Capítulo 66

Mi obra ha continuado hasta la etapa actual, toda ella ha seguido los sabios arreglos de Mi mano, y todo ha sido Mi gran éxito. ¿Quién entre la humanidad podría hacer tal cosa? ¿No ocurre que la gente interrumpe más bien Mi gestión? No obstante, debes saber que nadie puede hacer Mi obra por Mí, y mucho menos obstruirla, ya que no hay ni una sola persona que pueda decir o hacer las cosas que Yo hago y digo. Aunque esto es así, la gente todavía no me conoce a Mí, ¡el sabio Dios Todopoderoso! No os atrevéis a desafiarme abiertamente por fuera, pero en vuestro corazón y en vuestra mente os oponéis a Mí. ¡Tontos! ¿No sabéis que Yo soy el Dios que mira lo más profundo del corazón del hombre? ¿No sabes que observo cada una de tus palabras y tus hechos? Te digo esto: nunca más saldrán palabras suaves de Mis labios. Más bien, serán todas palabras de severo juicio, y veré si puedes soportarlas o no. A partir de ahora, aquellos cuyos corazones no estén cerca de Mí, es decir, aquellos que no tienen amor sincero por Mí, son aquellos que abiertamente me desafían.

Hoy en día, la obra del Espíritu Santo ha llegado a un punto en el que el método anterior ya no se utilizará, sino más bien se ha implementado un nuevo método. Aquellos que no cooperen conmigo de forma positiva y activa caerán en el Hades, un abismo de muerte (y estas personas sufrirán la perdición para siempre). El nuevo método es el siguiente: si el corazón y la mente no están bien, entonces, Mi juicio caerá de inmediato, y esto incluye el aferrarse al mundo, a la riqueza, a la familia, al marido, a la esposa, a los hijos, a los padres, al comer y beber, a vestirse, y a todas esas cosas que están fuera del reino espiritual. El esclarecimiento de los santos se hará cada vez más visible, es decir, los sentimientos de vida se volverán cada vez más evidentes y estarán constantemente en movimiento. Cualquiera que cause la menor interrupción sufrirá una desastrosa caída y quedará muy atrás en la carrera de la vida. A aquellos que son indiferentes, que no buscan con devoción, los abandonaré por completo y los ignoraré a todos, sin excepción. Languidecerán en desastres por mil años. Desecharé la ignorancia de aquellos que buscan ardientemente, es decir, de aquellos que están siempre causando interrupciones, y los haré leales a Mí. Además, tendrán sabiduría e inteligencia, y así buscarán con mayor fe. Duplico Mis bendiciones sobre todos Mis hijos primogénitos y Mi amor viene sobre vosotros en todo momento. Yo os cuido y os protejo siempre y no os permitiré caer en la red de Satanás. He comenzado a hacer Mi obra entre todos los pueblos, es decir, he añadido otro proyecto de obra. Estas personas son las que prestarán servicio a Cristo durante mil años, y enormes cantidades de personas acudirán en masas a Mi reino.

Hijos míos, debéis intensificar vuestro entrenamiento. Os espera mucho trabajo, que debéis emprender y completar. Solo deseo que os apresuréis y maduréis, para que terminéis la obra que os he confiado. Esta es vuestra sagrada responsabilidad y es el deber que deben hacer aquellos de vosotros que son Mis hijos primogénitos. ¡Os protegeré hasta que lleguéis al final del sendero y os salvaguardaré para que podáis gozar de la felicidad conmigo para siempre! Cada uno de vosotros debería tener una idea sobre el hecho de que he organizado muchos sacrificios y que he arreglado muchos entornos, todo con el fin de perfeccionaros. Vosotros sabéis que todas estas son Mis bendiciones, ¿verdad? Todos vosotros sois Mis amados hijos. Mientras me améis sinceramente, no abandonaré a ninguno de vosotros, aunque esto depende de si sois o no capaces de cooperar conmigo en armonía.

Anterior: Capítulo 65

Siguiente: Capítulo 67

Los desastres son frecuentes. ¿Quieres saber cómo recibir al Señor antes de los grandes? Contáctanos ahora y exploremos juntos para encontrar el camino.

Contenido relacionado

Dios mismo, el único VIII

Dios es la fuente de vida para todas las cosas (II)Seguiremos hablando del último tema que abordamos. ¿Podéis recordar de qué tema hablamos...

Capítulo 9

En la imaginación de las personas, Dios es Dios y los seres humanos son seres humanos. Dios no habla el idioma de los seres humanos y estos...

Ajustes

  • Texto
  • Temas

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Interlineado

Ancho de página

Índice

Buscar

  • Buscar en este texto
  • Buscar en este libro