Invitamos a los buscadores de la verdad a contactar con nosotros.

Seguir al Cordero y cantar nuevos cánticos

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Ancho de página

0 Resultado(s) de búsqueda

No se encuentra los resultados.

909 La humanidad sigue siendo la misma que Dios creó

I

La humanidad ha sido pisoteada por Satanás,

pisoteada por Satanás.

Ya no son Adán y Eva del principio de la creación.

Están llenos de conocimientos, de nociones e imaginación,

de un carácter muy corrupto,

y de más cosas contra Dios.

Sin embargo, a los ojos de Dios,

la humanidad aún es la que Él creó.

A los ojos de Dios,

la humanidad aún es la que Él creó, aún lo es.

Dios aún dirige la orquesta de la humanidad.

Dios marca el rumbo de la humanidad.

Ante los ojos de Dios,

la humanidad sólo está corrompida por Satanás.

El hombre está cubierto de suciedad,

poseído por el hambre,

es más viejo, desmemoriado y lento para reaccionar.

Pero aún permanecen intactos

sus instintos y todas sus funciones.

Esta es la humanidad que Dios salvará.

Esta es la humanidad que Dios salvará.

Cuando esta humanidad oiga la llamada,

la llamada del Creador,

y oiga Su voz, se pondrá de pie

corriendo a buscar el origen de esa voz.

Cuando esta humanidad,

esta humanidad vea la figura del Creador,

renunciará a todo y lo gastará en Dios, su Creador,

e incluso dará su vida por Él.

II

Cuando el hombre entienda en su corazón

las palabras sinceras del Creador,

rechazará y abandonará a Satanás y vendrá junto al Creador.

Cuando el hombre se haya limpiado de toda la suciedad,

y vuelva a recibir la provisión y el alimento del Creador,

recuperará su memoria.

Entonces habrá regresado de verdad al dominio del Creador,

al dominio del Creador.

Cuando esta humanidad oiga la llamada,

la llamada del Creador,

y oiga Su voz, se pondrá de pie

corriendo a buscar el origen de esa voz.

Cuando esta humanidad,

esta humanidad vea la figura del Creador,

renunciará a todo y lo gastará en Dios, su Creador,

e incluso dará su vida por Él, su vida por Él.

Adaptado de ‘Dios mismo, el único I’ en “La Palabra manifestada en carne”

Anterior:Los días sin Dios están llenos de dolor

Siguiente:Sólo aquellos que conocen a Dios pueden obtener a Dios