Palabras diarias de Dios | Fragmento 149 | "Deberías saber cómo la humanidad completa se ha desarrollado hasta el día de hoy"

Cuando Dios se hace carne, Su Espíritu desciende sobre un hombre; en otras palabras, el Espíritu de Dios se viste de carne. Él realiza Su obra sobre la tierra, y en lugar de traer con Él varios pasos restringidos, este trabajo es completamente ilimitado. La obra que el Espíritu Santo hace en la carne continúa siendo determinada por los efectos de Su obra, y Él usa estas cosas para determinar la longitud de tiempo en el que Él hará el trabajo mientras permanece en la carne. El Espíritu Santo revela directamente cada paso de Su obra; Él examina Su obra a medida que Él avanza; no es nada tan sobrenatural como para estirar los límites de la imaginación humana. Esto es como la obra de Jehová en la creación de los cielos y la tierra y todas las cosas; Él planificaba y trabajaba simultáneamente. Él separó la luz de la oscuridad, y la mañana y la tarde fueron creadas, esto se llevó un día. En el segundo día creó el cielo, que también se llevó un día, y después creó la tierra, los mares y las cosas que los poblaban, tomándose también un día más. Esto continuó hasta el sexto día, cuando Dios creó al hombre y le permitió manejar todas las cosas sobre la tierra, hasta el séptimo día, cuando hubo terminado de crear todas las cosas, y descansó. Dios bendijo el séptimo día y lo designó como día santo. Él decidió hacer este día santo después de haber creado todas las cosas, no antes de la creación de las mismas. Este trabajo también se llevó a cabo de forma espontánea; antes de la creación de todas las cosas, Él no decidió crear el mundo en seis días y descansar el séptimo; los hechos no son así en absoluto. Él no dijo esto, ni tampoco lo planeó así. De ninguna manera dijo Él que la creación de todas las cosas se completaría en el sexto día y que Él descansaría en el séptimo; más bien, Él fue creando las cosas de acuerdo a lo que le parecía bueno a Él. Una vez que hubo terminado de crear todo, ya había llegado el sexto día. Si hubiese sido el quinto día en el que Él hubiese terminado la creación de todo, entonces Él habría designado el sexto día como un día santo; sin embargo, Él terminó de crear todo en el sexto día, y por lo tanto el séptimo día se convirtió en un día santo, que ha sido promulgado hasta el presente día. Por lo tanto, Su obra actual se lleva a cabo de esta misma manera. Él habla y suministra a vosotros según vuestras necesidades, de acuerdo con vuestras condiciones. Es decir, el Espíritu habla y obra de acuerdo a las condiciones de las personas; el Espíritu vigila todo y trabaja en cualquier momento y lugar. Lo que Yo hago, digo, coloco sobre vosotros y os confiero a vosotros es, sin excepción, lo que vosotros necesitáis. Es por eso que Yo digo que nada de Mi obra es independiente de la actualidad; todo es práctico, porque todos saben que “el Espíritu de Dios vela por todos”. Si todo esto hubiese sido decidido de antemano, ¿no hubiera sido todo bien definido? Creéis que Dios ideó seis milenios completos sólo para predestinar que la humanidad se volviera rebelde, resistente, torcida y engañosa, que tuviera el carácter satánico corrupto, la carne, la pasión de los ojos y su propia indulgencia. Esto no estaba predestinado, sino que fue debido a la corrupción de Satanás. Algunos dirán, “¿No estaba Satanás también bajo la mano de Dios? Dios predestinó que Satanás corrompería al hombre de esta manera, y después de eso Él llevaría a cabo Su obra entre los hombres”. ¿Habría Dios realmente predestinado que Satanás corrompiera a la humanidad? Él está demasiado deseoso de que la humanidad viva una vida humana normal; ¿acosaría Él la vida de la humanidad? Si así fuese, ¿no sería derrotar a Satanás y salvar a la humanidad un esfuerzo inútil? ¿Cómo podría ser predestinada la rebeldía de la humanidad? En realidad, ello ha sido causado por el acoso de Satanás; ¿cómo podría eso ser predestinado por Dios? El Satanás bajo la mano de Dios que vosotros entendéis y el Satanás bajo la mano de Dios del cual Yo hablo son muy diferentes. De acuerdo con vuestra afirmación de que “Dios es todopoderoso, y Satanás está dentro de Sus manos”, Satanás no lo hubiese traicionado. ¿No habéis dicho que Dios es todopoderoso? Vuestro conocimiento es demasiado abstracto y está fuera de la actualidad; ¡es inválido y no funciona! Dios es todopoderoso; esto no es falso en absoluto. El arcángel traicionó a Dios porque Dios le dio inicialmente una porción de autoridad. Por supuesto, esto fue un hecho inesperado, como Eva al sucumbir ante la tentación de la serpiente. Sin embargo, no importa cómo Satanás lleve a cabo su traición, a diferencia de Dios, Satanás no es todopoderoso. Como vosotros habéis dicho, Satanás es poderoso; no importa lo que haga, la autoridad de Dios siempre lo derrota. Este es el verdadero significado de la frase: “Dios es omnipotente, y Satanás está dentro de Sus manos”. Por lo tanto, Su guerra con Satanás debe llevarse a cabo un paso a la vez; más aún, Él planifica Su trabajo en respuesta a las artimañas de Satanás. Es decir, de acuerdo con las eras, Él salva a las personas y revela Su sabiduría y omnipotencia. Del mismo modo, el trabajo en los últimos días no estuvo predestinado antes de la Era de la Gracia; no estuvo predestinado de una manera ordenada como la siguiente: primero, hacer que el carácter externo del hombre cambiara; segundo, hacer que el hombre reciba Su castigo y pruebas; tercero, hacer que el hombre experimente la muerte; cuarto, hacer que el hombre experimente los tiempos de amar a Dios y que exprese la resolución de un ser creado; quinto, hacer que el hombre vea la voluntad de Dios y que conozca a Dios por completo, entonces hacer al hombre completo. Él no planificó todas estas cosas durante la Era de la Gracia; más bien, Él comenzó a planificarlas en la era actual. Satanás está trabajando, al igual que Dios. Satanás expresa su carácter corrupto, mientras que Dios habla directamente y revela algunas cosas fundamentales. Este es el trabajo que se realiza en la actualidad, y este mismo tipo de principio de trabajo se usó hace mucho tiempo, después que el mundo fue creado.

Extracto de “La Palabra manifestada en carne”

Los desastres son frecuentes. ¿Quieres saber cómo recibir al Señor antes de los grandes? Contáctanos ahora y exploremos juntos para encontrar el camino.
Contacta con nosotros por Messenger
Contacta con nosotros por WhatsApp

Contenido relacionado