179 Sólo cuando Dios se vuelve carne el hombre puede ser Su confidente

Sólo cuando Dios se humilla en cierta medida

al encarnar y entre los hombres morar,

entonces pueden ser Su confidente y así íntimos ser.

¿Cómo el hombre será Su confidente

si Dios es del espíritu, excelso e impenetrable?

Sólo al ser la misma carne, como es la del hombre,

comprenderá Su voluntad y Dios lo ganará.

Dios habla y obra en la carne,

junto al hombre en gozo, penas y aflicciones,

vive en su mundo, lo protege y lo guía,

lo purifica y le da bendición y salvación.

¿Cómo el hombre será Su confidente

si Dios es del espíritu, excelso e insondable?

Sólo al ser la misma carne, como es la del hombre,

comprenderá Su voluntad y Dios lo ganará.

Por esto, puede entender la voluntad de Dios

y ser Su confidente; sólo esto es práctico.

Si Dios fuera invisible e intangible al hombre,

¿cómo sería Su confidente?

¿No es esta doctrina ociosa?

¿Cómo el hombre será Su confidente

si Dios es del espíritu, excelso e insondable?

Sólo al ser la misma carne, como es la del hombre,

comprenderá Su voluntad y Dios lo alcanzará.

Sólo cuando Dios se vuelve carne el hombre puede ser Su confidente.

Adaptado de ‘Sólo los que conocen a Dios y Su obra pueden satisfacer a Dios’ en “La Palabra manifestada en carne”

Anterior: 178 Dios encarnado realiza la obra más crucial de salvar al hombre

Siguiente: 180 El Dios práctico aparece entre los hombres

El fin de todas las cosas se está acercando, ¿quieres saber cómo el Señor recompensará el bien, castigará el mal y determinará el fin de cada uno? Bienvenido a contactarnos para descubrir la respuesta.

Contenido relacionado

45. Vivir ante Dios

Tras leer las palabras de Dios, la admonición “cuando tu relación con tus hermanos y hermanas es normal, entonces tus condiciones delante de Dios también son normales” quedó grabada en mi mente de una manera especialmente clara. En mi búsqueda, reflexionaba en profundidad sobre esta afirmación. A través del esclarecimiento del Espíritu Santo, sentí que esta declaración aparentemente sencilla encarnaba en realidad una majestuosidad y un juicio que me atravesó el corazón como una espada.

Cómo conocer a Dios en la tierra

Todos vosotros os alegráis de recibir recompensas delante de Dios y de ser reconocidos por Él. Este es el deseo de toda persona después de...

Ajustes

  • Texto
  • Temas

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Interlineado

Ancho de página

Índice

Buscar

  • Buscar en este texto
  • Buscar en este libro

Contacta con nosotros por WhatsApp