Palabras diarias de Dios | Fragmento 337 | "Nadie que sea de la carne puede escapar del día de la ira"

He trabajado y hablado de esta manera entre vosotros, he gastado tanta energía y esfuerzo, sin embargo, ¿cuándo habéis vosotros jamás escuchado lo que os digo claramente? ¿Dónde os habéis inclinado ante Mí, el Todopoderoso? ¿Por qué me tratáis así? ¿Por qué todo lo que vosotros decís y hacéis provoca Mi rabia? ¿Por qué son tan duros vuestros corazones? ¿Acaso alguna vez os he afectado? ¿Por qué vosotros no hacéis otra cosa que causarme tristeza y ansiedad? ¿Estáis esperando que venga sobre vosotros el día de la ira mía, Jehová? ¿Estáis esperando a que Yo envíe Mi ira provocada por vuestra desobediencia? ¿Acaso todo lo que hago no es por vosotros? Sin embargo, siempre me habéis tratado a Mí, Jehová, de esta manera: robando Mis sacrificios, llevándose las ofrendas de Mi altar a vuestras casas para alimentar a los cachorros y a los hijos de los cachorros en la guarida de lobos; la gente lucha unos contra otros, enfrentándose entre sí con miradas llenas de rabia y espadas y lanzas, echando Mis palabras, las del Todopoderoso, a la letrina para que se vuelvan tan asquerosas como excrementos. ¿Dónde está vuestra integridad? ¡Vuestra humanidad se ha vuelto como la de las bestias! Vuestros corazones hace ya tiempo que se han convertido en piedra. ¿Acaso no sabéis que cuando llegue Mi día de ira será cuando Yo juzgue la maldad que hoy cometéis contra Mí, el Todopoderoso? ¿Creéis que, engañándome a Mí de esta manera, echando Mis palabras en el fango y no escuchándolas, creéis que al actuar así a Mis espaldas podéis escapar de Mi mirada iracunda? ¿No sabéis acaso que ya Mis ojos, los de Jehová, os han visto cuando robasteis Mis sacrificios y codiciasteis Mis posesiones? ¿No sabéis que cuando robasteis Mis sacrificios, fue frente al altar en el que se ofrecen sacrificios? ¿Cómo os podéis considerar a vosotros mismos lo suficientemente inteligentes como para engañarme de esta manera? ¿Cómo podría Mi ira apartarse de vuestros pecados atroces? ¿Cómo podría Mi furia rabiosa pasar por alto vuestras malvadas acciones? El mal que habéis cometido hoy no os abre ninguna salida, sino que más bien acumula castigo para el mañana; ello provoca Mi castigo, el del Todopoderoso, hacia vosotros. ¿Cómo podrían vuestras malas acciones y vuestras malas palabras escapar de Mi castigo? ¿Cómo podrían vuestras oraciones llegar a Mis oídos? ¿Cómo podría abrir una salida para vuestra injusticia? ¿Cómo podría dejar de lado vuestras acciones malvadas que me desafían? ¿Cómo no podría Yo cortar vuestras lenguas tan venenosas como las de una serpiente? Vosotros no me llamáis por el bien de vuestra justicia, sino más bien acumuláis Mi ira como resultado de vuestra maldad. ¿Cómo podría perdonaros? Ante Mis ojos, los ojos del Todopoderoso, vuestras palabras y acciones son asquerosas. Mis ojos, los del Todopoderoso, observan vuestra injusticia como castigo implacable. ¿Cómo podría Mi justo castigo y juicio apartarse de vosotros? Debido a que vosotros me hacéis esto, y me provocáis tristeza e ira, ¿cómo podría dejar escaparos de Mis manos y alejaros del día en que Yo, Jehová, os castigue y maldiga? ¿No sabéis que todas vuestras malas palabras y declaraciones ya han llegado a Mis oídos? ¿No sabéis que vuestra injusticia ya ha mancillado Mi túnica sagrada de rectitud? ¿No sabéis que vuestra desobediencia ya ha provocado Mi ira vehemente? ¿No sabéis que vosotros hace mucho tiempo que me habéis dejado enfurecido, y desde hace mucho tiempo habéis probado Mi paciencia? ¿No sabéis que ya habéis maltratado Mi carne hasta hacerla hilachas? He soportado tanto hasta ahora que ya voy a liberar Mi ira; ya no seré más tolerante con vosotros. ¿No sabéis que vuestras malas obras ya han llegado a Mis ojos, y que Mis clamores ya han llegado a los oídos de Mi Padre? ¿Cómo puede Él permitir que vosotros me tratéis así? ¿Acaso toda la obra que hago en vosotros no es por vuestro bien? Sin embargo, ¿quién de vosotros se ha vuelto más amoroso hacia la obra que realizo Yo, Jehová? ¿Podría Yo ser infiel a la voluntad de Mi Padre, porque soy débil, y por la angustia que Yo he sufrido? ¿No comprendéis Mi corazón? Yo os hablo a vosotros como lo hizo Jehová; ¿no he renunciado a tantas cosas por vosotros? A pesar de que estoy dispuesto a soportar todo este sufrimiento por el bien de la obra de Mi Padre, ¿cómo podríais vosotros ser liberados del castigo que Yo traigo sobre vosotros como resultado de Mi sufrimiento? ¿Acaso no habéis vosotros disfrutado tanto de Mí? Hoy, he sido otorgado a vosotros por Mi Padre; ¿acaso no sabéis que disfrutáis mucho más que Mis palabras generosas? ¿No sabéis que Mi vida fue cambiada por vuestra vida y por las cosas que disfrutáis? ¿No sabéis que Mi Padre utilizó Mi vida para batallar contra Satanás, y que Él también confirió Mi vida sobre vosotros, haciendo que vosotros recibierais cien veces más, y permitiéndoos evitar tantas tentaciones? ¿No sabéis acaso que es sólo a través de Mi obra que vosotros habéis sido eximidos de muchas tentaciones, y de muchos castigos ardientes? ¿No sabéis que es sólo por Mi causa que Mi Padre os ha permitido disfrutar hasta ahora? ¿Cómo podrían vuestros corazones permanecer tan duros hoy, como si se hubieran encallecido? ¿Cómo podrían las maldades que cometéis hoy escapar al día de la ira que le seguirá a Mi salida de la tierra? ¿Cómo podría permitir que aquellos que son tan duros de corazón escapen de la ira de Jehová?

Extracto de “La Palabra manifestada en carne”

Los desastres son frecuentes. ¿Quieres saber cómo recibir al Señor antes de los grandes? Contáctanos ahora y exploremos juntos para encontrar el camino.
Contáctanos
Contacta con nosotros por WhatsApp

Contenido relacionado