Palabras diarias de Dios | Fragmento 390 | "Prefacio"

Palabras diarias de Dios | Fragmento 390 | "Prefacio"

84 |28 Ago 2020

Aunque muchas personas creen en Dios, pocas entienden qué significa la fe en Él, y qué deben hacer para ser conforme a Su corazón. Esto se debe a que, aunque están familiarizadas con la palabra “Dios” y expresiones como “la obra de Dios”, no le conocen, y mucho menos Su obra. No es de extrañar, por tanto, que todos los que no conocen a Dios posean una creencia confusa. No se toman en serio la creencia en Él, porque es demasiado desconocido, demasiado extraño para ellos. De esta forma, no están a la altura de las exigencias de Dios. Es decir, si las personas no conocen a Dios ni Su obra, no son aptas para que Él las use, y menos aún pueden satisfacer Su deseo. “La creencia en Dios” significa creer que hay un Dios; este es el concepto más simple de la fe en Él. Aún más, creer que hay un Dios no es lo mismo que creer verdaderamente en Él; más bien es una especie de fe simple con fuertes matices religiosos. La fe verdadera en Dios significa que la gente experimenta Sus palabras y Su obra en base a la creencia de que Él tiene soberanía sobre todas las cosas. Por tanto, se logrará desechar el carácter corrupto, se satisfará el deseo de Dios, y se llegará a conocerlo. Sólo emprendiendo ese paso se puede decir que se cree en Dios. Sin embargo, las personas consideran a menudo que la creencia en Dios es algo muy simple y frívolo. La creencia de tales personas no tiene sentido y nunca obtendrá Su aprobación, porque marchan por la senda equivocada. Hoy siguen existiendo quienes creen en Dios en las letras, en doctrinas huecas. No son conscientes de que su creencia en Dios no tiene esencia, y de que son incapaces de obtener Su aprobación, y siguen orando por la paz y la gracia suficiente de Dios. Deberíamos tranquilizarnos y reflexionar: ¿Creer en Dios podría ser realmente la cosa más fácil de la tierra? ¿No significa creer en Dios algo más que recibir mucha gracia de Él? ¿Pueden las personas que creen en Él, sin conocerle, y las que creen en Él pero se le oponen, satisfacer realmente Su deseo?

Extracto de “La Palabra manifestada en carne”

El verdadero significado de la fe en Dios

I

Son tantos los que creen, y tan pocos los que entienden qué significa realmente la fe en Dios, qué tienen que hacer para latir con Su corazón. Muchos conocen la palabra ""Dios"" y frases como ""la obra de Dios"", pero no lo conocen a Él, no saben qué Él hace. Claro está que su fe ciega es. No se lo toman en serio porque esto les es desconocido y extraño. Por eso no cumplen los mandatos de Dios. Si a Él no conoces ni a Su obra, ¿acaso puedes ser apto para Él? ¿Podrás cumplir la voluntad de Dios? Creer que Dios existe no es suficiente. Eso es demasiado sencillo, demasiado religioso. No es lo mismo que creer realmente en Él. En la verdadera fe en Dios, sientes Sus palabras y Sus obras en la creencia de que Él es soberano de todo. Así te puedes librar de tu carácter corrupto, cumplir los deseos de Dios y llegar a conocerlo. Ese es el camino a la verdadera fe en Dios. Ese es el camino a la verdadera fe en Él.

II

Muchos piensan que creer es sencillo y superficial. Esa fe carece de sentido. ¿Cómo puede Dios aceptarla? Por el mal camino van. Aquellos que creen en las letras, en enseñanzas huecas no saben que su fe es irreal, que Dios no la aprobará. Aún rezan por gracia y paz. Párate a pensar si tener fe es tan fácil. ¿Es sólo pedir gracia y paz? ¿Puedes satisfacer el deseo de Dios, si aún te resistes a Él, sin conocerlo? Creer que Dios existe no es suficiente. Eso es demasiado sencillo, demasiado religioso. No es lo mismo que creer realmente en Él. En la verdadera fe en Dios, sientes Sus palabras y Sus obras en la creencia de que Él es soberano de todo. Así te puedes librar de tu carácter corrupto y cumplir los deseos de Dios y llegar a conocerlo. Ese es el camino a la verdadera fe en Dios. Ese es el camino a la verdadera fe en Dios. Ese es el camino a la verdadera fe en Él.

De “Seguir al Cordero y cantar nuevos cánticos”

Mostrar más
Los desastres son frecuentes. ¿Quieres saber cómo recibir al Señor antes de los grandes? Contáctanos ahora y exploremos juntos para encontrar el camino.
Contacta con nosotros por Messenger
Contacta con nosotros por WhatsApp

Compartir

Cancelar