App de la Iglesia de Dios Todopoderoso

¡Escucha la voz de Dios y recibe el regreso del Señor Jesús!

Invitamos a los buscadores de la verdad a contactar con nosotros.

Seguir al Cordero y cantar nuevos cánticos

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Ancho de página

0 Resultado(s) de búsqueda

No se encuentra los resultados.

105. El fruto de la obra de Dios en los últimos días se obtiene a través de la palabra

I

La palabra ayuda al hombre a entender misterios

y la obra de Dios en la historia.

Da al hombre iluminación del Espíritu Santo,

y revela misterios escondidos por siglos.

Explica la obra de profetas y apóstoles,

y las reglas que obedecieron.

La palabra revela el carácter de Dios,

y la rebeldía y esencia del hombre.

El fruto de la obra de Dios en los últimos días

lo obtiene la palabra, la palabra.

II

Por medio de Su obra y de todas Sus palabras,

el hombre conoce la obra del Espíritu,

y conoce la obra de la carne encarnada de Dios,

y más aún, todo Su carácter.

Tu comprensión de la obra de Dios de 6.000 años

también te la dio la palabra.

Conoce tus nociones y déjalas de lado,

¿no fue la palabra la que te lo enseñó?

El fruto de la obra de Dios en los últimos días

lo obtiene la palabra, la palabra.

III

En la etapa anterior, Jesús obró milagros,

pero no es así en esta última etapa.

¿No fue a través de la palabra como al final entendiste

por qué ya no ves ningún signo?

Las palabras dichas en esta etapa exceden

la obra de los apóstoles y profetas de tiempo atrás.

Ni las profecías que hicieron los profetas

hubieran dado estos frutos.

El fruto de la obra de Dios en los últimos días

lo obtiene la palabra, la palabra.

IV

Los profetas sólo hicieron profecías del futuro,

pero no de la obra que Dios haría en ese entonces.

No hablaron como guías ni para la verdad o misterios revelar,

ni mucho menos hablaron,

ni mucho menos hablaron para vida dar.

Las palabras de esta etapa son profecía y verdad,

pero son más que todo para al hombre vida dar.

A diferencia de las viejas profecías,

las palabras del presente son parte de la obra

para la vida, y para el carácter del hombre cambiar.

De “La Palabra manifestada en carne”

Anterior:El único camino de la humanidad para entrar al reposo

Siguiente:El símbolo del carácter de Dios

También podría gustarte