Palabras diarias de Dios | Fragmento 239 | "Las palabras de Dios al universo entero: Capítulo 9"

Palabras diarias de Dios | Fragmento 239 | "Las palabras de Dios al universo entero: Capítulo 9"

236 |6 Ago 2020

Dado que tú eres uno del pueblo de Mi familia, y puesto que eres fiel en Mi reino, todo lo que haces debe cumplir con los estándares que requiero. Yo no te pido que seas nada más que unas nubes a la deriva, sino que seas como nieve resplandeciente, y poseído por su esencia y más aún, por su valor. Porque vine de la tierra santa, no como el loto, que sólo tiene un nombre y nada de esencia, ya que proviene de la ciénaga y no de la tierra santa. El tiempo de que un nuevo cielo descienda sobre la tierra y de que una nueva tierra se extienda sobre los cielos, es también el tiempo mismo en que Yo formalmente obro entre los hombres. ¿Quién entre los hombres me conoce? ¿Quién ha contemplado el momento de Mi llegada? ¿Quién ha visto que Yo no sólo tengo un nombre, sino que, además, también poseo esencia? Yo barro las nubes blancas con Mi mano y observo de cerca los cielos; en el espacio, nada está ordenado de no ser por Mi mano, y bajo el espacio, no hay hombre que no contribuya con su propio pequeño esfuerzo al logro de Mi poderosa empresa. No hago onerosas exigencias a la gente de la tierra, porque siempre he sido el Dios práctico, y porque soy el Todopoderoso que creó al hombre y conoce bien al hombre. Todas las personas están ante los ojos del Todopoderoso. ¿Cómo podrían, incluso aquellos en los rincones más remotos de la tierra, evitar el escrutinio de Mi Espíritu? Aunque el hombre conoce Mi Espíritu, él también ofende Mi Espíritu. Mis palabras ponen al descubierto la fea cara de todas las personas, y ponen al descubierto los pensamientos más íntimos de todas las personas, y causan que todos en la tierra sean aclarados con Mi luz y caigan bajo Mi escrutinio. Pero, aunque el hombre caiga, su corazón no se atreve a alejarse de Mí. Entre las criaturas, ¿quién no llega a amarme a causa de Mis hechos? ¿Quién no me anhela, como resultado de Mis palabras? ¿En quién no nace un sentimiento de devoción debido a Mi amor? Es sólo por causa de la corrupción de Satanás que el hombre es incapaz de alcanzar el reino tal y como Yo lo he solicitado. Incluso los estándares más bajos que Yo requiero le producen dudas, por no hablar de la actualidad, la era en la que Satanás corre desbocado y es locamente despótico, o el tiempo en el que el hombre ha sido tan pisoteado por Satanás que todo su cuerpo está apelmazado con inmundicia. ¿Cuándo el fracaso del hombre en atender Mi corazón como resultado de su depravación, no me ha causado dolor? ¿Podría ser que Yo sienta lástima por Satanás? ¿Podría ser que Yo esté equivocado acerca de Mi amor? Cuando el hombre me desobedece, Mi corazón llora en secreto; cuando el hombre se opone a Mí, Yo lo castigo; cuando el hombre es salvado por Mí y resucitado de entre los muertos, Yo lo alimento con el mayor cuidado; cuando el hombre me obedece, Mi corazón descansa cómodo e inmediatamente percibo grandes cambios en todas las cosas en el cielo y en la tierra; cuando el hombre me alaba, ¿cómo no disfrutarlo? Cuando el hombre da testimonio de Mí y es adquirido por Mí, ¿cómo no podría Yo ser glorificado? ¿Podría ser que todo lo que el hombre hace no sea gobernado y provisto por Mí? Cuando no proporciono instrucciones, las personas se vuelven ociosas e inactivas y, a Mis espaldas, se involucran en esos “loables” negocios sucios. ¿Crees que la carne, con la que me visto, no sabe nada de tus acciones, tu comportamiento y tus palabras? Muchos años he soportado el viento y la lluvia, así que Yo también he experimentado la amargura del mundo humano, sin embargo, después de una más detallada reflexión, ninguna cantidad de sufrimiento puede hacer que el hombre de carne pierda esperanza en Mí, mucho menos puede cualquier dulzura hacer que el hombre de carne se enfríe, se desanime, o se vuelva despectivo hacia Mí. ¿Acaso está el amor del hombre por Mí realmente limitado a la ausencia de dolor o a la ausencia de dulzura?

Extracto de “La Palabra manifestada en carne”

Mostrar más
Los desastres son frecuentes. ¿Quieres saber cómo recibir al Señor antes de los grandes? Contáctanos ahora y exploremos juntos para encontrar el camino.
Contáctanos
Contacta con nosotros por WhatsApp

Compartir

Cancelar