576 Cumplir el propio deber es hacer todo lo posible

El hombre que cumple con su deber,

cumple con lo que es inherente a él y todo lo que le es posible.

Así él cumple con su deber.

Los defectos durante el servicio se reducen

con la experiencia y el proceso de juicio.

No obstruyen el deber del hombre.

Los hombres que dejan de servir y abandonan por temor

a los defectos en su servicio, los más cobardes de todos son.

El hombre que cumple con su deber,

cumple con lo que es inherente a él y todo lo que le es posible.

Así él cumple con su deber.

El hombre que cumple con su deber,

cumple con lo que es inherente a él y todo lo que le es posible.

Así él cumple con su deber.

Si durante el servicio a Dios el hombre no puede expresar lo que debe

o lograr lo que le es posible,

y pierde el tiempo y no se involucra,

perderá su función humana.

Esta clase de hombre es considerada mediocre e inútil.

¿Acaso es un ser creado así?

¿Acaso no brilla por fuera pero hiede por dentro?

El hombre que cumple con su deber,

cumple con lo que es inherente a él y todo lo que le es posible.

Así él cumple con su deber.

El hombre que cumple con su deber,

cumple con lo que es inherente a él y todo lo que le es posible.

Así él cumple con su deber, con su deber.

Adaptado de ‘La diferencia entre el ministerio de Dios encarnado y el deber del hombre’ en “La Palabra manifestada en carne”

Anterior: 575 Lo que a Dios le importa es el corazón de la persona

Siguiente: 577 Ofrece tu cuerpo y tu mente para cumplir la comisión de Dios

El fin de todas las cosas se está acercando, ¿quieres saber cómo el Señor recompensará el bien, castigará el mal y determinará el fin de cada uno? Bienvenido a contactarnos para descubrir la respuesta.

Contenido relacionado

34. Qué bien sienta quitarse el disfraz

Consideraba las doctrinas que sostenía como mi propio capital, pero no ponía atención en entenderme a mí misma, en buscar la entrada, en ganar la verdad. Y así, ¿cómo podía tener algún cambio en mi carácter de vida? La obra práctica y las palabras de Dios nos proveen de toda la verdad que necesitamos y Él desea que entendamos esa verdad y que, por medio de cumplir nuestro deber, traigamos la luz y el esclarecimiento que obtengamos en nuestras experiencias diarias y entrada, y proveer eso a nuestros hermanos y hermanas.

Ajustes

  • Texto
  • Temas

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Interlineado

Ancho de página

Índice

Buscar

  • Buscar en este texto
  • Buscar en este libro

Contacta con nosotros por WhatsApp