287 El hombre se salva cuando se libra de la influencia de Satanás

I

Satánica es nuestra carne, tan desobediente,

extremadamente inmunda y vil.

El hombre codicia el gozo carnal,

manifiesta su carne demasiado.

Es por eso que la desprecia Dios.

Al librarte de la corrupción de la carne,

sin su influencia, ¿acaso no te salvarás?

No puedes manifestar a Dios

en la inmundicia bajo Satanás,

ni Su herencia recibirás.

Una vez limpio y perfecto,

serás santo y normal,

bendecido y valioso para Dios.

II

Si la gente deja atrás lo inmundo de Satanás,

ganará la salvación de Dios.

Pero si de la corrupción e inmundicia no se libran,

bajo la influencia de Satanás seguirán.

Al librarte de la corrupción de la carne,

sin su influencia, ¿acaso no te salvarás?

No puedes manifestar a Dios

en la inmundicia bajo Satanás,

ni Su herencia recibirás.

Una vez limpio y perfecto,

serás santo y normal,

bendecido y valioso para Dios.

III

Las intrigas y engaños son cosas de Satanás;

de esto te libera la salvación.

Correcta es la obra de Dios,

de la oscuridad te salva.

Al librarte de la corrupción de la carne,

sin su influencia, ¿acaso no te salvarás?

No puedes manifestar a Dios

en la inmundicia bajo Satanás,

ni Su herencia recibirás.

Una vez limpio y perfecto,

serás santo y normal,

bendecido y valioso para Dios.


Adaptado de ‘Práctica (2)’ en “La Palabra manifestada en carne”

Anterior: 286 El recordatorio de Dios para el hombre

Siguiente: 288 ¿Para qué son las intenciones del hombre?

Los desastres son frecuentes. ¿Quieres saber cómo recibir al Señor antes de los grandes? Contáctanos ahora y exploremos juntos para encontrar el camino.
Contacta con nosotros por Messenger
Contacta con nosotros por WhatsApp

Ajustes

  • Texto
  • Temas

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Interlineado

Ancho de página

Índice

Buscar

  • Buscar en este texto
  • Buscar en este libro