App de la Iglesia de Dios Todopoderoso

¡Escucha la voz de Dios y recibe el regreso del Señor Jesús!

Invitamos a los buscadores de la verdad a contactar con nosotros.

Seguir al Cordero y cantar nuevos cánticos

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Ancho de página

0 Resultado(s) de búsqueda

No se encuentra los resultados.

49 El propósito de la obra de gestión de Dios

Velocidad

49 El propósito de la obra de gestión de Dios

I

6.000 años de gestión dura el plan de Dios,

y se divide en tres fases, que eras son.

Primera, Era de la Ley, Era de la Gracia después,

y la final, la Era del Reino es.

La obra de Dios, igual nunca es,

depende de lo que la humanidad necesite,

para precisar más,

depende de los trucos de Satanás, al combatirlo a Él.

La obra de Dios es derrotar a Satanás

transmitir Su sabiduría y Su omnipotencia,

y descubrir así las trampas de Satanás,

salvando a la humanidad de su ámbito.

II

Revelar de Dios sabiduría y gran poder,

y exponer de Satanás su horrenda perversión,

a todo ser enseñar a discernir el mal del bien,

saber que quien lo guía todo, Dios mismo es,

ver claro a Satanás, enemigo de la humanidad,

que es un ser maligno, un réprobo,

diferenciar entre bien o mal, mentiras o verdad,

santidad o maldad, grandeza o ruindad.

La obra de Dios es derrotar a Satanás

transmitir Su sabiduría y Su omnipotencia,

y descubrir así las trampas de Satanás,

salvando a la humanidad de su ámbito.

III

Que los ignorantes den testimonio de Él.

No es Dios quien corrompió al hombre,

y sólo, sólo Él, Dios de lo creado,

da el gozo y trae la salvación al hombre.

Esto es así para saber que el Soberano de todo es Él,

Satanás es tan sólo Su creación, que decidió alejarse de Él.

6.000 años de gestión, partido en tres fases,

para que lo que viene se pueda lograr:

permitir a Sus creaciones, Sus testigos ser,

saber Su voluntad y ver que la verdad es Él.

La obra de Dios es derrotar a Satanás

transmitir Su sabiduría y Su omnipotencia,

y descubrir así las trampas de Satanás,

salvando a la humanidad de su ámbito,

salvando a la humanidad de su ámbito,

salvando a la humanidad de su ámbito.

Adaptado de ‘La verdadera historia detrás de la obra de la Era de la Redención’ en “La Palabra manifestada en carne”

Anterior:El movimiento de la obra de Dios en el universo

Siguiente:El juicio de los últimos días es la obra que concluye la era