Invitamos a los buscadores de la verdad a contactar con nosotros.

La Palabra Manifestada en Carne (Continuación) (RECITALES)

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Ancho de página

0 Resultado(s) de búsqueda

No se encuentra los resultados.

Dios mismo, el único VII

Velocidad

Dios mismo, el único VII

(I) Una perspectiva de la autoridad, el carácter justo y la santidad de Dios

Parte 1

Cuando habéis terminado vuestras oraciones, ¿se sienten tranquilos vuestros corazones en la presencia de Dios? (Sí.) Si el corazón de una persona puede calmarse, podrá oír y entender la palabra de Dios y la verdad. Si tu corazón es incapaz de calmarse, si está siempre a la deriva, o siempre pensando en otras cosas, afectará a tu reunión con los demás para oír la palabra de Dios. Así pues, ¿qué hay en la raíz de lo que estamos exponiendo en esta ocasión? Pensemos un poco en la idea principal. En cuanto a conocer a Dios mismo, el único, ¿cuál es la primera parte que expusimos? (La autoridad de Dios.) ¿Cuál fue la segunda? (El carácter justo de Dios.) ¿Y la tercera? (La santidad de Dios.) ¿Cuántas veces hemos expuesto la autoridad de Dios? ¿Os ha dejado alguna impresión? (Dos veces.) ¿Y que hay del carácter justo de Dios? (Una vez.) El número de veces que hemos discutido sobre la santidad de Dios, probablemente os haya dejado alguna impresión, pero ¿el contenido específico discutido en cada ocasión os ha dejado alguna impresión? En la primera parte, “la autoridad de Dios”, ¿qué dejó la impresión más profunda en vosotros? ¿Qué parte ha tenido más impacto para vosotros? (La autoridad de la palabra de Dios y Dios como gobernador de todas las cosas.) Hablad sobre estas importantes ideas. (Primero, Dios comunicó la autoridad y el poder de Su palabra; Dios es tan bueno como Su palabra, y esta se cumplirá. Esta es la esencia misma de Dios.) (La autoridad de Dios reside en Su creación de los cielos y la tierra y todo lo que hay en ellos. Ningún hombre puede alterarla. Dios es el Gobernador de todas las cosas y Él lo controla todo.) (Dios utiliza el arco iris y pactos con el hombre.) Este es el contenido específico. ¿Había algo más? (Las órdenes de Dios a Satanás que puede tentar a Job, pero no tomar su vida. En esto vemos la autoridad de la palabra de Dios.) Este es un entendimiento que obtuvisteis después de oír la comunicación, ¿verdad? ¿Hay algo más que añadir? (Reconocemos principalmente que la autoridad de Dios representa el estatus y la posición únicos de Dios, y ninguno de los seres creados o no creados puede poseer Su autoridad.) (Dios habla para hacer un pacto con el hombre y para poner Sus bendiciones sobre él, estos son todos ejemplos de la autoridad de la palabra de Dios.) (Vemos la autoridad de Dios en la creación de los cielos y la tierra y todas las cosas por medio de Su palabra, y en Dios encarnado vemos que Su palabra también lleva la autoridad de Dios, ambas cosas son símbolos de la singularidad de Dios. Vemos que, cuando el Señor Jesús ordenó a Lázaro que saliese caminando de su tumba, la vida y la muerte están bajo el control de Dios, las cuales Satanás no tiene el poder de controlar y que, bien sea que la obra de Dios se realice en carne o en Espíritu, Su autoridad es única.) ¿Tenéis algo que añadir? (Vemos que Dios ha dictado las seis coyunturas de la vida.) ¡Muy bien! ¿Qué más? (Las bendiciones de Dios hacia el hombre también representan Su autoridad.) Cuando hablamos acerca de la autoridad de Dios, ¿cuál es tu entendimiento de la palabra “autoridad”? Dentro del ámbito de la autoridad de Dios, en lo que Él hace y revela, ¿qué ven las personas? (Vemos la omnipotencia y la sabiduría de Dios.) (Vemos que la autoridad de Dios está siempre presente y que existe verdaderamente.) (Vemos la autoridad de Dios a gran escala en Su dominio sobre el universo, y a pequeña escala cuando toma el control de la vida humana. A partir de las seis coyunturas de la vida vemos que Dios planea y controla realmente cada aspecto de nuestra vida.) (Además, vemos que la autoridad de Dios representa a Dios mismo, el único, y ninguno de los seres creados o no creados puede poseerla. La autoridad de Dios simboliza Su estatus.) “Símbolos del estatus y la posición de Dios”, parecéis tener un entendimiento doctrinal de estas palabras. ¿Qué pregunta acabo de plantearos? ¿Podéis repetirla? (En lo que Dios hace y revela, ¿qué vemos?) ¿Qué veis? ¿Podría ser que sólo veáis la autoridad de Dios? ¿Sentisteis solamente la autoridad de Dios? (Vemos la realidad de Dios, Su veracidad, Su fidelidad.) (Vemos la sabiduría de Dios.) La fidelidad de Dios, Su veracidad, y algunos dijeron Su sabiduría. ¿Qué más hay? (La omnipotencia de Dios.) (Ver la justicia y la bondad de Dios.) Aún no habéis dado en el clavo, así que pensad un poco más. (La autoridad y el poder de Dios se revelan y reflejan en que Él se hace cargo, dirige y gestiona a la humanidad. Esto es muy real y cierto. Él siempre está haciendo Su obra y ninguno de los seres creados o no creados puede poseer esta autoridad y poder.) ¿Estáis todos mirando vuestras notas? ¿Tenéis realmente algún conocimiento de la autoridad de Dios? ¿Ha comprendido algunos de vosotros verdaderamente Su autoridad? (Dios nos ha vigilado y protegido desde que éramos jóvenes, y vemos Su autoridad en eso. No siempre entendíamos las situaciones que nos sobrevenían, pero Él siempre estaba protegiéndonos entre bambalinas; esto también es la autoridad de Dios.) ¡Muy bien, bien dicho!

Cuando hablamos acerca de la autoridad de Dios, ¿dónde está el centro de atención, la idea principal? ¿Por qué debemos exponer este contenido? En primer lugar, las personas son capaces de entender, ver, y sentir la autoridad de Dios. Lo que ves y sientes procede de las acciones y las palabras de Dios, así como de Su control del universo. Por tanto, todo lo que las personas ven a través de la autoridad de Dios, todo lo que aprenden a través de ella, o lo que conocen por medio de ella, ¿qué entendimiento verdadero obtienen de ello? En primer lugar, el propósito de exponer este contenido es que las personas establezcan el estatus de Dios como el Creador y Su posición entre todas las cosas. En segundo lugar, cuando las personas ven todo lo que Dios ha hecho, dicho y controlado por medio de Su autoridad, eso les permite ver el poder y la sabiduría de Dios. Les permite ver el gran poder de Dios para controlarlo todo y cuán sabio es Él cuando lo hace. ¿No es esto el centro de atención y la idea principal de la autoridad única de Dios que expusimos anteriormente? No ha pasado mucho tiempo, pero algunos ya lo han olvidado, lo que demuestra que no habéis comprendido totalmente la autoridad de Dios; uno podría decir incluso que no habéis visto la autoridad de Dios. ¿Entendéis esto un poco ahora? Cuando veas la autoridad de Dios en acción, ¿qué sentirás realmente? ¿Has sentido realmente el poder de Dios? (Lo hemos hecho.) Cuando lees las palabras de Dios sobre Su creación del universo sientes Su poder, Su omnipotencia. Cuando ves el dominio de Dios sobre el destino de los hombres, ¿qué sientes? ¿Sientes Su poder y Su sabiduría? (Los sentimos.) Si Dios no poseyera este poder, esta sabiduría, ¿estaría cualificado para tener dominio sobre el universo y el destino de los hombres? (No lo estaría.) Si alguien no posee la capacidad para hacer su trabajo, no posee las fuerzas necesarias y carece de las habilidades apropiadas y el conocimiento, ¿estaría cualificado para hacer su trabajo? Definitivamente no lo estaría; el potencial de una persona para hacer grandes cosas depende de lo grandes que sean sus capacidades. Dios posee ese poder como también la sabiduría, y por eso tiene la autoridad; esto es único. ¿Has conocido alguna vez a cualquier criatura o persona en el universo que posea el mismo poder que Dios tiene? ¿Hay alguien o algo con el poder de crear los cielos, la tierra y todas las cosas, así como de controlarlos y tener dominio sobre ellos? ¿Hay alguien o algo que pueda dominar y guiar a toda la humanidad y ser tanto siempre presente como omnipresente? (No, no lo hay.) ¿Entendéis ahora el verdadero significado de todo lo que entraña la autoridad única de Dios? ¿Tenéis algún entendimiento? (Lo tenemos.) Hemos repasado ahora los puntos que cubren la autoridad única de Dios.

¿Cuál es la segunda parte de la que hablamos? (El carácter justo de Dios.) No expusimos muchas cosas relativas al carácter justo de Dios. ¿Por qué ocurre eso? Existe una razón para esto: la obra de Dios es principalmente juicio y castigo en esta etapa. El carácter justo de Dios se ha revelado claramente en la Era del Reino, de forma muy específica. Él ha dicho las palabras que nunca ha dicho desde la época de la creación; y en Sus palabras todas las personas, todos los que han visto Su palabra, y todos los que han experimentado la misma han visto revelado Su carácter justo. ¿Correcto? ¿Cuál es entonces la idea principal de lo que estamos exponiendo acerca del carácter justo de Dios? ¿Habéis desarrollado una comprensión profunda de lo que habéis aprendido? ¿Habéis obtenido entendimiento de cualquiera de vuestras experiencias? (Dios quemó a Sodoma porque las personas de esa época se habían vuelto muy corruptas y habían provocado por tanto la ira de Dios. En esto vemos el carácter justo de Dios.) Primero, observemos lo siguiente: si Dios no hubiera destruido Sodoma, ¿podrías saber de Su carácter justo? Seguirías pudiendo saberlo. ¿Correcto? Puedes verlo en las palabras que Él ha expresado en la Era del Reino, y también por Su juicio, Su castigo, y las maldiciones dirigidas contra el hombre. ¿Ves el carácter justo de Dios en Su salvación de Nínive? (Lo vemos.) En esta era, puedes ver algo de la misericordia, el amor, y la tolerancia de Dios. Puedes verlo en el cambio de actitud de Dios hacia los hombres cuando se arrepienten. Usando estos dos ejemplos como la premisa para exponer el carácter justo de Dios, claramente se ve que Su carácter justo se ha revelado. Sin embargo, en realidad esto no se limita a lo que se recoge en estas dos historias bíblicas. A partir de lo que habéis aprendido y visto ahora a través de la palabra de Dios y Su obra, a partir de vuestra experiencia presente de ellas, ¿cuál es el carácter justo de Dios? Exponed de vuestras propias experiencias. (En los entornos que Dios creó para las personas, cuando estas son capaces de buscar la verdad y actuar bajo la voluntad de Dios, ven Su amor y Su misericordia. Dios las guía, las esclarece, y les permite sentir la luz en su interior. Cuando las personas van en contra de Dios, se resisten a Él y van en contra de Su voluntad, hay tinieblas en su interior, como si Dios las hubiera abandonado. A partir de esto hemos experimentado la santidad del carácter justo de Dios; Él aparece en el reino santo y es ocultado en los lugares de inmundicia.) (A partir de nuestras experiencias vemos el carácter justo de Dios en la obra del Espíritu Santo. Cuando somos pasivos, o incluso vamos en contra de Dios y le resistimos, el Espíritu Santo está ahí, oculto y sin tomar ninguna acción. En ocasiones oramos y no sentimos a Dios, o incluso oramos y no sabemos qué decirle, pero cuando el estado de una persona cambia y pasa a estar dispuesta a cooperar con Dios y dejar de lado sus propias nociones e imaginaciones, y se esfuerza por mejorar, aquí es cuando el rostro sonriente de Dios comienza a aparecer gradualmente.) ¿Tenéis algo más que añadir? (Dios está oculto cuando el hombre lo traiciona, y Él ignora a este.) (Veo el carácter justo de Dios en la forma en que trata a las personas. Nuestros hermanos y hermanas son diferentes en estatura y calibre, y lo que Dios requiere de cada uno de nosotros difiere también. Todos somos capaces de recibir el esclarecimiento de Dios en diversos grados, y de esta forma veo Su justicia. Esto se debe a que el hombre no puede tratar al hombre de la misma forma, sólo Dios puede hacerlo.) Hmm, todos habéis hablado de algún conocimiento práctico.

¿Entendéis la idea principal acerca de conocer el carácter justo de Dios? En relación con esto, se pueden poseer muchas palabras de la experiencia, pero hay algunos puntos principales de los que debería hablaros. Para entender el carácter justo de Dios, uno debe entender primero Sus sentimientos: lo que Él odia, lo que aborrece, y lo que ama, a quién tolera Él, con quién es misericordioso, y qué tipo de persona recibe esa misericordia. Este es un punto muy importante a conocer. Además, uno debe entender que no importa cuán amoroso sea Dios, no importa cuánta misericordia y cuánto amor tenga por las personas, Él no tolera que nadie ofenda Su estatus y Su posición, ni Su dignidad. Aunque Él ama a las personas, no las mima. Les da Su amor, Su misericordia, y Su tolerancia, pero nunca las ha consentido; Él tiene Sus principios y Sus límites. Sin tomar en cuenta hasta qué punto hayas sentido el amor de Dios en ti, de lo profundo que sea ese amor, no debes tratar nunca a Dios como tratarías a otra persona. Aunque es cierto que Él trata a las personas como cercanas a Él, si una persona ve a Dios como otra persona, como si fuera solamente otro ser de la creación, como un amigo o un objeto de adoración, Él ocultará Su rostro de ellos y los abandonará. Este es Su carácter, y no tolera que nadie lo trate de forma descuidada en este asunto. Así pues se dice a menudo del carácter de Dios en Su palabra: no importa por cuántos caminos hayas viajado, cuánta obra hayas hecho o cuánto hayas soportado por Dios, tan pronto como ofendas Su carácter, Él os retribuirá en base a lo que hayas hecho. ¿Lo has visto? (Sí, lo hemos visto.) Lo has visto, ¿verdad? Esto significa que Dios puede considerar a las personas como cercanas a Él, pero estas no deben tratarlo como un amigo o un familiar. No consideres a Dios como tu colega. No importa cuánto amor hayas recibido de Él, cuánta tolerancia te haya ofrecido, nunca debes tratar a Dios simplemente como un amigo. Este es el carácter justo de Dios. Entiendes, ¿verdad? (Sí.) ¿Tengo que decir algo más sobre esto? ¿Tenéis algún entendimiento previo sobre este asunto? Hablando en general, este es el error que las personas cometen con más facilidad independientemente de si entienden las doctrinas, o si no han pensado nada sobre ello antes. Cuando las personas ofenden a Dios, podría no ser por una ocasión, o una cosa que dijeron, sino más bien por una actitud que tuvieron y un estado en el que se encuentran. Esto es algo muy aterrador. Algunas personas creen que tienen un entendimiento de Dios, que lo conocen, y podrían incluso hacer algunas cosas que agradarían a Dios. Comienzan a sentirse iguales a Él y que se han vuelto ingeniosamente amigos suyos. Estos tipos de sentimientos son terriblemente incorrectos. Si no tienes un entendimiento profundo de esto, si no entiendes claramente esto, es entonces muy fácil ofender a Dios y a Su carácter justo. Entiendes esto ahora, ¿verdad? (Sí.) ¿No es único el carácter justo de Dios? ¿Es igual a la personalidad de la humanidad? ¿Es igual a las cualidades personales de un hombre? Nunca, ¿verdad? (Sí.) Por tanto, no debes olvidar que independientemente de cómo trate Dios a las personas, de lo que Él piense de ellas, Su posición, autoridad, y estatus no cambian nunca. Para la humanidad, ¡Dios es siempre el Señor de todo y el Creador! Entiendes, ¿verdad? (Sí.)

¿Qué habéis aprendido acerca de la santidad de Dios? Además de estar en contraste con la maldad de Satanás, ¿cuál es el tema principal al exponer la santidad de Dios? ¿No es lo que Dios tiene y es? ¿Es lo que Él tiene y es exclusivo a Él mismo? (Sí.) Nada en Su creación tiene esto, por lo que decimos que la santidad de Dios es única, que es algo que podéis aprender. Tuvimos tres reuniones sobre la santidad de Dios. ¿Podéis describir con vuestras propias palabras, con vuestro propio entendimiento, qué creéis que es la santidad de Dios? (La última vez que Dios se comunicó con nosotros hicimos algo: nos inclinamos delante de Él. Oímos lo que Él requiere y vimos que nos quedamos cortos; nuestra reverencia obligada delante de Él no estaba acorde con Su voluntad y en esto vimos Su santidad.) Muy cierto, ¿verdad? ¿Hay algo más? (En la palabra de Dios a la humanidad, vemos que Él habla de forma directa y clara, va directo al grano. Satanás habla dando rodeos y está lleno de mentiras. A partir de lo que ocurrió la última vez que nos postramos delante de Dios, vimos que Sus palabras y Sus actos siempre tienen principios. Él es siempre muy claro y conciso cuando nos dice cómo deberíamos actuar, a qué deberíamos ceñirnos, y cómo deberíamos entrar en acción. Pero las personas no son así; después de que Satanás corrompiera a la humanidad, las personas buscaron conseguir sus propios objetivos personales, así como sus propios deseos personales en sus acciones y palabras. A partir de la manera en que Dios se ocupa de la humanidad, a partir del cuidado y la protección que Él le da, vemos que todo lo que Él hace es positivo, esto está muy claro. De esta forma vemos la revelación de la esencia de la santidad de Dios.) ¡Bien expresado! ¿Puede alguien más añadir algo? (Vemos la santidad de Dios cuando deja al descubierto la maldad de Satanás y tan pronto como Él nos muestra la esencia del mismo lo entendemos mejor y podemos discernir la fuente de todo el sufrimiento de la humanidad. En el pasado, no éramos conscientes del sufrimiento bajo el dominio de Satanás. Sólo cuando Dios lo dio a conocer vimos que Satanás crea todo sufrimiento que procede de la búsqueda de la fama y fortuna. Únicamente a través de esto sentimos que la santidad de Dios es la verdadera salvación de la humanidad. Además, Dios prepara las condiciones para que recibamos la salvación; aunque puede que no haya hecho que nazcamos en una familia rica, se asegura de que lo hagamos en una familia y un entorno adecuado. Además, no nos deja sufrir el daño y la opresión de Satanás, de forma que podamos tener las condiciones, los pensamientos normales y el razonamiento normal al aceptar la salvación de Dios en los últimos días. En todo esto también vemos la precisión de los planes de Dios, Sus disposiciones, y cómo los pone en acción. Somos capaces de ver mejor la obra detallada de Dios cuando nos salva de la influencia de Satanás y vemos Su santidad y Su amor por la humanidad.) ¿Hay algo más que añadir a eso? (Como no entendemos la esencia de la santidad de Dios, nuestra postración delante de Él en adoración se ve adulterada, tiene un propósito ulterior y es deliberada, lo que entristece a Dios. A partir de esto vemos también la santidad de Dios. Él es muy diferente a Satanás; este quiere que las personas lo alaben, adulen y adoren. Carece de principios.) ¡Muy bien! A partir de lo que hemos comunicado acerca de la santidad de Dios, ¿habéis visto Su perfección? (La vemos.) ¿Qué más veis? ¿Veis cómo Dios es la fuente de todas las cosas positivas? ¿Sois capaces de ver que Dios es la personificación de la verdad y la justicia? ¿Veis que Dios es la fuente del amor? ¿Veis que todo lo que Dios hace, todo lo que dicta, y todo lo que revela es perfecto? (Lo vemos.) Estos ejemplos varios son todos puntos principales acerca de la santidad de Dios de la que hablo. Puede ser que ahora estas palabras sean simples doctrinas para vosotros, pero un día cuando experimentes y seas testigo del verdadero Dios mismo a partir de Su palabra o de Su obra, dirás desde tu corazón que Él es santo, que es diferente a la humanidad, y que Su corazón, Su carácter y Su esencia son santos. Esta santidad permite al hombre ver Su perfección, así como también permite al hombre que vea que la esencia de la santidad de Dios es inmaculada. La esencia de Su santidad determina que Él es el único Dios mismo, y muestra al hombre, y demuestra, que Él es el único Dios mismo. ¿No es esta la idea principal? (Lo es.)

Hoy hemos hecho un resumen de varias partes del contenido de reuniones anteriores. Concluiremos el mismo aquí. Espero que todos os toméis en serio los puntos principales de cada elemento y tema. No penséis que son sólo doctrinas; leedlos detenidamente y tratad de descifrarlos cuando tengáis tiempo. Recordadlos en vuestro corazón y ponedlos en práctica y aprenderás realmente todo lo que he dicho acerca de la verdadera revelación del carácter de Dios y de lo que Él tiene y es. Sin embargo, nunca los entenderás si sólo los anotas y no los lees detenidamente o meditas en ellos. Lo entiendes ahora, ¿verdad? Después de haber comunicado estos tres elementos, las personas habrán obtenido un entendimiento general —o incluso específico— del estatus de Dios, de Su esencia, y Su carácter. Pero, ¿tendrán un entendimiento completo de Dios? (No.) Ahora, en vuestro propio entendimiento de Dios, ¿existen otras áreas en las que sentís que necesitáis un entendimiento más profundo? Es decir, después de haber obtenido entendimiento de la autoridad de Dios, de Su carácter justo, y de Su santidad, quizás hayas establecido en tu mente un reconocimiento de Su estatus y Su posición únicos, pero a través de tu experiencia debes llegar a conocer y apreciar Sus acciones, Su poder, y Su esencia antes de poder obtener un entendimiento más profundo. Ahora ya habéis escuchado estas comunicaciones de forma que podéis establecer en vuestros corazones este artículo de fe: Dios existe realmente, y es un hecho que Él domina todas las cosas. Que ningún hombre debe ofender Su carácter justo y Su santidad es una certeza que nadie puede cuestionar. Estas cosas son realidades. Estas exposiciones permiten que el estatus y la posición de Dios tengan un fundamento en los corazones de las personas. Después de que ese fundamento se haya establecido, las personas deben buscar más entendimiento para conocer realmente a Dios.

Anterior:Dios mismo, el único VI

Siguiente:Dios mismo, el único VII

También podría gustarte