App de la Iglesia de Dios Todopoderoso

¡Escucha la voz de Dios y recibe el regreso del Señor Jesús!

Invitamos a los buscadores de la verdad a contactar con nosotros.

Preguntas y respuestas clásicas sobre el Evangelio del Reino (Selecciones)

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Ancho de página

0 Resultado(s) de búsqueda

No se encuentra los resultados.

`

Pregunta 2: ¿Cómo realiza Dios Todopoderoso Su obra de juicio en los últimos días? ¿Cómo expresa Él Sus palabras para juzgar, purificar y perfeccionar al hombre? Esta es la verdad que necesitamos conocer desesperadamente ya. Si nos percatamos de la obra de Dios Todopoderoso, podemos oír verdaderamente la voz de Dios y ser elevados ante Su trono. ¡Explicádnoslo de manera más detallada, por favor!

Respuesta: Puedes buscar cómo Dios Todopoderoso hace la obra del juicio en los últimos días. Esto es muy importante para el hombre alcanzar la verdad y obtener la salvación. Dios Todopoderoso expresa la verdad de hacer el trabajo de juzgar y purificar al hombre completamente para llevar a los santos al reino de los cielos. Pero mucha gente religiosa quien cree en el Señor no entiende la voluntad de Dios. Ellos creen que el Señor llevará directamente a los santos al reino de los cielos cuando Él regrese, y que Él posiblemente no hará la obra del juicio y el escarmiento. Ellos creen que el juicio y el escarmiento de Dios significa la condena y castigo del hombre por parte de Dios. Entonces, ellos rehúsan aceptar la obra de juicio de Dios en los últimos días. Ellos sólo esperan a que el Señor regrese con nubes y arrebatarlos al reino de los cielos. Ellos sólo esperan a que el Señor regrese en las nubes y arrebatarlos al reino de los cielos. De hecho, totalmente malinterpretan la voluntad de Dios. La obra redentora que hizo el Señor Jesús fue para pavimentar el camino para la obra del juicio de los últimos días. Su objetivo final es purificar al hombre y salvar al hombre, y permitir al hombre entrar en el reino de los cielos para que disfrute el reposo. Sin embargo, Dios obra la redención y salvación con planes y pasos en vez de cumplirla en una noche. Al final de Su obra de redención, el Señor Jesús prometió que Él vendría de nuevo a llevarse a los santos. Pero cómo arrebatará a los santos cuando Él regrese, ninguno lo puede entender. De hecho, cuando Dios venga en los últimos días a llevarse a los santos, Él primero trae a la gente ante Su trono, para que acepten Su obra de juicio y purificación y entonces los convierte en vencedores. Estos son los santos siendo arrebatados al reino de los cielos. Pero, hay una cosa que es difícil de aceptar para el hombre: aquellos quienes sean arrebatados ante el trono de Dios deben experimentar el juicio y el escarmiento y obtener la santidad. Así que ellos producen conceptos acerca de la obra de juicio de Dios en los últimos días. Ahora piensa en ello. ¿Son el juicio y el escarmiento bendiciones de Dios? ¿O la condenación y el castigo de Dios? Mucha gente no puede entender esto. Entonces, leamos algunas palabras de Dios Todopoderoso primero.

Dios Todopoderoso dice: “Lo que Dios maldice es la desobediencia del hombre y lo que Él juzga son los pecados del hombre. Aunque Él habla severamente y sin la menor sensibilidad, Él revela todo lo que hay dentro del hombre y a través de estas palabras severas revela lo que es esencial dentro del hombre pero a través de ese juicio le da al hombre un conocimiento profundo de la esencia de la carne y, por lo tanto, el hombre se somete a la obediencia frente a Dios. La carne del hombre es de pecado y de Satanás, es desobediente y el objeto del castigo de Dios, en consecuencia, para permitirle al hombre que se conozca, las palabras del juicio de Dios le deben suceder y todo tipo de refinamiento se debe emplear; sólo entonces puede ser efectiva la obra de Dios”.

de ‘Sólo al experimentar pruebas dolorosas puedes conocer el encanto de Dios’ en “La Palabra manifestada en carne”

Hoy Dios os juzga y os castiga y os condena, pero sabe que tu condenación es para que te puedas conocer a ti mismo. Condenación, maldición, juicio, castigo, todos estos son para que te puedas conocer a ti mismo para que tu carácter pueda cambiar y, sobre todo, para que puedas conocer tu valía y ver que todas las acciones de Dios son justas y de acuerdo con Su carácter y las necesidades de Su obra que Él obra de acuerdo con Su plan para la salvación del hombre y que Él es el Dios justo que ama al hombre y salva al hombre y quien juzga y castiga al hombre. […] Dios no ha venido a matar ni a destruir sino a juzgar, maldecir, castigar y salvar”.

de ‘Deberías desechar las bendiciones del estatus y entender la voluntad de Dios para la salvación del hombre’ en “La Palabra manifestada en carne”

Todos vosotros vivís en un lugar de pecado y libertinaje; todos sois personas libertinas y pecadoras. Hoy no sólo podéis ver a Dios, sino lo que es más importante, habéis recibido castigo y juicio, una salvación tan profunda, esto es, el amor más grande de Dios. Todo lo que Él hace es amor verdadero por vosotros; no tiene malas intenciones. Él os juzga por vuestros pecados, para que os examinéis y recibáis esta tremenda salvación. Todo esto se hace para trabajar al hombre. De principio a fin, Dios ha hecho todo lo posible para salvar al hombre, y sin duda no está dispuesto a destruir completamente al hombre que creó con Sus propias manos. Ahora, Él ha venido entre vosotros para obrar; ¿no es esto aún más salvación? Si Él os odiara, ¿seguiría haciendo una obra de tal magnitud para guiaros personalmente? ¿Por qué iba a sufrir así? Dios no os odia ni tiene ninguna mala intención hacia vosotros. Deberíais saber que el amor de Dios es el más verdadero de todos. Es sólo por culpa de la desobediencia de las personas que Él tiene que salvarlas por medio del juicio; de lo contrario, no se salvarían. Como no sabéis cómo llevar una vida o cómo vivir, vivís en este lugar libertino y pecador, y sois diablos libertinos e inmundos, Él no soporta dejar que os volváis aún más depravados; tampoco soporta veros vivir en un lugar inmundo como este, pisoteados por Satanás a su antojo, o para dejaros caer en el Hades. Él sólo quiere ganar a este grupo de vosotros y salvaros totalmente. Este es el propósito principal de hacer la obra de conquista en vosotros, es sólo para salvación”.

de ‘La verdad interna de la obra de conquista (4)’ en “La Palabra manifestada en carne”

Desde la palabra de Dios Todopoderoso, vemos claramente que cuando Dios obra el juicio en estos últimos días, Él no pretende condenarnos aún más derribarnos Dios tiene el propósito de que nosotros sepamos la verdad de que hemos sido profundamente pervertidos por Satanás, conoce nuestra naturaleza y esencia de resistir y traicionar a Dios, y conocer el carácter santo, justo y no ofensivo de Dios. Dios pretende despertar nuestros corazones y espíritus, líbranos de nuestro carácter pervertido y haznos hacer realidad de la semejanza de un hombre real y obtener la salvación. Si el hombre no experimenta el juicio de Dios y su escarmiento, él es incapaz de conocer su naturaleza satánica, incapaz de ver las raíces de su corrupción que el hombre peca y se resiste a Dios o conociendo el carácter justo de Dios. Entonces, el carácter pervertido del hombre no se puede cambiar y el hombre no puede obedecer verdaderamente y respetar a Dios. Como tal, ¿cómo está El capacitado para ser llevado al reino de Dios? Puede ser visto que Dios juzga al hombre y Su objetivo final es purificar al hombre y salvarlo. Si el hombre es juzgado y obtiene la purificación, esta es la mayor bendición de Dios, y es la mayor salvación y amor de Dios para la pervertida humanidad. ¡Amén! Entonces, ¿cómo Dios hace la obra del juicio?

Cuando Dios se hace carne esta vez, Su obra es expresar Su carácter, principalmente por medio del castigo y el juicio. Usando esto como el fundamento, trae más verdad al hombre, muestra más formas de práctica, y por tanto logra Su objetivo de conquistar al hombre y salvarlo de su carácter corrupto. Esto es lo que hay detrás de la obra de Dios en la Era del Reino”.

de ‘Prefacio’ en “La Palabra manifestada en carne”

En los últimos días, Cristo usa una diversidad de verdades para enseñarle al hombre, para revelar la esencia del hombre y analizar sus palabras y hechos. Estas palabras comprenden varias verdades, tales como, el deber del hombre, cómo debe el hombre obedecer a Dios, cómo debe el hombre ser leal a Dios, cómo debe el hombre vivir la humanidad normal, la sabiduría y el carácter de Dios, y así sucesivamente. Todas estas palabras se enfocan en la esencia del hombre y en su carácter corrupto. En particular, esas palabras que revelan cómo el hombre desdeña a Dios se dicen con relación a cómo el hombre es una personificación de Satanás y una fuerza enemiga contra Dios. Cuando Dios hace la obra del juicio, no simplemente aclara la naturaleza del hombre con unas cuantas palabras, sino que lleva a cabo la revelación, el tratamiento y la poda en el largo plazo. Esas formas de revelación, tratamiento y poda no se pueden sustituir con palabras ordinarias, sino con la verdad que el hombre no posee en absoluto. Sólo esa manera de obrar se considera juicio; sólo por medio de ese juicio se puede persuadir al hombre, se le puede convencer por completo de la sumisión a Dios, y puede obtener el verdadero conocimiento de Dios. El resultado de la obra de juicio es que el hombre comprenda el verdadero rostro de Dios y la verdad de su rebeldía. La obra de juicio le permite al hombre entender mucho de la voluntad de Dios, del propósito de la obra de Dios y de los misterios que el hombre no puede entender. También le permite al hombre reconocer y conocer su esencia corrupta y las raíces de su corrupción, así como descubrir la fealdad del hombre. Todos estos efectos los produce la obra del juicio, porque la esencia de esa obra es, de hecho, la obra de inaugurar la verdad, el camino y la vida de Dios para todos los que tienen fe en Él. Esta obra es la obra de juicio que Dios hace”.

de ‘Cristo realiza la obra de juicio con la verdad’ en “La Palabra manifestada en carne”

Dios tiene muchos medios para perfeccionar al hombre. Emplea toda clase de ambientes para tratar con el carácter corrupto del hombre y usa varias cosas para poner al hombre al descubierto; en un sentido trata con el hombre, en otro pone al hombre al descubierto y en otro revela al hombre, escarbando y revelando los ‘misterios’ en las profundidades del corazón del hombre, y mostrándole al hombre su naturaleza revelando muchos de sus estados. Dios perfecciona al hombre a través de muchos métodos —por medio de la revelación, el trato, el refinamiento y el castigo— para que el hombre pueda saber que Dios es práctico”.

de ‘Sólo los que se enfocan en la práctica pueden ser perfeccionados’ en “La Palabra manifestada en carne”

Dios realiza la obra de juicio y castigo para que el hombre pueda conocerle, y por amor a Su testimonio. Sin Su juicio sobre el carácter corrupto del ser humano, el hombre no conocería Su carácter justo que no permite ofensa alguna, y no podría apartarse de su viejo conocimiento de Dios para adoptar el nuevo. Por amor a Su testimonio y a Su gestión, Él hace pública Su totalidad, capacitando así al hombre para lograr el conocimiento de Dios, cambiar su carácter y dar un resonante testimonio de Él por medio de Su aparición pública. El cambio se logra en el carácter del hombre a través de distintos tipos de la obra de Dios; sin estos cambios en el carácter del hombre, este sería incapaz de dar testimonio de Dios y no podría ser conforme a Su corazón. Los cambios en el carácter del hombre significan que se ha liberado de la atadura de Satanás, de la influencia de la oscuridad, y que se ha convertido de verdad en un modelo y una muestra de la obra de Dios, que de verdad ha llegado a ser un testigo suyo y alguien que es conforme a Su corazón”.

de ‘Sólo aquellos que conocen a Dios pueden dar testimonio de Él’ en “La Palabra manifestada en carne”

Las palabras de Dios Todopoderoso son tan prácticas. ¡Dios expresa la palabra para hacer su obra de juicio en los últimos días sólo por salvar al hombre y perfeccionar al hombre! Bajo el juicio de la palabra de Dios Todopoderoso aprendemos que en las tinieblas y la maldad del mundo, toda la humanidad vive bajo el dominio de Satanás. La perversión de Satanás les dejó sin ninguna apariencia humana: ellos son soberbios y arrogantes, torcidos y astutos, egoístas y básicos, libertinos y corruptos Todos ellos aborrecen la verdad y adoran la maldad, compitiendo por conseguir fama y posición como sea, justo como bestias, luchando en contra e intrigándolos unos de los otros, engañándonos los unos a los otros. Ellos han perdido por completo su sentido humano. Aún cuando el hombre cree en Dios, en sus corazones, ellos adoran el dinero, la fama y la posición. Ellos siguen malvadas tendencias mundanas y a menudo pecan y se resisten y desobedecen a Dios. Aún si ellos se sacrifican por Dios y sufren y pagan el precio, ellos hacen esto por el bien de satisfacer su deseo de bendición y recompensas y entrar en el reino de los cielos, pero no por alcázar la verdad, conociendo y obedeciendo a Dios. A pesar que ellos creen en Dios, ellos están llenos de conceptos imaginados acerca de Dios, ninguno de ellos tiene el verdadero conocimiento del carácter de Dios y de lo que Dios tiene y es. A qué tipo de persona Dios desea y qué tipo de persona Dios odia, A qué tipo de cosa que hace el hombre es resistirse a Dios, ofendiendo el carácter de Dios y siendo maldecido por Dios, cuantas cosas en el pensamiento del hombre y en sus conceptos son contrarias a la verdad, cuáles conciencias debe tener el hombre ante Dios y cuáles prácticas de la verdad debería poseer el hombre y así sucesivamente esto todo concierne a las verdades clave de conocer a Dios, obedeciendo y adorando a Dios. Pero la humanidad pervertida no sabe nada al respecto. Porque tal humanidad pervertida profundamente por Satanás, ¿cómo se podría abstener de resistirse y traicionar a Dios sin ser juzgado y purificado por Dios? Basados en las necesidades de la humanidad pervertida, el Dios encarnado expresa toda la verdad para que el hombre sea salvo revela a la humanidad la justicia de Dios y carácter majestuoso no tolerando ofensa alguna, y expone completamente la esencia de la naturaleza del hombre acerca de la perversión, la cual hace a todos estar completamente convencidos. Hemos experimentado el juicio y el escarmiento de la palabra de Dios, y visto que somos soberbios y arrogantes, egoístas y fundamentales y vivimos según la filosofía y las reglas de Satanás. Lo que sea que hagamos, lo hacemos por fama y fortuna e incluso cuando trabajamos y predicamos, lo hacemos sólo por reputación y posición, exaltando y presumiendo de nosotros mismos para hacer que otros piensen altamente de nosotros, sino simplemente no lo hacemos para exaltar a Dios y testificar a Dios. Cuando la obra de Dios no está de acuerdo con nuestros conceptos, nosotros definimos a Dios y juzgamos a Dios, manteniéndonos tercos en oposición a Dios, sin obedecer a Dios en lo absoluto. Cuando desarrollamos nuestro deber, seguimos la comodidad de la carne engañando y desdeñado a menudo a Dios, sin lealtad alguna a Dios. Bajo el juicio y la revelación de la palabra de Dios, vemos que hemos sido profundamente pervertidos por Satanás, sin conciencia y razón, o carácter y dignidad, no mereciendo ser llamado humano, y simplemente la cría de Satanás que están en enemistad con Dios. Sentimos que estamos demasiado apenados para contemplar la faz de Dios. Debemos caer ante Dios, arrepentirnos amargamente, odiarnos y maldecirnos a nosotros mismos. Hemos experimentado verdaderamente el carácter de justicia de Dios que es intolerante de la ofensa del hombre. Así que he empezado a temer le a Dios y he entendido las intenciones bondadosas de Dios de salvar al hombre. Dios juzga al hombre y escarmienta al hombre porque Dios odia el pecado del hombre y su desobediencia, Porque Él desea salvarnos de nuestro carácter satánico y ganarnos. Cuando nos mantenemos en terca oposición a Dios y resistimos a Dios, Dios nos corrige y nos disciplina. Vemos la santidad y la grandeza de Dios, Él no nos castiga de acuerdo a lo que hemos hecho, sino que nos ilumina y guía para entendemos Su voluntad. Bajo tal juicio y escarmiento de Dios, producimos algún conocimiento verdadero del carácter de Dios, comprende que el carácter de Dios contiene la misericordia y la amorosa bondad de Dios. Vemos la santidad y la grandeza de Dios, produce reverencia y admiración por Dios. vemos más claramente nuestra naturaleza satánica y conocemos algo de verdad, tener un creciente discernimiento entre lo que es positivo y negativo. Sí. ¡Gracias al Señor! Tenemos algunos cambios en nuestros puntos de vista sobre cosas y gradualmente producimos un corazón que está sediento por la verdad. Ya no estamos dispuestos a vivir según la filosofía y las reglas de Satanás, ya no le hacemos exigencias irracionales a Dios. Nuestra conciencia y sentido han sido restaurados. Empezamos a buscar la verdad y a practicar la verdad en todo, desempeñando el deber como un ser creado en una manera realista y obedeciendo la soberanía y gestión de Dios. Estamos transformándonos cada vez más en nuestro carácter de vida y nos parecemos algo a un hombre real. ¡Amén! ¡Gracias a Dios Todopoderoso Tales cambios nos son traídos por la obra del juicio de Dios. ¡Amén! ¡Gracias a Dios! Hoy, todos quienes aceptan la obra de Dios Todopoderoso de los últimos días completamente entienden que sólo aceptando y obedeciendo la obra del juicio de Dios en los últimos días puede uno ser salvo y perfeccionado.

del guion de la película de El despertar del sueño

Anterior:Pregunta 2: Si el Relámpago Oriental es el camino verdadero, ¿en base a qué puedes confirmarlo? Creemos en el Señor Jesús porque Él nos redimió, pero ¿qué se utiliza para verificar que el Relámpago Oriental es el camino verdadero?

Siguiente:Pregunta 2: Todavía no hemos determinado si el reino de Dios está en la tierra o en el cielo. El Señor Jesús habló una vez de que “el reino de los cielos está cerca” y de “la venida del reino de los cielos”. Si es el reino de los cielos, debería estar en los cielos. ¿Cómo puede estar en la tierra?

También podría gustarte