Quitar la traba en el camino del reino celestial | "No os metáis en mis asuntos" Tráiler oficial

17600 |22 May 2018

Ver original

Li Qingxin es predicadora de una iglesia clandestina en China y ha sido fiel al Señor durante muchos años. Siempre realiza con entusiasmo la obra del Señor de difundir el evangelio, y vigila y espera la venida del Señor para que la eleve al reino celestial. En los últimos años, Li Qingxin ha visto que varios grupos religiosos e iglesias se están quedando cada vez más desoladas. En cambio, el Relámpago Oriental tiene cada vez mayor dinamismo, a pesar de la condena y persecución frenéticas del Gobierno comunista chino y los círculos religiosos. Cada vez aceptan el Relámpago Oriental más ovejas buenas y líderes de diferentes denominaciones y grupos religiosos. Por tal motivo, Li Qingxin hace examen de conciencia. En concreto, ha visto que los pastores y ancianos de los círculos religiosos no vacilan en inventarse distintos tipos de rumores y tonterías para condenar y manchar el nombre de la Iglesia de Dios Todopoderoso. Incluso se coordinan con el Gobierno comunista chino para detener a predicadores del Relámpago Oriental. Intuye que las obras y los actos del pastor y el anciano se desvían del camino del Señor, y se da cuenta de que tal vez sea el camino verdadero y la manifestación y obra del Señor todo aquello a lo que el Partido Comunista de China y los círculos religiosos se oponen y condenan ferozmente. A continuación, ella y algunos compañeros deciden buscar e investigar el Relámpago Oriental, pero se encuentran con toda clase de obstáculos y problemas por parte del pastor y el anciano. Al leer las palabras de Dios Todopoderoso y escuchar el testimonio de los predicadores de la Iglesia de Dios Todopoderoso, Li Qingxin y los demás aprenden a discernir los rumores y falacias del pastor y el anciano. Así comprenden su deleznable intención y sus siniestros engaños al impedir que los seguidores investiguen el camino verdadero y ven claramente el verdadero rostro hipócrita del pastor y el anciano. A viva voz, Li Qingxin y los demás les dicen al pastor y al anciano religiosos: «¡No os metáis en nuestros asuntos!». Finalmente, logran deshacerse de la trampa y la esclavitud del pastor y el anciano y regresar ante el trono de Dios.

Los desastres son frecuentes. ¿Quieres saber cómo recibir al Señor antes de los grandes? Contáctanos ahora y exploremos juntos para encontrar el camino.
Contáctanos
Contacta con nosotros por WhatsApp

Deja un comentario

Compartir

Cancelar