Palabras diarias de Dios | Fragmento 509 | "Solo experimentando el refinamiento puede el hombre poseer el verdadero amor"

Entre mayor sea el refinamiento que Dios lleve a cabo, más pueden los corazones de las personas amar a Dios. El tormento en sus corazones es benéfico para sus vidas, son más capaces de estar en paz delante de Dios, su relación con Dios es más cercana y están más capacitados para ver el amor supremo de Dios y Su suprema salvación. Pedro experimentó el refinamiento cientos de veces y Job pasó por varias pruebas. Si vosotros queréis que Dios os perfeccione, también debéis pasar por el refinamiento cientos de veces; solo si pasáis por este proceso, y dependéis de este paso, podréis ser capaces de satisfacer la voluntad de Dios y de que Dios os perfeccione. El refinamiento es el mejor medio por el cual Dios hace perfectas a las personas; sólo el refinamiento y las pruebas amargas pueden suscitar el verdadero amor por Dios en los corazones de las personas. Sin las dificultades, las personas carecen de verdadero amor por Dios; si no son probadas en su interior ni son realmente sometidas al refinamiento, entonces sus corazones siempre estarán flotando por fuera. Después de haber sido refinado hasta cierto punto, verás tu propia debilidad y dificultades, verás cuánto te hace falta, no podrás vencer los muchos problemas con los que te encuentres y verás qué tan grande es tu desobediencia. Solo durante las pruebas pueden realmente conocer su verdadera condición; las pruebas capacitarán mejor a las personas para ser perfeccionadas.

Durante su vida Pedro experimentó el refinamiento cientos de veces y pasó por muchos sufrimientos dolorosos. Este refinamiento se convirtió en el fundamento de su amor supremo por Dios y en la experiencia más significativa de toda su vida. Que pudiera tener un amor supremo por Dios se debió, en un sentido, a su determinación de amar a Dios; más importante aún, sin embargo, se debió al refinamiento y al sufrimiento por el que pasó. Este sufrimiento se convirtió en su guía en el camino de amar a Dios y en la cosa más memorable para él. Si las personas no pasan por el dolor del refinamiento cuando aman a Dios, entonces su amor está lleno de impurezas y de sus propias preferencias; amor como este está lleno de las ideas de Satanás y es fundamentalmente incapaz de satisfacer la voluntad de Dios. Tener la determinación de amar a Dios no es lo mismo que amar verdaderamente a Dios. Aunque todo lo que piensen en sus corazones sea por el bien de amar y satisfacer a Dios, y aunque sus pensamientos parezcan estar dedicados completamente a Dios y carezcan de toda idea humana, si sus pensamientos son llevados delante de Dios, Él no los elogia ni los bendice. Incluso cuando las personas han comprendido plenamente todas las verdades, cuando han llegado a conocerlas todas, no se puede decir que esto sea una señal de que aman a Dios, no se puede decir que estas personas realmente aman a Dios. A pesar de haber entendido muchas verdades sin pasar por el refinamiento, las personas son incapaces de poner estas verdades en práctica; sólo durante el refinamiento las personas pueden entender el verdadero significado de estas verdades, sólo entonces pueden las personas genuinamente apreciar su significado interno. En ese momento, cuando lo vuelven a intentar, pueden poner en práctica las verdades de manera correcta y de acuerdo con la voluntad de Dios; en ese momento, sus ideas humanas menguan, su corrupción humana se reduce y sus emociones humanas disminuyen; sólo en ese momento su práctica es una verdadera manifestación del amor a Dios. El efecto de la verdad del amor a Dios no se logra a través del conocimiento hablado o de la buena disposición mental, ni tampoco se puede lograr solo al entender esa verdad. Se requiere que las personas paguen un precio, que pasen por mucha amargura durante el refinamiento y sólo entonces su amor se volverá puro y conforme al propio corazón de Dios.

Extracto de “La Palabra manifestada en carne”

EL REFINAMIENTO ES EL MEJOR MEDIO PARA QUE DIOS PERFECCIONE AL HOMBRE

I

Cuanto más refina Dios, más ama la gente a Dios. Los beneficia en la vida tener el corazón atormentado. Estarán en paz ante Dios y se acercarán a Él. Pueden ver Su amor supremo y Su suprema salvación. El refinamiento es el mejor medio para perfeccionar al hombre. Sólo con pruebas y refinamiento la gente ama de verdad a Dios.

II

Pedro fue refinado. Sucedió cientos de veces. Job pasó por varias pruebas. Y tú también deberías ser refinado. Debes pasar por cientos de pruebas, debes pasar por este proceso para poder complacer a Dios, y Él te perfeccionará. El refinamiento es el mejor medio para perfeccionar al hombre. Sólo con pruebas y refinamiento la gente ama de verdad a Dios, sí, ama de verdad a Dios.

III

Cuando te refines hasta cierto punto, verás tu flaqueza y tus problemas. Verás cuánto te falta, para vencer tus problemas. Verás tu propia resistencia. Las pruebas te mostrarán tu estado. Las pruebas te permitirán ser perfeccionado mejor. El refinamiento es el mejor medio para perfeccionar al hombre. Sólo con pruebas y refinamiento la gente ama de verdad a Dios.

IV

Si la gente no sufre adversidades, les faltará amor real por Dios. Si no se prueban por dentro, si no están sujetos al refinamiento, sus corazones siempre flotarán en el mundo exterior. El refinamiento es el mejor medio para perfeccionar al hombre. Sólo con pruebas y refinamiento la gente ama de verdad a Dios, ama de verdad a Dios.

De “Seguir al Cordero y cantar nuevos cánticos”

Los desastres son frecuentes. ¿Quieres saber cómo recibir al Señor antes de los grandes? Contáctanos ahora y exploremos juntos para encontrar el camino.
Contacta con nosotros por Messenger
Contacta con nosotros por WhatsApp

Contenido relacionado