707 El entendimiento que tenía Pedro del castigo y el juicio

1 El amor de Pedro era un amor puro. Esta es la experiencia de ser perfeccionado, y esta es la esfera más elevada de ser perfeccionado, y no hay una vida que tenga más sentido. Aceptó el castigo y el juicio de Dios, atesoró el justo carácter de Dios, y ninguna otra cosa de Pedro era más preciosa. Él dijo: “Satanás me da placeres materiales, pero no los atesoro. El juicio y el castigo de Dios vienen sobre mí, en esto soy bendecido, en esto encuentro gozo, y en esto soy bendecido. Si no fuera por el juicio de Dios, nunca amaría a Dios; todavía viviría bajo el campo de acción de Satanás, y todavía me controlaría y me mandaría. Si ese fuera el caso, nunca me haría un verdadero ser humano, puesto que sería incapaz de satisfacer a Dios, y no le habría dedicado mi todo a Dios.

2 Aunque Dios no me bendijera, dejándome sin consuelo por dentro, como si un fuego me estuviera quemando por dentro, y me dejara sin paz o gozo, y aunque el castigo y la disciplina de Dios nunca se apartaran de mí, en el castigo y el juicio de Dios puedo contemplar Su justo carácter. Me deleito en esto; no hay cosa más valiosa o que tenga tanto sentido en la vida. Aunque Su protección y cuidado se han vuelto castigos, juicios, maldiciones y golpizas despiadados, todavía me gozo en estas cosas porque me pueden limpiar y cambiar mejor, me pueden acercar más a Dios, me pueden capacitar más para amar a Dios y pueden hacer que mi amor por Dios sea más puro. Esto me capacita para cumplir mi deber como criatura, y me lleva ante Dios y lejos de la influencia de Satanás, para que ya no sirva a Satanás.

3 Lo que me ha salvado es el castigo y el juicio de Dios, y mi vida es inseparable del castigo y del juicio de Dios. Mi vida en la tierra está bajo el campo de acción de Satanás, y si no fuera por el cuidado y la protección del castigo y el juicio de Dios, siempre habría vivido bajo el campo de acción de Satanás y, todavía más, no hubiera tenido la oportunidad o los medios para vivir una vida que tuviera sentido. Sólo si el castigo y el juicio de Dios nunca me dejan, Dios me podrá limpiar. Sólo con las palabras duras y el justo carácter de Dios, y el majestuoso juicio de Dios, he obtenido la protección suprema, y he vivido en la luz, y he obtenido las bendiciones de Dios. Poder ser limpiado, y librarme de Satanás, y vivir bajo el dominio de Dios, esta es la mayor bendición de mi vida hoy”.

Adaptado de ‘Las experiencias de Pedro: su conocimiento del castigo y del juicio’ en “La Palabra manifestada en carne”

Anterior : 706 Contemplar la imagen del Hijo del hombre en Su juicio y castigo

Siguiente : 708 Sólo los cambios de carácter son cambios verdaderos

Los desastres son frecuentes. ¿Quieres saber cómo recibir al Señor antes de los grandes? Contáctanos ahora y exploremos juntos para encontrar el camino.
Contáctanos
Contacta con nosotros por WhatsApp

Contenido relacionado

Dios mismo, el único II

El carácter justo de Dios Ahora que habéis oído la enseñanza anterior sobre la autoridad de Dios, confío en que estéis equipados con una...

80. Sólo el amor de Dios es real

Sin la salvación de Dios, mis ojos todavía estarían tapados y mis emociones atrapadas, pero experimentar la obra Dios me hizo entender la esencia de lo que significa “ayudarnos el uno al otro” y me mostró la verdad de la amistad, del amor, del cariño familiar. Vi que sólo las palabras de Dios son la verdad, y que solamente viviendo por las palabras de Dios podríamos escapar de la influencia de Satanás, y que sólo comportándonos de acuerdo con la verdad podríamos tener una vida significativa.

Ajustes

  • Texto
  • Temas

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Interlineado

Ancho de página

Índice

Buscar

  • Buscar en este texto
  • Buscar en este libro