100 Regresar ante Dios es la felicidad verdadera

I

Antes, nuestra fe ansiaba tener la gracia del Señor.

Atados por nociones religiosas

en las sombras y el dolor.

Dios Todopoderoso nos guía hacia la luz,

cada día disfrutamos de Sus palabras.

Conocer la verdad, nuestro espíritu libera,

Dios nos salva; qué gran honor.

La felicidad es probar Su amor,

ser elevados ante Su trono.

II

Ante el trono de Cristo somos juzgados y limpiados.

Sentimos Su amor al ser tratados.

Su banquete es el dolor de la adversidad.

La felicidad es probar Su amor,

ser elevados ante Su trono.

III

Alabamos la justicia de Dios.

Deseamos cumplir con nuestro deber

para devolverle a Dios Su gran amor.

El juicio y las pruebas de Dios

nos han limpiado y salvado.

La verdad nos liberó de la corrupción.

La felicidad es probar Su amor,

ser elevados ante Su trono.

La felicidad es probar Su amor,

ser elevados ante Su trono.

Anterior: 99 Mi corazón atesora la palabra de Dios

Siguiente: 101 Me calmo ante Dios

Los desastres son frecuentes. ¿Quieres saber cómo recibir al Señor antes de los grandes? Contáctanos ahora y exploremos juntos para encontrar el camino.
Contacta con nosotros por Messenger
Contacta con nosotros por WhatsApp

Ajustes

  • Texto
  • Temas

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Interlineado

Ancho de página

Índice

Buscar

  • Buscar en este texto
  • Buscar en este libro