40 Cantar alabanzas a Dios por siempre

1 Dios encarnado apareció en China para expresar la verdad y juzgar a la humanidad. Oímos Su voz y nos elevamos ante Su trono. Ni siquiera en nuestros sueños pensamos que seríamos capaces de conocer a Dios cara a cara. Los años de anhelo se han hecho realidad y vemos la aparición del Redentor. Las palabras de Dios Todopoderoso muestran Su omnipotencia y han conquistado el corazón de cientos de millones de personas. El pueblo de Dios se reúne ante Su trono para que Él lo pastoree y riegue con Sus palabras. Todas las palabras de Dios son la verdad que otorgan a la humanidad el camino de la vida eterna. Alcanzamos la purificación y salvación de Dios y le cantamos alabanzas por siempre.

2 Cada día, leemos las palabras de Dios, hablamos de la verdad y aceptamos juicio y purificación de Sus palabras. Dios nos esclarece e ilumina, y llegamos a conocernos y a descubrir nuestra naturaleza satánica. Somos arrogantes, engreídos, egoístas, y despreciables, y caídos ante Dios nos reprochamos y lamentamos. Al abandonar la carne y practicar la verdad, nuestro carácter de vida se transforma. A través de ser juzgados y entender la verdad, vemos que Dios es absolutamente justo y santo, y nace la veneración en nuestro corazón. Sentimos aún más lo querido y adorable que es Dios; a través de Su juicio somos purificados y nos convertimos en personas honestas en las que Dios se deleita. Disfrutamos del amor pleno de Dios y le cantamos alabanzas por siempre.

3 El juicio ya ha comenzado con la casa de Dios. Su pueblo se está sometiendo al juicio y está siendo purificado; pasamos por dificultades y llevamos a cabo el deber con lealtad, dando testimonio rotundo de Dios. A través de años de tribulación y pruebas, Dios ya ha formado un grupo de vencedores, venciendo a Satanás, recibiendo gloria y revelando Su omnipotencia y sabiduría. El evangelio del reino recibe un esplendor sin precedentes. La gran obra de Dios se ha cumplido por completo y Su justicia es digna de alabanza. El nombre santo de Dios es exaltado por todas partes. El reino de Dios aparece en la tierra y Su pueblo baila y canta nuevos cánticos. Todos los pueblos y naciones alaban a Dios y le cantan alabanzas por siempre.

Anterior: 39 El cosmos resuena con las alabanzas a Dios

Siguiente: 41 La alabanza a Dios Todopoderoso nunca cesará

El fin de todas las cosas se está acercando, ¿quieres saber cómo el Señor recompensará el bien, castigará el mal y determinará el fin de cada uno? Bienvenido a contactarnos para descubrir la respuesta.

Contenido relacionado

Ajustes

  • Texto
  • Temas

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Interlineado

Ancho de página

Índice

Buscar

  • Buscar en este texto
  • Buscar en este libro

Contacta con nosotros por WhatsApp