113 Los que aman a Dios viven en la luz

I

Limpia el juicio de Dios la corrupción del hombre.

Vivimos en la luz, disfrutando Sus palabras

y felices de alabarlo.

¡Baila con tus pies! ¡Canta con tu voz!

¡Camina, sigue a Dios! ¡Y no mires atrás!

Para amar a Dios, debemos dedicarnos,

debemos ser sinceros y considerar Su voluntad.

El reino de Dios pertenece a quien lo ama.

Los que aman a Dios viven en la luz.

Los que aman a Dios viven en luz.

II

Amar a Dios nos alegra. Amándolo somos felices.

Bendecidos al cuidar Su corazón y hacer Su voluntad.

Practicando la verdad, nuestro espíritu es libre.

Nuestro corazón ama más a Dios.

Para amar a Dios, debemos dedicarnos,

debemos ser sinceros y considerar Su voluntad.

El reino de Dios pertenece a quien lo ama.

Los que aman a Dios viven en la luz.

Los que aman a Dios viven en luz.

III

Amar a Dios nos alegra. Amándolo somos felices.

El camino de la vida gira y gira,

pero nosotros no huimos.

Duro es el sendero, pero nosotros somos fieles,

amamos a Dios, Él nos bendice.

¡Vivimos en la luz para siempre!

Para amar a Dios, debemos dedicarnos,

debemos ser sinceros y considerar Su voluntad.

El reino de Dios pertenece a quien lo ama.

Los que aman a Dios viven en la luz.

Los que aman a Dios viven en la luz.

Los que aman a Dios viven en luz, viven en luz.

Anterior: 112 Dios bendice a aquellos que lo aman

Siguiente: 114 Siempre tendremos el amor de Dios

Los desastres son frecuentes. ¿Quieres saber cómo recibir al Señor antes de los grandes? Contáctanos ahora y exploremos juntos para encontrar el camino.
Contacta con nosotros por Messenger
Contacta con nosotros por WhatsApp

Ajustes

  • Texto
  • Temas

Colores lisos

Temas

Fuente

Tamaño de fuente

Interlineado

Interlineado

Ancho de página

Índice

Buscar

  • Buscar en este texto
  • Buscar en este libro