574 Practicar la verdad en tu deber es fundamental

El hombre es cambiado gradualmente

cumpliendo con su deber.

Y él demuestra su lealtad así.

El proceso no cambia.

Cuanto más puedas cumplir con tu deber,

más verdades recibirás

y tu expresión más real se volverá.

Mucho más real será.

Si al cumplir su deber,

alguien sólo lo hace por seguir una forma,

y si la verdad no busca,

entonces puede esperar ser eliminado al final.

Porque ellos no cumplen con su deber

en la práctica de la verdad.

Y tampoco practican la verdad

en el cumplimiento de su deber, de su deber.

El hombre es cambiado gradualmente

cumpliendo con su deber.

Y él demuestra su lealtad así.

El proceso no cambia.

Cuanto más puedas cumplir con tu deber,

más verdades recibirás

y tu expresión más real se volverá.

Mucho más real será.

Si al cumplir su deber,

alguien sólo lo hace por seguir una forma,

y si la verdad no busca,

entonces puede esperar ser eliminado al final.

Esos hombres permanecen sin cambiar.

Ellos serán maldecidos.

Sus expresiones son impuras.

Como si eso fuera poco,

lo que ellos expresan es sólo maldad.

El hombre es cambiado gradualmente

cumpliendo con su deber.

Y él demuestra su lealtad así.

El proceso no cambia.

Cuanto más puedas cumplir con tu deber,

más verdades recibirás

y tu expresión más real se volverá.

Mucho más real será.


Adaptado de ‘La diferencia entre el ministerio del Dios encarnado y el deber del hombre’ en “La Palabra manifestada en carne”

Anterior: 573 El deber de uno es la vocación de un ser creado

Siguiente: 575 Lo que a Dios le importa es el corazón de la persona

Los desastres son frecuentes. ¿Quieres saber cómo recibir al Señor antes de los grandes? Contáctanos ahora y exploremos juntos para encontrar el camino.
Conéctate con nosotros en Messenger
Contacta con nosotros por WhatsApp

Contenido relacionado

Ajustes

  • Texto
  • Temas

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Interlineado

Ancho de página

Índice

Buscar

  • Buscar en este texto
  • Buscar en este libro