser más o menos iguales, pero seguimos teniendo nuestras propias preferencias).

Yo no solo revelaré Mi poder en Mis hijos primogénitos, sino que también lo haré en su gobierno sobre todas las naciones y pueblos. Este es un paso de Mi obra. Ahora es la clave y, aún más, el punto de inflexión. Cuando todo se haya cumplido, vosotros veréis qué es lo que están haciendo Mis manos y cómo Yo planeo y gestiono, pero esto no es una cosa vaga. A la luz de la dinámica de cada país del mundo, eso no es demasiado remoto; es algo que las personas no pueden imaginar y, además, algo que no pueden prever. No debéis ser en absoluto descuidados ni negligentes para que no perdáis la oportunidad de ser bendecidos y recompensados. La expectativa del reino está a la vista, y el mundo entero está cayendo muerto poco a poco. Desde el pozo sin fondo y desde el lago de fuego y azufre salen estallidos de sonidos de lamento que horrorizan a las personas y las hacen sentirse asustadas y sin ningún sitio donde poder esconderse. Quienquiera que sea seleccionado en Mi nombre y después sea eliminado acabará en el pozo sin fondo. Por tanto, como he dicho muchas veces, Yo arrojaré a los objetos de eliminación al pozo sin fondo. Cuando el mundo entero haya sido arrasado, todo lo que haya sido destruido caerá en el lago de fuego y azufre. En otras palabras, será transferido del lago de fuego al lago de fuego y azufre. En ese momento, todo el mundo habrá sido determinado, bien para la destrucción eterna (que se refiere a todos los que están fuera de Mí) o bien para la vida eterna (que alude a todos los que están dentro de Mí). En ese momento, Yo y Mis hijos primogénitos surgiremos del reino y entraremos en la eternidad. Esto es algo que se cumplirá más adelante; aunque Yo os lo dijese ahora, no lo entenderíais. Solo podéis seguir Mi liderazgo, caminar en Mi luz, acompañarme en Mi amor, disfrutar conmigo en Mi casa, reinar conmigo en Mi reino y gobernar conmigo sobre todas las naciones y pueblos bajo Mi autoridad. Todo lo que Yo he descrito anteriormente constituye las bendiciones sin fin que Yo os estoy dando.

Anterior: Capítulo 101

Siguiente: Capítulo 103

Los desastres son frecuentes. ¿Quieres saber cómo recibir al Señor antes de los grandes? Contáctanos ahora y exploremos juntos para encontrar el camino.
Contacta con nosotros por Messenger
Contacta con nosotros por WhatsApp

Contenido relacionado

Capítulo 37

A lo largo de las eras, en toda la obra que he llevado a cabo, cada una de sus etapas ha involucrado Mis métodos apropiados de trabajo. Por...

El suspiro del Todopoderoso

Hay un enorme secreto en tu corazón del que nunca has sido consciente porque has estado viviendo en un mundo sin luz. El maligno se ha...

La senda… (6)

Es gracias a la obra de Dios que hemos sido traídos hasta el día de hoy y, por tanto, somos los sobrevivientes en el plan de gestión de...

Ajustes

  • Texto
  • Temas

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Interlineado

Ancho de página

Índice

Buscar

  • Buscar en este texto
  • Buscar en este libro