Comprende el verdadero significado del arrebatamiento para recibir el regreso de Dios con júbilo

1 Feb 2020

Por Damaris, Kenia

¡Hola, hermanos y hermanas! Estoy segura de que cada uno de nosotros está esperando ansiosamente el regreso del Señor, para que Él nos eleve al cielo de donde nos encontraremos con Él. Pero ¿nos arrebatará directamente cuando regrese, como imaginamos? Fue sólo por un período de tiempo de búsqueda que encontré la respuesta correcta y entendí a lo que el “arrebatamiento” realmente se refiere, y luego recibí con beneplácito el regreso del Señor. Hoy me gustaría compartir esta alegre experiencia con todos.

Una historia católica: Entendiendo el verdadero significado del arrebatamiento y recibir con alegría el regreso del Señor

Incapaz de obtener sustento de sermones y anhelando que Dios regrese pronto

Nací en Kenia y asistí a la Misa Católica desde que era pequeña. Una vez que crecí, poco a poco descubrí que los sacerdotes sólo predicaban sobre la elevada teoría bíblica y el conocimiento, pero carecía totalmente de la guía y la iluminación del Espíritu Santo. Sus sermones tampoco nos dieron ningún sustento, y todos éramos muy débiles espiritualmente.

Como los sacerdotes siempre predicaban sobre las mismas cosas viejas, dejé de ir a la iglesia; Leí la Biblia y escuché himnos en casa. A veces veía un sermón en la televisión, pero descubrí que todo eso era lo ya conocido, sin luz nueva. Mi alma estaba tan hambrienta que me sentí perdida y con dolor; a menudo oraba a Dios, pidiéndole que volviera pronto. Más tarde, mi esposo me presentó a algunos hermanos y hermanas de la Iglesia de Dios Todopoderoso, diciéndome que su predicación contenía luz y era realmente agradable; dijo que tenía mucho sustento espiritual. Así que empecé a asistir a reuniones en línea con ellos.

¿El Señor Jesús ya ha regresado?

En la primera reunión hablamos del regreso del Señor Jesús. El hermano Jack dio testimonio de que el Señor Jesús ya ha regresado, de que es Dios Todopoderoso encarnado. También compartió la comunión de que la clave para recibir el regreso del Señor es poder escuchar la voz de Dios, y dijo que, en los últimos días, el Señor que ha retornado está haciendo la obra de juicio comenzando por la casa de Dios. Me sorprendió mucho oír esto y pensé: “¿El Señor ha regresado? Pero en la Biblia, el Señor dijo claramente: ‘Pero de aquel día y hora nadie sabe, ni siquiera los ángeles del cielo, ni el Hijo, sino solo el Padre’ (Mateo 24:36). Nadie sabe cuándo regresará el Señor, ni siquiera el Hijo. ¿Cómo podrían saberlo?” Así que compartí esta confusión con él.

Una historia católica: Entendiendo el verdadero significado del arrebatamiento y recibir con alegría el regreso del Señor

Esta fue su respuesta: “Hermana, cuando el Señor Jesús dijo: ‘Pero de aquel día y hora nadie sabe, ni siquiera los ángeles del cielo, ni el Hijo’, no estaba diciendo que nadie sabría cuándo el Señor regresa en los últimos días para aparecer y realizar Su obra, pero Él estaba diciendo que nadie sabe la hora exacta en que vendrá entre nosotros. Es el día en que el Señor bajará, nadie lo sabrá, ni siquiera los ángeles del cielo ni el Hijo. Como dice Dios Todopoderoso: ‘Al amanecer, sin que nadie lo supiera, Dios vino a la tierra e inició Su vida en la carne. Las personas fueron totalmente inconscientes de ese momento. Quizás estaban todos dormidos; tal vez muchos de los que estaban despiertos y vigilantes esperaban, y es posible que muchos estuvieran orando en silencio a Dios en el cielo. Sin embargo, entre toda esta cantidad de personas, nadie supo que Dios ya había llegado a la tierra’ (‘Obra y entrada (4)’ en “La Palabra manifestada en carne”). Al leer la palabra de Dios Todopoderoso podemos obtener una mejor comprensión de que: ‘Pero de aquel día y hora nadie sabe’, sólo significa que nadie conoce el momento de la venida del Señor, pero Dios ciertamente hará saber a la gente acerca de las verdades que expresa y Su obra para salvar a la humanidad. El regreso del Señor a la tierra en la carne para realizar la obra en los últimos días es específicamente para salvar a la humanidad, así que si nadie se enteró de la noticia de Su venida, ¿cómo podríamos dar la bienvenida al Señor y obtener la salvación de la aparición de Dios en los últimos días? Hay una serie de profecías en el Libro de Apocalipsis de que el Espíritu hablará a todas las iglesias, que nos dicen que debemos estar seguros de escuchar las declaraciones de Dios. También se profetiza que Dios llamará a la puerta, y que aquellos que escuchan y reconocen la voz de Dios asistirán a la fiesta con Él. Estas profecías nos dicen que la manera de recibir el regreso de Dios es estar atentos para escuchar la voz de Dios. Cuando escuchamos a alguien difundir la noticia y dar testimonio de que Dios ha regresado, podemos determinar si realmente es el regreso del Señor Jesús al ver si las palabras que están predicando son la verdad, si estas palabras contienen autoridad y poder, y si revelan misterios. Ahora hemos aceptado y seguido a Dios Todopoderoso porque hemos leído las palabras pronunciadas por Él y hemos visto que estas palabras revelan todos los misterios de la verdad, como el plan de gestión de 6.000 años de Dios, más el destino y el resultado final de la humanidad. Hemos reconocido la voz de Dios en esto y hemos determinado que Dios Todopoderoso es el Señor Jesús que ha regresado, hemos recibido con beneplácito la segunda venida del Señor”.

Mi corazón se iluminó después de escuchar la comunión del hermano Jack. Pensé: “Eso es cierto, si el Señor regresó y nadie lo sabía, ¿cómo podríamos recibir Su salvación? Dios profetizó que pronunciaría más palabras en los últimos días, y los hermanos y hermanas de la Iglesia de Dios Todopoderoso han reconocido la voz de Dios en las palabras de Dios Todopoderoso. Han determinado que Dios Todopoderoso es la segunda venida del Señor Jesús. El Señor Jesús dijo que todas Sus ovejas pueden oír Su voz, así que ¿entonces no puedo determinar si Dios Todopoderoso es el Señor que ha regresado, leyendo lo que ha dicho?” Esto me hizo querer investigar la obra de Dios Todopoderoso de los últimos días, y así decidimos continuar reuniéndonos para la comunión.

Cuando el Señor regrese, ¿llevará a la gente al cielo?

Al día siguiente en el trabajo, mencioné a mis colegas que todas las profecías del regreso del Señor se habían cumplido y que los hermanos y hermanas de la Iglesia de Dios Todopoderoso estaban dando testimonio de que ya había regresado. Uno de ellos simplemente no podía aceptar eso; sacó una Biblia de su bolso y leyó esto: “Entonces nosotros, los que estemos vivos y que permanezcamos, seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes al encuentro del Señor en el aire, y así estaremos con el Señor siempre” (1 Tesalonicenses 4:17). Ella dijo entonces: “En las epístolas de Pablo, él declaró claramente que cuando el Señor Jesús regrese, seremos llevados por el aire para encontrarnos con el Señor, pero todavía estamos en la tierra, así que ¿cómo podrías decir que ha vuelto?” Cuando me dijo esto, pensé: “Así es, todavía estamos en la tierra. ¡Si el Señor hubiera regresado, ya deberíamos haber sido arrebatados a los cielos y haber visto al Señor!”

Esa noche compartí mi dilema en la reunión, y el hermano Jack tuvo esta comunión: “Muchos creyentes piensan que, basándose en lo que Pablo dijo, cuando el Señor regrese, nos elevará al cielo para encontrarnos con él, pero ¿tiene esta idea alguna base en las palabras del Señor Jesús? Si seguimos las palabras de Pablo en lugar de las propias palabras del Señor Jesús sobre el asunto de recibir Su segunda venida, ¿está esto en línea con la voluntad de Dios? Pablo era sólo un apóstol en la Era de la Gracia que predicaba por Dios; era una persona normal. ¿Cómo podría comprender los misterios de la segunda venida de Dios en los tiempos finales? De hecho, el Señor Jesús nunca dijo que nos elevaría a los cielos cuando regresara, sino que, en cambio, nos dijo claramente: ‘Nadie ha subido al cielo, sino el que bajó del cielo, es decir, el Hijo del Hombre que está en el cielo’ (Juan 3:13). Podemos ver que el cielo es la morada de Dios y sólo Dios, ningún ser humano puede ascender al cielo. ¿Cómo podríamos ser llevados al cielo?

“Todos sabemos que, al principio, después de que Dios creó a Adán y Eva, los puso en el Jardín del Edén para que cuidaran de todas las cosas y vivieran adecuadamente en la tierra. Después de que Satanás corrompió a la humanidad y el mundo se volvió un lugar lleno de violencia, Dios destruyó ese mundo maligno con un diluvio. En ese momento no llevó a Noé y a sus siete miembros de la familia directamente al cielo, pero le mandó a Noé que construyera un arca, donde él y su familia evitaron las aguas de inundación y pudieron sobrevivir. En la Era de la Ley Dios realizó Su obra en Israel; emitió la ley y los mandamientos por medio de Moisés para guiar la vida de las personas en la tierra. Pero al final de la Era de la Ley, la corrupción de la gente por Satanás se había hecho cada vez más profunda y no podía cumplir la ley, todos ellos se enfrentaban al peligro de ser condenados y ejecutados bajo la ley. Con el fin de redimir a la humanidad, se hizo carne por primera vez como el Señor Jesús y vino a caminar entre la humanidad, y fue clavado en la cruz por nosotros. La obra del Señor Jesús para redimir a la humanidad también se realizó en la tierra. Ahora, en los últimos días, Dios ha venido una vez más en la carne, expresando verdades para juzgar y limpiar a la humanidad; también está realizando una obra muy concreta en la tierra para salvar plenamente a la humanidad. Podemos ver de los hechos de la obra de Dios que creó a la humanidad en la tierra, preparó un ambiente adecuado para la supervivencia de los seres humanos en la tierra, hizo la obra de salvar a la humanidad en la tierra, y durante milenios los seres humanos siempre han vivido en la tierra. Y, sin embargo, siempre pensamos que vamos a ser llevados al cielo. ¿No es eso contrario a la voluntad de Dios?

Reflexioné en silencio sobre la comunión del hermano Jack en mi corazón. “Es verdad. Cuando Dios creó a la humanidad, nos puso en la tierra y nos hizo velar por todas las cosas aquí, y Su obra de salvación también se ha llevado a cabo por completo en la tierra todo el tiempo. Nosotros, los seres humanos, siempre hemos vivido en la tierra, y lo que el Señor Jesús dijo es verdad: ‘Nadie ha subido al cielo’. Sin embargo, siempre hemos pensado en vivir en el cielo, ¡eso realmente va en contra de la voluntad de Dios al crear humanidad!”

Una historia católica: Entendiendo el verdadero significado del arrebatamiento y recibir con alegría el regreso del Señor

En ese momento, el hermano Jack sonrió y dijo: “Hermana, en cuanto a si Dios nos llevará al cielo cuando regrese, debemos mirar esto basado en las palabras del Señor Jesús. La oración del Señor que el Señor Jesús nos enseñó tiene esto en ella: ‘Venga tu reino. Hágase tu voluntad, así en la tierra como en el cielo’ (Mateo 6:10). El Señor nos hizo orar para que el Reino de Dios viniera a la tierra, y orar para que la voluntad de Dios se hiciera en la tierra así como en el cielo —No nos hizo orar para ser llevados al cielo. También hay algunas profecías en el Libro de Apocalipsis acerca de que el Reino de Dios se realizaría en la tierra, como la Nueva Jerusalén que baja del cielo, el tabernáculo de Dios que viene al mundo y todo poder gobernante que pertenece a Cristo, haciendo del mundo el Reino de Dios. Dios profetizó hace mucho tiempo que Su reino vendría a la tierra— el destino final de la humanidad está en la tierra, no en el cielo. Si ser arrebatados fuera lo que pensábamos, siendo llevados al cielo, ¿no llegarían todas esas profecías a nada? Vamos a leer otro pasaje de las palabras de Dios Todopoderoso, y entonces este aspecto de la verdad será más claro.

Dios Todopoderoso dice: ‘Cuando Dios y el hombre entren juntos en el reposo, querrá decir que la humanidad ha sido salvada y que Satanás ha sido destruido, que la obra de Dios entre los hombres se ha terminado por completo. Dios ya no continuará obrando entre los hombres y el hombre ya no vivirá bajo el campo de acción de Satanás. Por lo tanto, Dios ya no va a estar ocupado y el hombre ya no correrá de aquí para allá; Dios y el hombre entrarán al mismo tiempo en el reposo. Dios regresará a Su posición original y cada persona regresará al lugar que le corresponde. Estos son los destinos en los que Dios y el hombre, respectivamente, residirán después del fin de toda la gestión de Dios. Dios tiene el destino de Dios y el hombre tiene el destino del hombre. Mientras reposa, Dios seguirá guiando a toda la humanidad en sus vidas sobre la tierra. Mientras está en la luz de Dios, el hombre adorará al único Dios verdadero que está en el cielo. […] cuando Dios entra en el reposo, esto quiere decir que Dios regresa a Su lugar original. Dios ya no va a vivir sobre la tierra ni compartirá el gozo y el sufrimiento de la humanidad mientras esté entre la humanidad. Cuando la humanidad entre en el reposo, esto querrá decir que el hombre se ha convertido en una verdadera creación; la humanidad adorará a Dios desde la tierra y tendrá vidas humanas normales. La gente ya no será desobediente a Dios o resistirá a Dios; regresará a la vida original de Adán y Eva. Estas son las respectivas vidas y destinos de Dios y la humanidad después de que entren en el reposo. La derrota de Satanás es una tendencia inevitable en la guerra entre Dios y Satanás. De esta manera, la entrada de Dios en el reposo después que se complete Su obra de gestión y la salvación completa del hombre y su entrada en el reposo se vuelven igualmente tendencias inevitables. El lugar de reposo del hombre está en la tierra y el lugar de reposo de Dios está en el cielo. Mientras el hombre adora a Dios en reposo vivirá sobre la tierra, y mientras Dios guía a la porción restante de la humanidad que está en reposo, […]’ (‘Dios y el hombre entrarán juntos en el reposo’ en “La Palabra manifestada en carne”).

Las palabras de Dios Todopoderoso nos dicen muy claramente que una vez que Su obra de salvar a la humanidad haya sido completamente terminada, Él y la humanidad entrarán en reposo juntos. Dios regresará al cielo para seguir guiando a las personas que quedan, mientras que los seres humanos vivirán correctamente en la tierra. Pero lo que será diferente es que a pesar de que las personas en ese momento seguirán viviendo en la tierra, Satanás ya no las molestará ni corromperá. Ellos habrán sido completamente limpiados y salvados por Dios y ya no se rebelarán contra Dios ni resistirán. Todos ellos vivirán a la luz de Dios, escuchando, obedeciendo y adorando a Dios. Tendrán las bendiciones y la guía de Dios. Ya no sufrirán de vejez, enfermedad, muerte, ni gritarán de dolor. Estarán cara a cara con Dios todos los días, llevando vidas en la tierra como si estuvieran en el cielo. Este es el hermoso destino que Dios ha preparado para la humanidad, y es que el Reino de Dios se realiza plenamente en la tierra”.

Al oír esto, pensé: “Aunque recito la oración del Señor todo el tiempo, nunca he entendido lo que significa. Así que Dios nos dijo hace mucho tiempo que Su reino bajaría a la tierra, y el lugar que ha preparado para nosotros también está en la tierra. Las palabras de Dios Todopoderoso revelan los misterios detrás de este aspecto de la verdad: en los últimos días, Dios viene a la tierra para limpiar y salvar a la humanidad, y nuestro destino en el futuro también estará en la tierra. Siempre queremos ser llevados al cielo, pero esto no es remotamente realista. Si no hubiera sido por esta comunión, nunca habría entendido la verdad en las palabras del Señor. ¡Gracias a Dios! Entonces, ¿a qué se refiere en realidad ‘ser arrebatado’ en la Biblia?” Le pregunté al hermano Jack sobre esto.

El verdadero significado de “ser arrebatado”, revelado en las palabras de Dios

El hermano oyó y luego compartió pacientemente más comunión conmigo. “¿A qué se refiere ‘ser arrebatado’? Las palabras de Dios revelan este misterio. Vamos a leer un pasaje y lo entenderás. Dios Todopoderoso dice: ‘“Ser arrebatado” no es ser tomado de un lugar bajo para ser colocado en un lugar alto, como las personas imaginan. Esto es un tremendo error. Ser arrebatado se refiere a Mi predeterminación y Mi selección. […] Esto es sumamente incompatible con las nociones de las personas. Todas las que tengan participación en Mi casa en el futuro son personas que han sido arrebatadas delante de Mí. Esto es absolutamente cierto, nunca cambia y nadie lo puede refutar. Este es el contraataque contra Satanás. Todo aquel a quien Yo predestiné será arrebatado delante de Mí’ (‘Capítulo 104’ de Declaraciones de Cristo en el principio en “La Palabra manifestada en carne”).

En el pasado todos tomamos erróneamente ‘ser arrebatado’ como una referencia a ser arrebatados al cielo por Dios para encontrarnos con el Señor, pero ahora el Señor ha regresado y ha pronunciado palabras para revelar el verdadero significado de esto. Ahora finalmente entendemos que eso siempre se ha referido a la actualidad, ahora que el Señor ha venido de nuevo a hablar y a realizar Su obra en la tierra, y que cuando escuchamos la voz de Dios podemos aceptar y someternos a Su obra de los últimos días, y volver ante Su trono. Es como cuando el Señor Jesús vino a realizar Su obra, Pedro, Juan, Santiago y otros vieron la autoridad y el poder de Dios de Su obra y palabras y reconocieron al Señor como el Mesías que estaban esperando. Salieron de la ley y aceptaron la obra del Señor, sometiéndose y respetando Sus nuevas palabras. Se deleitaron con la paz y el gozo que provenían del Señor. Esta gente fue arrebatada ante Dios. En los últimos días el Señor Jesús ha regresado con el nombre de Dios Todopoderoso y ha comenzado la obra de la Era del Reino, ha expresado verdades para juzgar y limpiar a la humanidad, salvó a la humanidad para desechar plenamente los lazos y las ataduras del pecado, y traer a los que han sido limpiados al reino de Dios, donde pueden disfrutar de las bendiciones y promesas de Dios. En este momento, los verdaderos creyentes de todo el mundo, que anhelan la aparición de Dios han reconocido la voz de Dios al leer las palabras de Dios Todopoderoso; han visto que Dios Todopoderoso es el Señor Jesús que ha retornado y han venido a Dios uno tras otro, ganando sustento y alimento de las palabras de Dios. ¡Esto es lo que realmente es estar arrebatado! Por otro lado, aquellos que rechazan la obra de Dios Todopoderoso de los últimos días y continúan aferrándose a sus propias nociones e imaginaciones, esperando tontamente a que Dios venga y los lleve al cielo, pierden la oportunidad de ser arrebatados ante Dios. Nunca obtendrán el riego y el sustento de las palabras de Dios; sus almas permanecerán secas y en la oscuridad. Todas ellas son vírgenes insensatas y serán echadas a un lado por Dios. En última instancia, inevitablemente se hundirán en el gran desastre, llorando y rechinando los dientes”.

Escuchar las palabras de Dios Todopoderoso y la comunión del hermano Jack iluminaron completamente mi corazón. Le dije felizmente: “Así que un verdadero ‘arrebatamiento’ se refiere a aceptar la obra de juicio de Dios de los últimos días, no ser llevado al cielo como imaginamos. Lo que solía pensar como arrebatado era sólo mi propia imaginación, era demasiado sobrenatural y completamente fuera de línea con la realidad de la obra de Dios. Ahora entiendo que para recibir a Dios y ser arrebatado ante Su trono tengo que ser una de las vírgenes sabias y estar segura de escuchar la voz de Dios. Esa es realmente la clave. De lo contrario, me convertiré en una virgen insensata y seré abandonada!

Sonriendo, los hermanos y hermanas dijeron: “¡Amén!”

Después de eso leí mucho más de las palabras de Dios Todopoderoso y vi que estaban tan llenas de autoridad y poder, además de que abren todos los misterios de la Biblia, como los misterios detrás de los nombres de Dios, detrás de Su obra en la carne y Sus tres etapas de obra para salvar a la humanidad y así sucesivamente. Todos estos misterios del plan de gestión de Dios son cosas que sólo Dios mismo podría revelar. De Sus palabras pude determinar que Dios Todopoderoso es el Señor Jesús retornado — Acepté muy felizmente la obra de Dios de los últimos días.

Desde entonces me he reunido con frecuencia con hermanos y hermanas para leer las palabras de Dios Todopoderoso y compartir la comunión en nuestras experiencias y entendimientos individuales. Mi alma se ha saturado, y realmente disfruto de este tipo de vida en la iglesia. Pienso en todos los hermanos y hermanas que anhelan el regreso del Señor, pero que carecen de la obra del Espíritu Santo, dejando sus espíritus sedientos y en tinieblas, todo porque se aferran a las nociones religiosas y permanecen en sus iglesias y así viven en el dolor. Es por eso por lo que me he unido a otros hermanos y hermanas para compartir el evangelio de la salvación de Dios para la humanidad en los últimos días para que al igual que yo, puedan reunirse con el Señor, ser arrebatados ante Dios, y obtener Su salvación de los últimos días. ¡Gracias a Dios!

Los desastres son frecuentes. ¿Quieres saber cómo recibir al Señor antes de los grandes? Contáctanos ahora y exploremos juntos para encontrar el camino.
Contáctanos
Contacta con nosotros por WhatsApp

Contenido relacionado

El camino a la purificación

Por Allie, Estados Unidos Fui bautizada en el nombre del Señor Jesús en 1990 y en 1998, me había convertido en una colaboradora de la...