Música cristiana | "Alaba la nueva vida" Llenarse de amor hacia Dios (A Capela)

2880 |26 Abr 2017

¡Aleluya! ¡Te alabamos y damos gracias!

¡Aleluya! ¡Te alabamos y damos gracias, Dios Todopoderoso!

Cristo de los últimos días ha aparecido, entre los hombres ha obrado y hablado.

Su palabra nos juzga, castiga y purifica, y nos guía hacia el camino correcto.

La palabra de Dios me ha cambiado,

y tengo la nueva vida para alabarlo a Él. (¡Aleluya!)

No hay más dolor ni perplejidad;

mi espíritu es libre y canto una canción. (¡Aleluya!)

Es tan bueno entender la verdad.

He vencido a la carne, ¡y soy libre! (¡Alabamos a Dios!)

Todas las ideas y malentendidos se han aclarado,

mi desobediencia se ha transformado.

Voy por el luminoso camino de la vida humana;

¡el amor de Dios es tan precioso y real! (¡Alabamos a Dios!)

Gozar de Su amor es la exaltación de Dios.

He probado Su amor y nunca más podré dejarlo a Él.

Los hermanos y hermanas están juntos, sin barreras ni distancia.

Servimos aunados en la iglesia, con un corazón y un espíritu,

y cantamos con alegría un canto de alabanza.

El canto está lleno de amor a Dios. Cantamos con corazones sinceros.

El Dios práctico nos ha renovado y transformado en un hombre nuevo.

¿Quién no expresaría el afecto de su corazón?

¿Quién no expresaría el amor de su corazón?

Tú danzas y yo aplaudo para alabar a Dios.

Hemos transcendido a las cargas del mundo, de la familia y de la carne;

nos amamos los unos a los otros, ¡somos tan adorables!

La antigua vida pasada nunca volverá, y un tiempo dorado pronto llegará.

Es tan agradable cumplir mi deber y dar testimonio;

hablamos acerca de la verdad, libres y liberados.

El pueblo de Dios disfruta de la nueva vida;

la luminosa vida humana me da la bienvenida. (Oh.)

Es tan agradable cumplir mi deber y dar testimonio;

hablamos acerca de la verdad, libres y liberados.

El pueblo de Dios disfruta de la nueva vida;

la luminosa vida humana me da la bienvenida.

¡Adoraré al Dios práctico por siempre!

¡Aleluya!

De «Seguir al Cordero y cantar nuevos cánticos»

Los desastres son frecuentes. ¿Quieres saber cómo recibir al Señor antes de los grandes? Contáctanos ahora y exploremos juntos para encontrar el camino.
Contáctanos
Contacta con nosotros por WhatsApp

Deja un comentario

Compartir

Cancelar