He visto el verdadero rostro de mi pastor

4 Feb 2021

Por Nora, Filipinas

Recuerdo que cuando me convertí en cristiano, el pastor de nuestra iglesia, el pastor Chen, y su esposa tenían muy buena opinión de mí. Me nombraron líder del Equipo de Alabanza y maestro de la Escuela Dominical, y siempre se preocuparon mucho por mí. Cuando yo tenía un problema o sentía alguna debilidad, ellos oraban por mí. También se preocupaban por otros miembros de la iglesia. Cuando alguien se sentía mal o débil, compartían enseñanzas sobre la Biblia para ayudarlo. Sentía que los dos eran muy cariñosos y que teníamos suerte de tenerlos. En el fondo de mi corazón, siempre sentí que eran mis padres espirituales en la fe.

En 2018, conocí a algunos hermanos y hermanas de la Iglesia de Dios Todopoderoso en internet. Tras oír su testimonio, descubrí que el Señor Jesús había regresado, encarnado como Dios Todopoderoso. Está expresando verdades para juzgar y purificar a la humanidad en los últimos días, y cumple así la profecía de 1 Pedro 4:17, que dice: “Porque es tiempo de que el juicio comience por la casa de Dios”. Estaba fascinado, y mi familia y yo investigamos la obra de los últimos días de Dios Todopoderoso juntos. A partir de la lectura de las palabras de Dios Todopoderoso, todos supimos que eran la voz de Dios y que Dios Todopoderoso es el Señor Jesús retornado. Todos aceptamos la obra de los últimos días de Dios Todopoderoso. Después de eso, pensé en el pastor Chen. Siempre nos dijo que estuviéramos atentos a la venida del Señor, por lo que pensé que le alegraría mucho saber que el Señor había regresado. Decidí contarle las buenas noticias.

Durante una reunión, el pastor Chen dijo: “Estamos en los últimos días y el Señor podría regresar en cualquier momento. Debemos orar y estar atentos”. Oírlo decir esto me entusiasmó mucho, por lo que enseguida dije: “Hace poco conocí a unos hermanos y hermanas por internet que daban testimonio de que el Señor ha regresado. He asistido a reuniones con ellos, y han sido muy esclarecedoras”. Su respuesta fue: “Las reuniones en internet son muy buenas y pueden ayudarnos a comprender mejor las palabras del Señor”. Luego, siguió con su sermón. Yo estaba encantado, pensaba: “El pastor Chen es un verdadero buscador de la verdad. Debo compartir el evangelio de los últimos días de Dios con él enseguida”. Para mi sorpresa, el pastor Chen y su esposa fueron a mi casa unos días después. En cuanto entraron, con una seria expresión, el pastor Chen me preguntó: “Hablaste de unas reuniones en internet. ¿Te has unido a otra iglesia?”. Ver su expresión de disgusto me dejó un poco perplejo. Antes de que pudiera responder, mi mamá dijo, con felicidad: “Sí, pastor. Hemos estado investigando la Iglesia de Dios Todopoderoso. Así descubrimos que el Señor ha regresado. Está expresando muchas verdades y está haciendo la obra de juicio, comenzando por la casa de Dios”. El pastor Chen respondió, severamente: “¿El Señor ha regresado? ¡Imposible! La Biblia profetiza claramente: ‘He aquí, viene con las nubes y todo ojo le verá, aun los que le traspasaron; y todas las tribus de la tierra harán lamentación por Él’ (Apocalipsis 1:7). El Señor regresará sobre una nube en los últimos días para que todos lo vean. Si ya ha regresado, ¿por qué no lo hemos visto?”. Mi mamá dijo: “Hay muchas profecías bíblicas sobre el regreso del Señor. Algunos versos dicen que vendrá sobre una nube, abiertamente, pero también hay versos que dicen que vendrá en secreto, como en Apocalipsis 16:15: ‘He aquí, vengo como ladrón’, Apocalipsis 3:3: ‘Por tanto, si no velas, vendré como ladrón’, y Mateo 25:6: ‘Pero a medianoche se oyó un clamor: «¡Aquí está el novio! Salid a recibirlo»’”. “Decir que Él vendrá como ladrón significa que vendrá en silencio, sin que nadie lo sepa. Si el Señor viniera abiertamente, sobre una nube, todos lo verían. ¿Cómo sería eso como un ladrón, y quién necesitaría clamar que el novio ha llegado?”. Enfurecido, el pastor Chen dijo: “¿Acaso tu afirmación de que el Señor viene en secreto no contradice las profecías de que vendrá sobre una nube? Esto no está de acuerdo con la Biblia. No hemos visto que el Señor viniera sobre una nube, lo que demuestra que no ha regresado. ¡No lo creeremos!”.

Parecía que de verdad no lo entendía, por lo que le dije: “Pastor Chen, las profecías de que venga en la carne en secreto y de que venga abiertamente sobre una nube en realidad no se contradicen. Su regreso ocurre en dos etapas. Primero, Él viene en la carne en secreto, expresa verdades para juzgar y purificar a la humanidad y forma un grupo de vencedores antes de los desastres. Después de hacer eso, Su obra en secreto termina, y luego, Él enviará desastres, recompensará a los buenos y castigará a los malos. Destruirá a todos los enemigos de Dios, a todos los que pertenezcan a Satanás. Aparecerá abiertamente a todas las naciones y pueblos solo después de que terminen los grandes desastres”. “Aquellos que oyen la voz de Dios e investigan Su obra mientras Él está aquí, obrando en secreto, se presentan ante el trono de Dios, aceptan Su juicio en los últimos días, y su corrupción es purificada. Finalmente, serán llevados al reino de Dios. Son las vírgenes prudentes que profetizó la Biblia. Aquellos que no oyen la voz de Dios mientras Él está aquí, obrando en secreto y que condenan y rechazan a Dios Todopoderoso son las vírgenes insensatas. Son los incrédulos, los anticristos y los que hacen el mal, expuestos a través de la obra de los últimos días de Dios. Cuando Dios venga abiertamente sobre una nube, verán que el Dios Todopoderoso al que se oponían es, en realidad, el Señor Jesús retornado, pero será muy tarde para que se lamenten. Los desastres los llevarán, y serán castigados mientras sollozan”. “Esto cumplirá lo que el Señor dijo: ‘He aquí, viene con las nubes y todo ojo le verá, aun los que le traspasaron; y todas las tribus de la tierra harán lamentación por Él’ (Apocalipsis 1:7)”. “Así se cumplirán las profecías de que el Señor vendrá en secreto y de que vendrá abiertamente”. Luego, mi mamá dijo, seriamente: “Pastor, él tiene razón. La Biblia menciona la venida del Hijo del hombre varias veces. Por ejemplo: ‘Porque así como el relámpago sale del oriente y resplandece hasta el occidente, así será la venida del Hijo del Hombre’ (Mateo 24:27). ‘Porque como el relámpago al fulgurar resplandece desde un extremo del cielo hasta el otro extremo del cielo, así será el Hijo del Hombre en Su día. Pero primero es necesario que Él padezca mucho y sea rechazado por esta generación’ (Lucas 17:24-25). El Hijo del hombre' se refiere a Dios encarnado, así como el Señor Jesús fue el Hijo del hombre. Nació del hombre y tuvo humanidad normal. Si el Señor regresara en Su forma de Espíritu, no se lo llamaría Hijo del hombre”. “Y si el Señor regresara como Dios en el Espíritu, ¿quién se atrevería a rechazarlo u oponerse a Él? ¿Cómo se cumpliría que ‘primero es necesario que Él padezca mucho y sea rechazado por esta generación’? El Señor Jesús ya ha regresado como Dios Todopoderoso encarnado. Debería leer las palaras de Dios Todopoderoso”. Mientras hablaba, mi mamá buscó una copia de las palabras de Dios Todopoderoso para el pastor. Él no solo se negó a leerlas, además, le dio un golpe al libro, enojado, y gritó: “Esto no es la palabra de Dios, en absoluto. Todas las palabras de Dios están en la Biblia, y ¡ninguna está afuera de ella!”.

Me sorprendió ver al pastor Chen tan fuera de sí, incluso se puso colorado de ira. Siempre había sido amable, de pronto parecía otra persona. Empecé a sentirme un poco tímido, por lo que, rápidamente, oré a Dios en silencio y le pedí que me diera fe y me guiara para seguir con las enseñanzas. Eso me calmó un poco. Muy gentilmente, le dije: “Pastor Chen, no hay base bíblica para decir que todas las palabras de Dios están en la Biblia y en ningún otro lugar. Eso no está de acuerdo con los hechos. El evangelio de Juan dice: ‘Y hay también muchas otras cosas que Jesús hizo, que si se escribieran en detalle, pienso que ni aun el mundo mismo podría contener los libros que se escribirían’ (Juan 21:25)”. “El Señor Jesús dijo mucho en los tres años y medio en los que obró y predicó en la tierra, pero lo registrado en los Cuatro Evangelios solo se diría en unas cuantas horas. Esto demuestra que no hay forma de que todas las palabras del Señor Jesús fueran registradas en la Biblia. Además, hubo cosas que la gente que compiló la Biblia omitió, las profecías de algunos profetas no llegaron a la Biblia. Eso incluye algunas palabras de Dios dichas por el profeta Esdras que no se incluyeron en la Biblia. Eso significa que la afirmación de que no hay palabras de Dios fuera de la Biblia ¡simplemente no se sostiene!”.

Mi mamá también dijo, con seriedad: “No solo quedaron fuera de la Biblia algunas palabras de Dios, ¡también están las palabras de Dios en los últimos días! El Señor Jesús profetizó: ‘Aún tengo muchas cosas que deciros, pero ahora no las podéis soportar. Pero cuando Él, el Espíritu de verdad, venga, os guiará a toda la verdad’ (Juan 16:12-13)”. “En Apocalipsis, también se profetizó varias veces: ‘El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias’ (Apocalipsis Capítulos 2, 3). También menciona al Cordero abriendo un libro. Todas estas son profecías de que el Señor dirá más palabras cuando regrese. Si no pudiera haber más palabras de Dios fuera de la Biblia, ¿cómo se cumplirían estas profecías? Dios Todopoderoso está haciendo la obra de juicio, expresando verdades que purifican y salvan completamente a la humanidad. Ha revelado todos los misterios del plan de gestión de Dios, ha expuesto y juzgado la verdad de la corrupción del hombre y la raíz de la resistencia del hombre a Dios. Nos dio la senda para el verdadero arrepentimiento y para entrar al reino. Lo que se profetizó en Apocalipsis sobre que el Espíritu Santo hable a las iglesias y que el Cordero abra el libro se refiere a las palabras de Dios Todopoderoso”. “¿Cómo podrían haber registrado estas palabras en la Biblia por adelantado? ¿Decir que no existen palabras de Dios fuera de la Biblia no es demasiado arbitrario? Dios es el Señor de la creación y la fuente permanente de las aguas vivas. Pero la obra y las palabras de Dios registradas en la Biblia son en verdad limitadas. No podemos delimitar a Dios dentro del alcance de la Biblia basándonos en nuestras nociones. Eso sería negar la verdad, ¡negar la propia obra y las propias palabras de Dios!”.

Esto enojó mucho al pastor Chen, pero no podía refutarlo. Solo dijo: “Por tu bien, no te permito esto. Eres inmaduro en la vida y se te puede engañar. ¡Confiesa y arrepiéntete ante el Señor ahora mismo!”. Respondí rápidamente: “Pastor Chen, hemos llegado a la conclusión de que Dios Todopoderoso es el Señor Jesús regresado tras haber buscado intensamente y haber leído mucho de las palabras deDios Todopoderoso. No ha leído Sus palabras, por eso es normal que tenga dudas y nociones”. “El Señor Jesús dijo: ‘Pedid, y se os dará; buscad, y hallaréis; llamad, y se os abrirá’ (Mateo 7:7). Si está dispuesto a buscar y a leer las palabras de Dios Todopoderoso, sus confusiones se resolverán”. Apenas terminé de decirlo, su esposa me pidió información de contacto de los hermanos y las hermanas de la iglesia y dijo que luego lo investigaría. Le creí, y les di la información. La aceptaron y salieron, furiosos.

Después de que se fueran, me sentí alterado por un tiempo. Siempre me habían parecido personas buenas y humildes. A menudo nos habían dicho que estuviéramos atentos el regreso del Señor, pero cuando oyeron la noticia del regreso del Señor, no les interesó para nada. Tercamente, se aferraron a las palabras de la Biblia. ¿Por qué no practicaban lo que predicaban? Estaba muy desilusionado y alterado, pero esperaba que investigaran la obra de los últimos días de Dios, así que dije una oración por ellos en silencio. También les envié un enlace a la película evangélica “Revelar el misterio de la Biblia”, con la esperanza de que abandonaran sus nociones, investigaran la obra de Dios Todopoderoso y pronto dieran la bienvenida al Señor. Estaba lleno de expectativas, pero sucedió algo realmente inesperado. Me enviaron todo tipo de rumores que difamaban a la Iglesia de Dios Todopoderoso para intentar alejarme de ella. Al ver que no me afectaba, enviaron mensajes para acosar a los miembros de la Iglesia de Dios Todopoderoso. También, en Facebook, publicaron muchos rumores que difamaban y atacaban a la Iglesia de Dios Todopoderoso para engañar y evitar que otros investigaran el camino verdadero. Y no pararon ahí. Fueron casa por casa, advirtiendo a los hermanos y a las hermanas para que no tuvieran contacto conmigo, me juzgaban y hablaban mal de mí. Mucha gente tuvo la impresión equivocada y se distanció de mí. Algunos me enviaron mensajes acusatorios y se negaban a hablar conmigo cuando nos cruzábamos. Algunos ni siquiera respondían a la puerta cuando iba a visitarlos. Esto me entristeció mucho. Había sido cercano a esos hermanos y hermanas en el pasado, pero ahora me evitaban y me rechazaban, habían creído las mentiras del pastor. Apenas podía creer que esto lo había hecho el pastor al que alguna vez había tenido en alta estima. Sufría y me sentía muy débil por dentro. No podía entenderlo. No había hecho nada malo. Solo había aceptado la obra de los últimos días de Dios. ¿Por qué me trataba así el pastor?

Cuando una hermana de la Iglesia de Dios Todopoderoso descubrió esto, me ofreció ayuda y apoyo y me leyó un pasaje de las palabras de Dios. “En cada paso de la obra que Dios hace en las personas, externamente parece que se producen interacciones entre ellas, como nacidas de disposiciones humanas o de la interferencia humana. Sin embargo, detrás de bambalinas, cada etapa de la obra y todo lo que acontece es una apuesta hecha por Satanás ante Dios y exige que las personas se mantengan firmes en su testimonio de Dios. Mira cuando Job fue probado, por ejemplo: detrás de escena, Satanás estaba haciendo una apuesta con Dios, y lo que aconteció a Job fue obra de los hombres y la interferencia de estos. Detrás de cada paso de la obra que Dios hace en vosotros está la apuesta de Satanás con Él, detrás de todo ello hay una batalla” (‘Solo amar a Dios es realmente creer en Él’ en “La Palabra manifestada en carne”). Entonces, entendí que que el pastor perturbara y que los otros miembros de la iglesia me aislaran era una de las tentaciones de Satanás. Satanás quería que yo abandonara el camino verdadero y que traicionara a Dios y perdiera Su salvación de los últimos días. ¡Satanás es tan despreciable! Pensé: “Como ya estoy seguro de que Dios Todopoderoso es el Señor Jesús retornado, no importa qué dificultades encuentre, debo seguirlo inquebrantablemente hasta el final”.

Luego, la hermana compartió esta enseñanza: “Dios usa estas situaciones para enseñarnos a discernir sobre los otros. La actitud de la gente a la venida del Señor muestra su actitud hacia la verdad y hacia Dios y revela la esencia de la gente”. Luego, leyó otro pasaje de las palabras de Dios. “¿Deseáis conocer la raíz de la oposición de los fariseos a Jesús? ¿Deseáis conocer la esencia de los fariseos? Estaban llenos de fantasías sobre el Mesías. Aún más, sólo creían que Él vendría, pero no buscaban la verdad-vida. Por tanto, incluso hoy siguen esperándole, porque no tienen conocimiento del camino de la vida ni saben cuál es la senda de la verdad. Decidme, ¿cómo podrían obtener la bendición de Dios tales personas insensatas, tozudas e ignorantes? ¿Cómo podrían contemplar al Mesías? Se opusieron a Jesús porque no conocían la dirección de la obra del Espíritu Santo ni el camino de la verdad mencionado por Jesús y, además, porque no entendían al Mesías. Y como nunca le habían visto ni habían estado en Su compañía, cometieron el error de aferrarse en vano al nombre del Mesías mientras se oponían a Su esencia por todos los medios posibles. Estos fariseos eran tozudos y arrogantes en esencia, y no obedecían la verdad. El principio de su creencia en Dios era: por muy profunda que sea Tu predicación, por muy alta que sea Tu autoridad, no eres Cristo a no ser que te llames el Mesías. ¿No son estas opiniones absurdas y ridículas?” (‘En el momento que contemples el cuerpo espiritual de Jesús, Dios ya habrá vuelto a crear el cielo y la tierra’ en “La Palabra manifestada en carne”). Después, compartió más enseñanza a la luz de estas palabras de Dios y arrojó luz sobre la conducta del clero. Siempre había pensado que, como conocían bien la Biblia, se habían esforzado por servir al Señor durante años, eran cariñosos con la congregación y siempre nos decían que esperáramos el regreso del Señor, eso significaba que amaban la verdad y ansiaban la venida del Señor. Pero la realidad me demostró que no era como yo había pensado. Su apariencia humilde y cariñosa solo era una fachada para engañar y mentir a la gente, y eran iguales a los hipócritas fariseos. Los fariseos también parecían verdaderos devotos. Explicaban las Escrituras en las sinagogas todos los días, oraban en las calles para que otros pudieran verlos. Todos esperaban que viniera el Mesías, pero cuando el Señor Jesús apareció, expresó verdades y mostró tantas señales y maravillas que claramente provenían de Dios, los fariseos no quisieron saber nada. Tercamente, mantuvieron las leyes bíblicas y usaron las palabras de las Escrituras para condenar la obra de Dios. Ayudaron a que crucificaran al Señor Jesús y fueron castigados por Dios. Mi pastor era exactamente igual. Parecía servir al Señor humildemente y esperar Su regreso, pero, aun sabiendo que Dios Todopoderoso estaba expresando la verdad y haciendo la obra de juicio, no lo investigaba para nada. Se aferraba a sus propias nociones y a las palabras literales de la Biblia, se oponía y condenaba la nueva obra de Dios. Decía que, si no venía sobre una nube, no era el Señor Jesús y que nada que no estuviera escrito en la Biblia podía ser obra de Dios, y demás. Hizo todo lo que pudo por evitar que otros investigaran el camino verdadero. Él y su esposa no esperaban en serio la venida del Señor, eran fariseos modernos que despreciaban la verdad y la aparición y la obra de Dios. Me recordó a cuando el Señor Jesús condenó a los fariseos al decir: “¡Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas!, porque sois semejantes a sepulcros blanqueados, que por fuera lucen hermosos, pero por dentro están llenos de huesos de muertos y de toda inmundicia. Así también vosotros, por fuera parecéis justos a los hombres, pero por dentro estáis llenos de hipocresía y de iniquidad” (Mateo 23:27-28). Comprender todo esto me brindó cierto discernimiento sobre la forma de actuar del clero. Pero lo que sucedió después me mostró su verdadero rostro.

Una tarde, el anciano Wang y dos hermanas de mi iglesia anterior fueron a mi casa y tan solo me miraron fija y fríamente, sin decir una palabra. Después, el anciano Wang tomó su teléfono, marcó un número y me lo pasó. Cuando lo tomé, oí que el pastor Chen lanzaba todo tipo de insultos, enojado, y luego me advirtió: “Tienes prohibido contactar a los miembros de nuestra iglesia y difundir el evangelio de Dios Todopoderoso en nuestra iglesia. ¡No robes mis ovejas!”. Me enfurecí y le dije: “¿Por qué no he de compartir la maravillosa noticia del regreso del Señor? ¿Por qué intenta evitar que la gente busque el camino verdadero? Son las ovejas de Dios. ¿Por qué no deja que oigan la voz de Dios?”. Tras cortar la comunicación, el anciano Wang y las demás me regañaron y se fueron. El pastor siguió molestando a mi familia después de eso y difamó abiertamente nuestro nombre en la iglesia. Mi familia se volvió débil y negativa, incapaz de soportar el acoso. Las maldades del pastor me enojaron mucho. Leí más de las palabras de Dios Todopoderoso. “Hay algunos que leen la Biblia en grandes iglesias y la recitan todo el día, pero ninguno de ellos entiende el propósito de la obra de Dios. Ninguno de ellos es capaz de conocer a Dios y mucho menos es conforme a la voluntad de Dios. Son todos personas inútiles y viles, que se ponen en alto para enseñar a Dios. Se oponen deliberadamente a Él mientras llevan Su estandarte. Afirman tener fe en Dios, pero aun así comen la carne y beben la sangre del hombre. Todas esas personas son diablos que devoran el alma del hombre, demonio jefes que estorban a aquellos que tratan de entrar en la senda correcta y obstáculos que amenazan a los que buscan a Dios. Pueden parecer de ‘buena constitución’, pero ¿cómo van a saber sus seguidores que no son más que anticristos que llevan a la gente a levantarse contra Dios? ¿Cómo van a saber sus seguidores que son diablos vivientes dedicados a devorar a las almas humanas?” (‘Todas las personas que no conocen a Dios son las que se oponen a Él’ en “La Palabra manifestada en carne”). Las palabras de Dios Todopoderoso me aportaron más claridad sobre la verdad del clero y su resistencia a Dios. Actúan como si protegieran al rebaño de Dios al no dejarnos compartir Su evangelio, pero, de hecho, temen que todos sigan a Dios Todopoderoso y que nadie los escuche más. Si pasara eso, perderían su estatus. Por eso hacen todo lo posible para evitar que los creyentes investiguen el camino verdadero. Me hizo pensar en las palabras del Señor Jesús: “Pero, ¡ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas!, porque cerráis el reino de los cielos delante de los hombres, pues ni vosotros entráis, ni dejáis entrar a los que están entrando” (Mateo 23:13). “¡Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas!, porque recorréis el mar y la tierra para hacer un prosélito, y cuando llega a serlo, lo hacéis hijo del infierno dos veces más que vosotros” (Mateo 23:15). El clero no solo se negó a buscar el camino verdadero por sí mismo, además, hizo todo por difamar y condenar la obra de los últimos días de Dios Todopoderoso y engañar a los creyentes. Muchas personas que no conocen los hechos los siguen y condenan a Dios Todopoderoso. ¿Acaso no están convirtiendo a esa gente en hijos del infierno, como ellos, para que sean castigados juntos? Son de verdad maliciosos hasta la médula. Los miembros del clero del mundo religioso odian la verdad. Se oponen y condenan la obra de los últimos días de Dios y, desvergonzadamente, acorralan a las ovejas de Dios en sus propios rediles, luchan contra Dios por Su pueblo escogido. Son iguales a los fariseos que el Señor Jesús maldijo hace 2000 años. ¡Son los malvados sirvientes, los anticristos expuestos por Dios en Su obra de los últimos días! Vi completa y claramente su naturaleza demoníaca que se opone a Dios y su odio por la verdad. ¡Decidí seguir a Dios Todopoderoso con confianza a pesar de cómo intentaran interponerse! Todos los miembros de mi familia ganaron discernimiento al leer las palabras de Dios Todopoderoso, y ya no se sintieron limitados por ellos.

Al recordar esa época, cuando me acosaban y difamaban, aunque sufrí un poco, eso me brindó discernimiento sobre el clero. Vi cómo son realmente, que odian la verdad y se oponen a Dios. Ellos nunca me engañarán ni me limitarán. También aprendí que en la batalla espiritual con los fariseos y los anticristos, si oramos y nos apoyamos en Dios, Él usará Sus palabras para guiarnos a comprender la verdad y triunfar sobre las tentaciones de Satanás. Mi fe creció gracias a esa experiencia. ¡Gracias a Dios Todopoderoso!

Los desastres son frecuentes. ¿Quieres saber cómo recibir al Señor antes de los grandes? Contáctanos ahora y exploremos juntos para encontrar el camino.

Contenido relacionado

Perdido y encontrado nuevamente

Por Xieli, Estados Unidos Vine a Estados Unidos a trabajar muy duro en busca de una vida feliz con un nivel de vida alto. Aunque en los...