App de la Iglesia de Dios Todopoderoso

¡Escucha la voz de Dios y recibe el regreso del Señor Jesús!

Invitamos a los buscadores de la verdad a contactar con nosotros.

Seguir al Cordero y cantar nuevos cánticos

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Ancho de página

0 Resultado(s) de búsqueda

No se encuentra los resultados.

50 El juicio de los últimos días es la obra que concluye la era

Velocidad

50 El juicio de los últimos días es la obra que concluye la era

I

Los últimos días no son como las eras de la Gracia y la Ley,

su obra se hace entre los gentiles y fuera de Israel.

Se los conquista ante el trono de Dios,

para que Su gloria llene el universo,

y las criaturas de aquí transmitan Su gloria

a todas las naciones y generaciones,

para que toda criatura del cielo y la tierra

vea la gloria que Dios ganó en la tierra.

La obra en los últimos días es de conquista.

Esos días son el fin de toda la era,

el final del plan de gestión de Dios de seis mil años,

y el fin del largo sufrimiento del hombre en la tierra.

II

La obra de los últimos días no es para

guiar al hombre en la tierra

ni para llevarlo a una nueva era.

La vida del hombre no continuará, no tendría importancia

para el plan de gestión de Dios o la existencia del hombre.

La obra de Dios durará seis mil años.

El control del maligno terminará.

La obra en los últimos días es de conquista.

Esos días son el fin de toda la era,

el final del plan de gestión de Dios de seis mil años,

y el fin del largo sufrimiento del hombre en la tierra.

III

El tiempo se cumplió, Dios vencerá a Satanás.

Recuperará Su gloria y las almas que son suyas,

para que esas almas afligidas dejen de sufrir.

Así terminará Su obra en la tierra.

Dios ya no se hará carne en la tierra,

Su Espíritu no obrará en la tierra.

Sólo una cosa hará: rehacer a la humanidad,

una humanidad santa, Su fiel ciudad en la tierra.

La obra en los últimos días es de conquista.

Esos días son el fin de toda la era,

el final del plan de gestión de Dios de seis mil años,

y el fin del largo sufrimiento del hombre

en la tierra, en la tierra, en la tierra, en la tierra.

Adaptado de ‘Nadie que sea de la carne puede escapar del día de la ira’ en “La Palabra manifestada en carne”

Anterior:El propósito de la obra de gestión de Dios

Siguiente:La gente conoce mejor a Dios a través de la obra de las palabras